Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La infancia en México: entre la violencia y la falta de protección

Expertos consultados expusieron que la falta de presupuesto, la impunidad, la corrupción y la falta de protección han contribuido al clima de violencia que enfrentan los menores.
Infancia
En riesgo. Diversos factores ponen en riesgo a los menores mexicanos, quienes representan alrededor de 30% de la población actual.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Tres hechos violentos registrados en una sola semana en distintas partes del país, en los que cuatro menores de edad fueron las víctimas, son una muestra de la inseguridad que enfrenta la infancia en México, la cual se ha deteriorado por la corrupción, la impunidad y la falta de presupuesto para proteger a la niñez, de acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

La muerte de un bebé de 1 año de edad en Minatitlán, Veracruz; las lesiones por arma de fuego que padecieronun niño de 10 años y un bebé de 8 meses en Comalcalco, Tabasco, y el asesinato de otro menor de edad, en una matanza en el municipio deHuimanguillo, en este último estado, son situaciones ante las cuales expertos en la materia exigen al gobierno políticas públicas fuertes y un verdadero compromiso hacia la niñez.

Te puede interesar: Niñas y niños desaparecidos, otro reto urgente para el nuevo gobierno

De acuerdo con información dada a conocer por la Redim, basada en cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el primer trimestre de 2019 ocurrieron 285 homicidios dolosos contra la población de cero a 17 años, es decir, 3.2 homicidios diarios.

Para Nancy Ramírez Hernández, Directora de Incidencia Política de Save the Children, este número de asesinatos no es nada nuevo, pues desde que el expresidente Felipe Calderón inició su ofensiva contra el crimen organizado “empezamos a ver un mayor número de asesinatos de niñas y niños”.

A estos indicadores se suman las agresiones que viven los menores en entornos como la escuela o el hogar, en el que de acuerdo con los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil del INE, 40% de los encuestados respondió haber recibido o estar sufriendo algún tipo de violencia en el hogar, que van desde golpes a groserías. En este mismo ejercicio, las principales demandas de los menores iban dirigidas a que existiera seguridad y no más corrupción.

Publicidad

Conoce más: Niños y adolescentes demandan acabar con violencia y corrupción

¿Qué hay detrás de la violencia contra los niños?

Juan Martín Pérez García, director de Redim, identifica una triada de factores que han detonado la violencia contra la niñez: “impunidad, corrupción y escaso presupuesto”.

“Necesitamos política pública, no programas, no declaraciones, sino política pública, es decir un marco de ley, que ya está, instituciones del estado que ya están, y lo que le falta es articularse entre las propias autoridades federales, la estatal y municipal, y para eso necesitamos un jefe del estado mexicano, que tenga como prioridad a los niños, niñas y adolescentes, para que junto con el Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, articulen en un formato de red todo el esfuerzo a favor de la niñez”, explica Pérez García en entrevista con ADNPolítico.

Nancy Ramírez coincide en este punto y destaca que para ella el Estado mexicano ha fallado pues al día de hoy no se tiene un sistema realmente fuerte que logre proteger y restituir los derechos cuando estos han sido violentados.

“El Estado invierte muy poco en la protección de niños y niñas...De entrada no hay una priorización por atender el derecho a la protección y las políticas públicas pues evidentemente no han funcionado, no han respondido a las causas que se encuentran a la raíz del problema de la violencia que tiene que ver con: la cultura patriarcal, el sentido de apropiación de las niñas y niños y desde luego el tema de las desigualdades y la exclusión que hace que la cohesión social se pierda”.

Recomendamos: Niños con cáncer piden apoyo a AMLO

¿Cómo afecta la inseguridad a la niñez?

Nancy Ramírez considera que el entorno violento al que se someten niños y niñas, los mantiene viviendo en “un estrés tóxico”.

“Este miedo constante tiene implicaciones que puede llevarlos a: aparición de estrés postraumático; sentimientos constantes de miedo; ansiedad; que desde luego impacta en el desempeño académico e incluso que los lleva al abandono escolar”.

Juan Ramón destaca que la violencia no es un tema que afecte a futuro, sino que desde el momento que la viven y crecen en ella se convierten en niños y niños sin futuro, que aprenden bajo este código de relación; que la reproducen en su entorno y que van entendiendo que el poder se obtiene y se conquista sobajando a otros.

“Un niño violentado reproduce la violencia y entonces conocemos así los niños que agreden. Tenemos a otros niños que no tienen vínculos emocionales con sus padres y a niños que cuando sean adultos, incorporarán patrones de violencia a su conducta”.

¿Cuáles son los pendientes del gobierno?

Tanto el director de la Redim como la representante de Save The Children México, hicieron un llamado al presidente López Obrador para que retome en su agenda de gobierno los compromisos que firmó el pasado 30 de abril y que contemplaban los siguientes 9 puntos:

  1. Fortalecimiento institucional del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).
  2. Inversión pública para la niñez y adolescencia: presupuesto participativo y equitativo.
  3. Disfrute del más alto nivel posible de salud.
  4. Protección contra todas las formas de violencia e impunidad.
  5. Educación de calidad e incluyente para todas y todos.
  6. Participación efectiva y sistemática de niñas, niños y adolescentes.
  7. Protección especial a niñas, niños y adolescentes en contextos de movilidad.
  8. Acciones afirmativas a favor de grupos de niñez altamente excluidos.
  9. Estimular el rol de las organizaciones de la sociedad civil como entidades de interés público.

A consideración de ambos representantes de la sociedad civil, al día de hoy el Estado mexicano ha fallado en la protección de la niñez mexicana, dado que ni la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que promulgó Enrique Peña Nieto en 2014, ni la actual administración han pasado del discurso a los hechos, con una estrategia clara y específica en atención a la niñez.

¿Y la sociedad, qué puede hacer?

Frente a la violencia que ha provocado que 8 de cada 10 familias no dejen a sus hijos salir a las calle por miedo a la inseguridad –según cifras del INEGI–, los expertos coinciden que las tareas que tiene la sociedad son:

  • Escuchar e involucrar a los niños, niñas y adolescentes en todos los temas que les afectan para reconocerlos como personas capaces.
  • Dejar de ver a los niños como propiedad, “inventario familiar” o como objetos de protección de adultos.
  • Protegerlos desde la comunidad, no encerrarlos en las casas, recuperando las calles, los barrios, los centros deportivos y todo lo que se pueda para resolver lo que les interesa.
  • Buscar otros mecanismos de relacionamiento con niñas, niños y adolescentes, en el que quede afuera todo tipo de violencia.
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad