OPINIÓN: Segundo debate, ¿quién ganó en la sangrienta batalla?

Para nadie es un secreto que Anaya y Meade luchan por posicionarse en un segundo lugar para poder recibir el apoyo de los antiAMLO, opina Caleb Ordóñez.
Descifrar los golpes del segundo #DebateINE

Nota del editor: Caleb Ordóñez Talavera (1984) es abogado, comunicador y especialista en Periodismo digital por la Universidad Complutense de Madrid. Síguelo en Twitter como @CalebMx. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(ADNPolítico) – La tensa calma se apoderó del país apenas terminaba el encuentro de la final de futbol. Apenas pasaron unos minutos y en la Ciudad de México se escuchaba la alerta sísmica, un preámbulo nada agradable para el segundo debate. Muy lejos de la capital, en Tijuana todo estaba preparado.

OPINIÓN: El segundo debate no ha definido la elección y tendrá poco impacto

La Universidad Autónoma de Baja California se vestía de gala para recibir a “la crema y nata” de la clase política del país, con un clima demasiado fresco para ser finales de mayo, pero con un fervor en las calles aledañas del recinto universitario que iban llenando los seguidores de los cuatro contendientes a la presidencia.

Tijuana no está acostumbrada a este tipo de eventos, pero no falló. Todo estuvo bien preparado para el segundo round entre José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Jaime Rodríguez "El Bronco” y Andrés Manuel López Obrador, quienes llegaron en ese orden a su cita con los ciudadanos y moderadores, además de tener a millones de testigos que los presenciaron por radio, televisión e internet.

OPINIÓN: Un debate de poca calidad, más de acusaciones que de propuestas

Ya se sabía: Habría pelea, pues desde antes los mismos candidatos fueron “calentando” el evento, tanto Anaya golpeando una pera de box y José Antonio Meade asegurando que demostraría que sería el “más chingón”.

Golpes y más golpes

Desde el inició del debate las hostilidades se hicieron presentes, el novedoso y gustado formato del INE donde los candidatos pudieron caminar e incluso retar a sus contendientes se sumó a la presencia dominante, y para algunos protagónica, en todo tiempo, de los moderadores León Krauze y Yuriria Sierra.

Esta nueva dinámica se asimilaba a un ring, donde enardecidos, los seguidores de los candidatos peleaban desde las redes sociales, con millones de “memes”, comentarios y toda muestra de apoyo por su favorito.

Lee: Los memes y frases del segundo debate presidencial

El internet sufrió ayer el “oleaje” de millones de participaciones de los mexicanos que tenían frente a sus ojos al próximo presidente de la República y el debate podría o no mover las tendencias hacia el primero de julio. Por eso la emoción se sentía desde Tijuana e iba inundando al país.

Los golpes iban de un lado a otro. Fue Anaya el que empezó desde el primer minuto atacando a AMLO, como emulando su video difundido en redes, quería tener en las cuerdas al tabasqueño, recordándole que su hijo había estudiado en España “¿No que muy nacionalista?” soltaba el panista no sin antes llamarle “hipócrita”.

Calificativos y señalamientos en los momentos álgidos del segundo debate

Anaya lucía al principio disfrutando y preparado. Pero el momento incómodo pareciera que “destanteó” la estrategia del queretano; cuando pensaba dar un golpe artero acercándose a López Obrador, la reacción del puntero de las encuestas fue fenomenal: “¡Voy a cuidar mi cartera!” (levantándola y arropándola entre sus brazos), lo que hizo que los ciudadanos presentes en el foro soltaran naturalmente una carcajada, lo que hizo que Anaya tartamudeara, desde ese momento no fue el mismo, luego López Obrador lo arremetió con el famoso “Ricki Riquín, canallín”.

Mientras tanto, Meade tenía claro lo que tenía que hacer: Mostrarse un experto en los temas de relaciones exteriores, migración y comercio. El representante del PRI-Verde-Nueva Alianza supo lanzar un par de golpes arteros, le dijo a AMLO de frente: "Una secuestradora está libre y será Senador plurinominal por Morena. Esto, Andrés Manuel, queda en tu consciencia", mientras que a Anaya le dijo “Se necesita ser muy cínico, muy cínico, para haber sido presidente de la Cámara de Diputados, encargados de las parlamentarias, sin haber tenido un solo resultado en beneficio de los migrantes y venir aquí”.

Lee: Los tres 'chispazos' ocurridos en el segundo debate presidencial

Y aunque una vez más Anaya en réplica le llamaba “hipócrita”, los golpes al panista parecían afectarlo más que a sus adversarios, el panista en este debate decepcionó a muchos. Del otro lado el único independiente, “El Bronco”, parecía que solo veía a lo lejos, pues así se mantiene en las preferencias electorales.

Un debate revelador y ganador

Luego de que pasaron los minutos, el formato del debate demostraba ser exitoso, pues hacía lucir y contrastar a los candidatos. El INE ganó en muchas maneras por esta dinámica, muestra que quiere acercarse de manera directa a los ciudadanos sin ocuparse por la reputación de los políticos.

Lee: En el día después del segundo #DebateINE, esto dicen los candidatos

A las afueras del foro logré platicar con un par de ciudadanos que participaron, sinceramente quería saber qué tan “naturales” los había escogido el Instituto. Me sorprendí de los perfiles, pues era gente que podría ser tu vecino, con temores y necesidades reales. Personas se pararon frente a los candidatos y aunque algunos de ellos fueron dominados por el nerviosismo, supieron representarnos, pues todas las preguntas estuvieron bien estructuradas y mostraban el sentir de millones de paisanos que hoy viven un país convulsionado.

La sangrienta batalla había terminado. Las luces se apagaban en el gimnasio de los “cimarrones” de la UABC, el improvisado foro era desmantelado y el debate sería un recuerdo anecdótico para la historia de la ciudad fronteriza. Los candidatos se retiraban, uno a uno, a sus hoteles. Los invitados especiales y compañeros de la prensa dejaban el lugar y un denso silencio se apoderaba de la universidad y calles aledañas. Pero el ruido estaba en otro lugar.

Así fue el segundo debate entre candidatos a la presidencia de México

Más de 2.4 millones de mensajes sobre el debate abarrotaron Twitter, en Facebook no era la excepción y las decenas de miles de memes se movían en grupos de WhatsApp. El post-debate suele tener un peso más importante que el mismo evento, la discusión y percepción de los ciudadanos puede ser determinante.

Para nadie es un secreto que Anaya y Meade luchan por posicionarse en un segundo lugar para poder recibir el apoyo de los antiAMLO; sin embargo, ayer ninguno logró despegarse del otro. AMLO parece que camina, con calma, hacia la presidencia. Pueden golpearlo una y otra vez, pero si no hubo un knock out en el primer y segundo debate, las preferencias que tiene no solo podrían confirmarse sino multiplicarse.

Lee: Los claroscursos en las propuestas de los candidatos sobre México y el mundo

Por eso creo que López Obrador vuelve a ganar mucho más que sus adversarios y puede presumir ese título de “triunfador del segundo debate”, considero que Meade lució más que Anaya y “El Bronco” pues es y seguirá siendo ese personaje que nos hace reír.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
#ElDíaEn5: Entre conteos y reunión de AMLO con empresarios
Te Recomendamos
×