Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El bajista de Botellita de Jerez se suicida tras ser implicado en el #MeToo

La banda confirmó la muerte del músico Armando Vega Gil, quien había publicado en redes sociales una carta en la que decía que el suicidio era su única opción ante los señalamientos en su contra.
Armando Vega Gil, Botellita de Jerez
Armando Vega Gil. El bajista de Botellita de Jerez tenía 64 años.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Armando Vega Gil, bajista y fundador de la agrupación musical Botellita de Jerez, falleció este lunes. El músico se suicidó tras haber sido señalado como responsable de un posible abuso sexual en la campaña #MeTooMusicosMexicanos.

El bajista compartió esta madrugada, a través de Twitter, una carta en la que decía que su única opción para "dejar el camino libre a su hijo" era el suicidio, luego de que una mujer —que en el momento del posible abuso tenía 13 años— denunciara de manera anónima que el músico la acosó y abusó de ella.

Horas después, la agrupación Botellita de Jerez confirmó la muerte de Vega Gil, también a través de redes sociales.

La cuenta @metoomusicamx, en la cual se había compartido la acusación, difundió un comunicado en el que señala: "El suicido de Armando Vega Gil es responsabilidad de Armando Vega Gil". Además, asegura que hay responsables de abusos que buscarán "utilizar este doloroso evento para desacreditar al movimiento internacional #MeToo".

Publicidad

La Procuraduría General de la Justicia de la Ciudad de México señaló por su parte, también en un comunicado sobre este caso, que abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo, tras haber encontrado a un hombre de aproximadamente 50 años sin signos vitales en su domicilio en la alcaldía de Benito Juárez.

En su cuenta oficial, el Fondo de Cultura Económica (FCE), a cargo del escritor Paco Ignacio Taibo II, publicó un mensaje para lamentar el hecho, lo que le valió críticas.

El movimiento #MeToo comenzó a cobrar fuerza en México a mediados de marzo, a raíz de que empezaran a difundirse decenas de denuncias contra hombres de los ámbitos literario, cinematográfico, musical, académico y periodístico del país.

Lee: El movimiento #MeToo irrumpe en el ámbito cultural y periodístico de México

Desde entonces, usuarios han creado cuentas y hashtags para difundir los casos, en numerosas ocasiones de forma anónima. Esto último genera controversia, pues, por un lado, quienes defienden esta alternativa señalan que en ocasiones es la única forma en la que las mujeres agredidas se sienten seguras de dar a conocer qué les pasó y, por otro, quienes la critican argumentan que el anonimato incluso abre la puerta a difamaciones.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad