Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN. #Tercer debate: ¿será suficiente?

Los tres ejercicios nos dejaron algunas enseñanzas: más allá del rating y del impacto en las encuestas, los debates dieron de qué hablar, señala Martín Gou.

Nota del editor: Martín Gou estudió Ciencia Política en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Síguelo en Twitter en @FMGou . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(ADNPolítico) – El día de ayer concluyeron la serie de debates organizados por el INE. A mi parecer, el tercer debate fue el menos pirotécnico y el que más propuestas tuvo (ojo, comparado con los otros dos); sin embargo, resultó un poco denso por la cantidad de temas. En su conjunto, los tres ejercicios nos dejaron algunas enseñanzas: más allá del rating y del impacto en las encuestas, los debates dieron de qué hablar.

OPINIÓN: El tercer debate y la definición de Anaya

El cambio en los formatos permitió que juzgáramos las estrategias de los candidatos, sus propuestas (o la falta de ellas), su credibilidad, la participación de la ciudadanía y hasta el rol de los moderadores.

Pero no todo es jardín de rosas. Momentos antes del debate, el mismo arreglo institucional que permitió esos encuentros, anunció que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (de la PGR) atraería el caso de presunto lavado de dinero del candidato Ricardo Anaya. Intentar usar de forma selectiva la justicia, o cualquier otra institución pública, arremete directamente contra nuestro arreglo democrático. La fiesta de la democracia parece darse en un entorno donde no todas las personas son iguales ante la ley.

OPINIÓN. #TercerDebate: ¡cuidado con las finanzas públicas!

Publicidad

Dicho lo anterior, van algunas observaciones sobre el debate:

Andrés Manuel López Obrador

El candidato de las fórmulas sencillas. Aunque fue poco claro con sus propuestas para combatir la desigualdad, ha logrado capitalizar la idea de que su diagnóstico es el correcto. En la lucha contra la corrupción, AMLO encuentra los ceros que le faltan al gasto público, los puntos porcentuales que le arrebataron al crecimiento económico y la caja chica de los programas sociales.

Comparto que la técnica y la política no se deben eclipsar entre ellas, pero me hubiera gustado escuchar un poco más sobre el cómo. Me preocupa que no es muy claro con la división de poderes (su argumento sobre la reforma educativa y la posición del Ejecutivo vs “y ni a ti te voy a meter a la cárcel”, refiriéndose al candidato Anaya).

null

Publicidad

Ricardo Anaya

El candidato réplica. Insiste en hacernos creer que son ellos contra él, pero la idea que permea es que son ellos contra ellos mismos. Sus argumentos y pruebas, aunque pulcros y bien ejecutados, carecen de causa. Mientras que uno de los moderadores mencionaba con sorpresa que hay telesecundarias sin electricidad, él propuso tabletas o teléfonos inteligentes para todos.

La justicia parece menos justa en sus labios, a pesar de ser el único que mencionó a los 43 desaparecidos, la Casa Blanca y el caso Odebrecht. Le brilla la cara al desenfundar un “¿Puedo replicar?”.

null

José Antonio Meade

Publicidad

El candidato del PRI. Domina los datos del servicio público y es el primero en señalar las deficiencias técnicas de las propuestas ajenas. Su gran problema es que esos datos son producto de administraciones donde él participó y esas sugerencias no fueron implementadas durante sus gestiones.

La película de AMLO podría ser la tercera parte de una trilogía de terror, la diferencia es que las primeras dos películas ya se filmaron. Ser el hijo pródigo del statu quo no está siendo muy taquillero alrededor del mundo.

null

Jaime Rodríguez 'El Bronco'

Publicidad

El candidato 'standupero'. El argumento que más repitió fue el de quitar a los flojos del gobierno… sobre todo a los que no ayudan a conseguir firmas. Sigue siendo muy irónico que su fortaleza sea criticar a los partidos y políticos de siempre. Su rating sube cuando no habla en serio.

VIDEO. OPINIÓN: PRI y PAN ¿podrán cambiar el panorama que hasta hoy pintan las encuestas electorales?

Concluyo mi percepción del debate con lo siguiente: con base en los resultados presentados por los distintos agregadores de encuestas, antes que una cuarta transformación, estamos frente a una tercera alternancia que se va a encontrar con un México polarizado y lleno de expectativas (ambas con justa razón).

El hecho de que el consenso se encuentre alrededor de un diagnóstico distinto sobre los problemas no es poca cosa, pero, ¿será suficiente?

null Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad