Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#VocesADN: Los retos que ya debe asumir el nuevo presidente

El reto es cambiar del discurso de choque característico de una campaña electoral a una narrativa conciliadora, pero respaldada con acciones concretas y palpables, opina Don Porfirio Salinas.

Nota del editor: Don Porfirio Salinas es híbrido de política, iniciativa privada y escenario internacional. Priista orgulloso de “el valor de nuestra estirpe” (Beatriz Paredes dixit); antagónico al Peñismo, que atentó contra esta estirpe. Convencido de la política como instrumento de construcción de país, desde cualquier trinchera. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

CIUDAD DE MÉXICO, (ADNPolítico) - El sábado inició formalmente el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, dando fin a la era del peñismo y el calderonismo, que tanto dañaron la gobernabilidad democrática del país.

El presidente López Obrador asume como el de mayor respaldo social en nuestra historia reciente. Respaldo entendible ante la cantidad de excesos y abusos de los últimos 18 años, que mermaron las posibilidades de movilidad social, de oportunidades, de igualdad, y de paz.

OPINIÓN: La indisciplina económica que AMLO debe evitar

El nuevo presidente supo identificar y señalar en campaña las grandes problemáticas sociales que hoy atraviesa México, y supo comunicarse de manera empática con un amplio segmento de la población directamente afectado por estas problemáticas, y por el desinterés de los gobiernos.

Amén de que muchos esperábamos un discurso más digno de un estadista que de un candidato, el sábado ante el Congreso de la Unión el presidente atinadamente repitió que la crisis que hoy vivimos se originó por el predominio de la corrupción, pública y privada, alimentada por el influyentismo.

Publicidad

OPINIÓN: Los retos financieros del gobierno de AMLO

Y nuevamente hizo referencia a la serie de vicios, injusticias y excesos de un régimen neoliberal que estaba profundamente anquilosado y desconectado de la sociedad, reiterando la promesa de realizar un cambio de régimen, la cuarta transformación política de México.

López Obrador arranca su gobierno con críticas al modelo neoliberal

Si el neoliberalismo es o no el culpable, es altamente debatible. Lo que no es debatible es que el distintivo de, al menos, los últimos dos sexenios ha sido el de la corrupción rampante. Y tampoco es debatible la manera en que se casaron el poder político y el económico, en detrimento del país.

OPINIÓN: Los retos políticos del gobierno de AMLO

Publicidad

Para resolverlo, el presidente se comprometió a un proceso de reconciliación nacional, basado en la concordia. Aseguró que pondrá orden a la cúpula del poder, que su gobierno representará a todos, y que privilegiará el tan anhelado Estado de Derecho. Nadie puede estar peleado con esto.

Sin embargo, las acciones durante el periodo de Transición nos han dejado con muchas dudas sobre la forma en la que gobernará, y si realmente habrá un cambio de fondo y no solo de formas.

OPINIÓN: AMLO y su política de la reparación de la dignidad

De julio a la fecha hemos visto una serie de cambios de señales entre lo que se dijo en campaña y las acciones anunciadas por el entonces gobierno electo; además de algunos excesos importantes.

Hoy que ya asumieron formalmente el gobierno, hay un reto fundamental: demostrar congruencia entre el decir y el actuar; entre lo prometido y lo propuesto; entre la expectativa y esperanza generadas y las acciones de gobierno.

OPINIÓN: Los desafíos en política exterior en la era AMLO

Publicidad

El reto es dejar atrás las declaraciones a la ligera, espontáneas o sin sustento, que generan incertidumbre; no solo en los mercados, sino con todos los actores de la sociedad.

El reto es demostrar madurez, y que hay entendimiento sobre las complejas tareas de gobierno y lo que se requiere para abordarlas de manera no solo eficiente, sino eficaz.

OPINIÓN: México y EU, cada quien con su populismo nacionalista

El reto es entender que una verdadera reconciliación nacional implica atender la profunda polarización social que hoy vivimos, en buena medida por las agresivas campañas electorales que hemos visto desde hace muchos años.

El reto es recuperar la gobernabilidad democrática, estableciendo un diálogo real con todas las fuerzas políticas, a pesar de ser la fuerza mayoritaria, y no solo imponiendo esa mayoría.

OPINIÓN: AMLO, ¿un enigma o un dilema?

Publicidad

El reto es recuperar la solidez de las instituciones que tanto debilitaron los últimos gobiernos, en lugar de afectarlas más con decisiones a modo, como consultas sin rigor ni seriedad que lejos de escuchar a la sociedad sirven para legitimar malas decisiones ya tomadas.

El ritual y discurso de Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo

El reto es lograr un verdadero Estado de Derecho, contribuyendo a la construcción de contrapesos sociales, que tanto hacen falta en nuestro país; no solo gobernar con los afines o cercanos.

El reto es cambiar del discurso de choque característico de una campaña electoral a una narrativa conciliadora, pero respaldada con acciones concretas y palpables.

OPINIÓN. Nuevo gobierno: los principales pendientes de la agenda pública

Publicidad

El reto es asegurar un equipo equilibrado, dando cabida a las voces críticas en lugar de privilegiar solo a quienes asientan a cualquier idea o instrucción. Quienes en su gabinete generan incertidumbre, ya sea por desconocimiento de los temas, por inmadurez o por radicalismos, serán su mayor riesgo. Debe arropar a las voces valiosas y experimentadas.

El reto es demostrar capacidad y conocimiento del marco legal y normativo, para promover los cambios que realmente se necesitan para modernizar al país y sus instituciones.

OPINIÓN: ¿Qué sigue para México ahora que AMLO entra al poder?

El reto es impulsar un Congreso profesional y autónomo, capaz de realizar esos cambios institucionales; y dejar de lado la mala calidad del trabajo legislativo y la soberbia de la fuerza mayoritaria de los últimos meses, particularmente en Diputados.

El reto es demostrarnos, a quienes votamos por hartazgo coincidiendo en la necesidad de un cambio, que vale la pena darle el beneficio de la duda.

El compromiso de AMLO que se sella con un “me canso ganso”
Publicidad

El reto es gobernar para todos, como lo prometió, y no solo para algunos, como lo hizo al cambiar la ley para nombrar a alguien en el SAT que claramente no cumple con el perfil; o a un impresentable en el FCE, en lugar de arreglar de fondo el problema real que tenemos de nacionalidad.

OPINIÓN: ¿AMLO tiene una buena estrategia anticorrupción?

El reto, señor presidente, es entender que a partir del pasado sábado ya son gobierno, que las campañas y los discursos fáciles quedaron atrás, que la tarea de gobernar implica mesura y responsabilidad, que México somos todos y que la inclusión debe demostrarse con hechos y no con palabras.

El reto es demostrar que el cambio será verdadero pero, sobre todo, que el cambio será para bien.

OPINIÓN: El consejo asesor empresarial de AMLO, una estrategia para la unidad

Publicidad

Usted y sus aliados nos han repetido que esto no es una época de cambio, sino un cambio de época. Como lo dijo hace poco la senadora Beatriz Paredes: “Bienvenido un cambio de régimen, si es democrático. Bienvenido un cambio de régimen si fortalece a las instituciones democráticas."

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad