Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: La suerte está echada, ¿cuál será la imagen del nuevo presidente?

A unos escasos días de las elecciones es evidente que los candidatos lucieron un poco más tensos en cuanto a la forma de comunicar, opina Ximena de Icaza.

Nota del editor: Ximena de Icaza es directora de la empresa “Imagen en Equilibrio”. Realizó sus estudios en Barcelona, España, como Asesora de Imagen y una Maestría en Protocolo, Relaciones Públicas y Comunicación. En el sector público ha asesorado a diversas figuras de la política como legisladores federales, gobernadores y secretarios de Estado, así como candidatos a la presidencia. En el sector privado ha colaborado con empresas trasnacionales y nacionales como P&G, Televisa, Henkel, Banamex, entre otros. Síguela en Instagram en @ximenadeicaza y en Facebook . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de la autora.

(ADNPolítico) – El tercero y último debate, de nuevo pan con lo mismo. Con un formato como de mesa redonda, el tercer debate se limitó a enunciar los grandes temas de la problemática nacional.

A unos escasos días de las elecciones es evidente que los candidatos lucieron un poco más tensos en cuanto a la forma de comunicar.

OPINIÓN. #TercerDebate: la imagen no se limita solo a la manera de vestir

Publicidad

Ricardo Anaya y José Antonio Meade lucharon constantemente por argumentos agresivos y atacaron a Andrés Manuel López Obrador. AMLO, displicente; Jaime Rodríguez 'El Bronco', consiente de su segura derrota, volvió con los mismos disparates. Sin mayores cambios en sus atuendos, con excepción de Meade, quien cambió el color de su corbata.

nullRicardo Anaya

Podemos decir que Anaya fue el más consistente de los tres en cuanto a su selección de prendas y la manera en que se comunicó. Nuevamente lo vemos con pulcritud, el corte italiano en su saco y la corbata estrecha le aportan una imagen más jovial.

OPINIÓN: El tercer debate y la definición de Anaya

Publicidad

Los colores que utilizó fueron contratantes: azul marino y blanco, que transmiten una imagen de autoridad y seguridad, aunado a los movimientos determinantes a la hora de hablar y comunicar sus ideas.

nullJosé Antonio Meade

Al tener un temperamento suave, el color rojo de los debates anteriores era mucho mejor opción que el verde del actual debate, ya que la daba una imagen un poco más enérgica. Aunque bien, el verde le hizo distinguirse un poco más de López Obrador. Es un color mucho más equilibrado que el rojo y menos agresivo.

OPINIÓN. #Tercer debate: ¿será suficiente?

Publicidad

El nudo de su corbata se veía demasiado grande, como bien dice la regla… "un nudo de corbata no debe sobrepasar el tamaño de una pelota de golf”, sobre todo en Meade, cuyo rostro es muy alargado, al igual que su cuello, debe contrarrestarlo con un nudo tipo windsor (ancho y más corto) para balancear la longitud de ambos.

El mayor tiempo del debate, Meade mantuvo ambos codos sobre la mesa, cruzando las manos, su torso se inclinó hacia el frente y ancló los codos sobre la mesa. Esta postura cierra canales de comunicación y provoca que sus hombros se encorven y suban ligeramente haciendo la postura mejor conocida como “efecto tortuga”, comunicando una imagen muy tensa y poco natural.

nullJaime Rodríguez 'El Bronco'

Los colores de su vestuario eran los mismos que el debate anterior, dando una imagen enérgica y de autoridad. Los cortes y las formas de sus prendas nuevamente las vemos grandes, reforzando una imagen desaliñada y despreocupada.

Publicidad

OPINIÓN. #TercerDebate: ¡cuidado con las finanzas públicas!

Los puños de la camisa sobresalían demasiado del saco y robaban demasiado la atención, en este caso es importante que las muñecas, manos y brazos, siempre luzcan impecables, ya que es la zona del cuerpo que acompaña constantemente las palabras al hablar, por lo que es imposible que pasen desapercibidas.

nullAndrés Manuel López Obrador

En esta ocasión vemos a AMLO bien peinado, por fin el pelo le queda quieto pero sin una gota de gel, por lo que el cabello luce natural y suave. El color de su corbata favoreció su tono de piel y el contraste de colores en sus prendas (camisa blanca, traje azul medianoche y corbata guinda) le aportan una imagen seria y de autoridad.

Publicidad

VIDEO. OPINIÓN: PRI y PAN ¿podrán cambiar el panorama que hasta hoy pintan las encuestas electorales?

Su lenguaje corporal lo vemos más mesurado que el debate anterior, cuidando más su gesticulación a la hora de recibir los ataques y mesurando el movimiento de sus manos.

La suerte está echada, ¿cuál será la imagen del nuevo presidente?

null Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Recomendaciones

Publicidad