Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#VocesADN | Los niños invisibles

Lograr que los menores del país tengan acceso a una vida digna es tarea de todos, no algo que se le pueda encargar solo a los políticos, opina Caleb Ordónez Talavera.
Niños de México
Los obstáculos. La pobreza, la desnutrición, la falta de acceso a la educación y la violencia son algunos de los problemas que aquejan a los menores mexicanos.

Nota del editor: Caleb Ordóñez Talavera (1984) es abogado, comunicador y especialista en Periodismo digital por la Universidad Complutense de Madrid. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Hace algunos años conocí a “Juanito” en un centro de rehabilitación para menores de edad llamado Libres por amor, en la ciudad de Chihuahua. Me impresionó que era tan pequeño para estar recluido en dicha casa hogar. El director me explicaba la situación: “Juanito era una mascota de sicarios”, la respuesta me confundió aún más. “Cuando hacen sus rondas por las calles, los sicarios suelen aburrirse, por lo que en ocasiones toman a algún niño del barrio para acompañarlo y enseñarlo a delinquir”. El pequeño de apenas siete años ya se había convertido en asesino y su paga eran latas de thinner que lo tenían convertido en un adicto a los enervantes. Le habían robado la inocencia, como a miles de niños alrededor del país.

En México, 3.2 millones de niños entre cinco y 17 años trabajan actualmente; de ellos, según datos del INEGI, se estima que 30.5% trabaja en el sector agropecuario, 25.9% en el comercio y 24.6% en el sector servicios. El resto, al no conocerse su oficio, se cree que son franeleros, vendedores ambulantes, vagoneros del Metro, “halcones” para grupos criminales, “burreros” en la frontera y niños sicarios. El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, afirmó que en 2018 al menos 460,000 niños formaban parte de las filas del crimen organizado, lo cual da como resultado un incremento de 153% en dichos integrantes.

Recomendamos: La infancia en México: entre la violencia y la falta de protección

7.6 millones de menores no asisten a la escuela

Publicidad

La realidad es escalofriante cuando se habla de violencia y abuso físico-sexual. En el primer trimestre de 2019, ocurrieron 285 homicidios dolosos contra la población de cero a 17 años y cada día mueren en promedio tres menores víctimas de la violencia, según la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Mientras que, en las escuelas, la violencia escolar podría alcanzar a 19 millones de niños y adolescentes entre primaria y secundaria que son víctimas de alguna agresión verbal, física y psicológica diariamente.

En el hogar, los números también son altamente negativos; en su último informe, la UNICEF señaló que más de 63% de niñas y niños sufre violencia física por algún familiar o persona cercana. En algunas zonas de México, el abuso sexual contra niños y niñas menores de cinco años aumentó hasta 305% y el crecimiento de la pornografía y el turismo sexual también va a pasos agigantados, señaló el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna).

Intervención inmediata

El pasado 30 de abril, más de 200 niños que acompañaron al presidente en su tradicional rueda de prensa mañanera sufrían en verdad. El sueño carcomía su atención, algunos de plano se quedaron dormidos. Llegaron de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Michoacán, Estado de México y Tlaxcala (son parte del 51.6% de niños que viven en pobreza). Mientras desayunaban en el Patio Central de Palacio Nacional, López Obrador daba un sentido mensaje y señaló un problema que pudiera ser clave para beneficiar y cambiar la situación de los más pequeños: “Estamos procurando que se tenga derecho a la educación, que la educación no sea un privilegio sino un derecho de todos”, con lo que prometió más de 10 millones de becas, en todos los niveles.

Si hay pacto, se puede

El pasado 26 de abril, pasó algo extraordinario en la Cámara de Diputados, mientras debatían una minuta que les había llegado del Senado, para otorgar licencias con goce de sueldo a los padres de niños que han sido diagnosticados con cáncer y los puedan atender. El dictamen tenía el consenso de todos los partidos políticos e, inexplicablemente, el grupo mayoritario de Morena intentó incluir una reserva para que los recursos se dieran hasta el 2020. Al darse cuenta de esto, todos los partidos de oposición se unieron para tomar la tribuna y exigir que no se aprobara ninguna reserva y el dictamen pasara íntegro y se aplicara inmediatamente. Pasaron horas y nadie cedía, hasta que el coordinador de morena, Mario Delgado, tomaba control de la situación y, al ver que Twitter ya se había encendido con el hashtag #ElCáncerNoPuedeEsperar, decidió hablar con el coordinador de su partido en el Senado, Ricardo Monreal, y acordaron con la asociación Cáncer Warriors, que sería enviada al Senado y el mismo 29 de abril sería votada. Así sucedió: con el voto de todos y cada uno de los senadores, el dictamen fue aprobado. ¿Quién ganó? Ningún partido, sino los niños con cáncer del país.

Lee: El Congreso avala licencias para padres de niños con cáncer

Ese tipo de milagros de poner a todos los partidos políticos en sintonía suceden cuando se tocan el corazón, cuando se ven reflejados, cuando se dan el tiempo de entender los problemas que aquejan al grupo más vulnerable de la sociedad: los niños.

Sí, como dice el presidente AMLO, necesitamos la educación como un ancla para millones de niños que están condenados por la violencia, la miseria y todos los flagelos anteriormente señalados. Pero con una estrategia diseñada especialmente para “salvar” a la infancia mexicana que vaya más allá de los sindicatos de maestros y los partidos políticos. La amenazada situación de la niñez mexicana es una responsabilidad de todos, no se trata de “encargárselos” a los políticos. Hagamos visibles a esos millones de niños que sufren en un país donde no son prioridad.

Es hora de preguntarnos internamente: ¿Qué estoy haciendo por un niño que necesita mi atención?

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad