Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: La Caravana y un estadounidense, por una vida mejor para los migrantes

La Caravana Migrante se agrupó en el Ángel para mandar un mensaje al presidente de Estados Unidos. En el lugar fueron acompañados por un connacional de Donald Trump quien los asistió y deseó lo mejor.
Desde el Ángel
Desde el Ángel La Caravana Migrante pidió que el gobierno de Estados Unidos les permita aspirar a una vida mejor. (Foto: Elvia Cruz)

Matthew Philips ofrece agua a los migrantes centroamericanos que han arribado al Ángel de la Independencia. Batalla al momento de preguntar si quieren más, pues habla poco el español. Se trata de un estadounidense que se solidarizó este sábado con la caravana migrante que busca llegar a su país, Estados Unidos.

“Está muy complicado pero tienen que ir (los migrantes) (…) Mi país tiene muchas oportunidades, tienen que ir a buscar una vida mejor”, dice a ADNPolítico.

Este joven de 30 años de edad se organizó con dos de sus amigas mexicanas para comprar galones de agua y vasos y así contribuir “con algo” con estas personas que dejaron Honduras, El Salvador y Guatemala a causa de la violencia y pobreza en Centroamérica.

Un estadounidense
Matthew Philips lleva dos meses viviendo en la Ciudad de México como turista pero ha aprovechado para enseñar a niños de vecinos inglés.
Publicidad

“Tienen derecho a una vida mejor”

Bajo los rayos del sol, Matthew Philips solo se detiene un rato para esta entrevista. Sube y baja las escaleras en busca de saciar un poco la sed de estos centroamericanos, entre los que hay mujeres embarazadas y bebés.

Publicidad

“Ellos tienen derecho a una vida mejor”, agrega el norteamericano cuando se le cuestiona qué opina que Trump ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con México para impedir el cruce de estas familias migrantes.

Matthew Philips lleva dos meses viviendo en la Ciudad de México como turista pero ha aprovechado para enseñar a niños de vecinos inglés.

El Viacrucis Migrante 2018 salió el 25 de marzo de Tapachula, Chiapas, en la frontera entre México y Guatemala. Los organizadores explicaron que a pesar de las amenazas del presidente de Estados Unidos, no detendrán su marcha.

Publicidad
Migrantes
El Viacrucis Migrante 2018 salió el 25 de marzo de Tapachula, Chiapas, en la frontera entre México y Guatemala.

Era más riesgoso quedarse en mi país

Publicidad

Mientras un grupo de los jóvenes migrantes se toman selfies bajo el Ángel de la Independencia o simulan que son reporteros entrevistando a sus compañeros, Morena Mendoza narra que se vio obligada a dejar su comunidad en El Salvador luego de ser violada por un mara.

No contiene el llanto cuando recuerda que dejó encargado a su niño de seis años con su madre. El mayor de 11, lo acompaña en esta caravana.

“Yo le pido al señor Donald Trump que nos deje entrar. Yo no vengo de una pandilla”, indica. Tiene 30 años de edad y en su país trabajaba como mesera en un restaurante.

Al igual que ella, Nancy Guadalupe es madre soltera y también dejó El Salvador junto con su pequeño de dos años de edad a quien tiene en brazos al momento de esta entrevista.

Publicidad

“Yo quiero llegar a Estados Unidos, trabajar y poder ofrecerle un futuro a mi hijo”, dice con esperanza.

Bety es otra de las jóvenes que forma parte de este grupo. Tiene 20 años de edad y lleva ocho meses de embarazo. Huyó de su lugar de origen después de que una de sus hermanas fuera asesinada. Viajar en sus condiciones no lo ve riesgoso, pues cree que corrían más peligro en quedarse en medio de bandas del crimen organizado y la falta de oportunidades, también en El Salvador.

Contra Trump
Los integrantes de la Caravana arremetieron contra el presidente estadounidense Donald Trump.

“Trump tiene que rendirle cuentas a Dios”

Publicidad

Santos Alberto Lino no soportó más las altas rentas y la exigencia del crimen organizado en pagar derecho de piso por lo que cerró su taller mecánico y se sumó a la caravana. Su fin es establecerse en un trabajo en Estados Unidos para poder ayudar a su familia.

“Donald Trump es una persona que no está en sus cabales. No tiene los pies sobre la tierra. No es un ser humano (…) Le va a llegar su día. Él (Trump) tiene que rendirle cuentas a Dios”, añade cuando se le cuestiona sobre la acción que emprendió Trump en su intento de cerrarles el paso.

Para hacer ameno el viaje, de momentos, los jóvenes que conforman el grupo toman el megáfono –que se ocupan para dar indicaciones– para cantar.

Publicidad

Alguien tocó el tema Tres Veces Mojado de Los Tigres del Norte, que precisamente habla sobre migrantes centroamericanos que cruzan fronteras en búsqueda del sueño americano. No todos aguantaron el llanto.

El sentimiento se apoderó. Uno de los organizadores intervino para proponer trasladarse a la embajada de Estados Unidos –que se ubica a una cuadra del Ángel– en donde exigieron alto a la represión. Después, se trasladaron a la Basílica de Guadalupe para pedir llegar con bien a Tijuana este martes.

Antes, en una entrevista, Irineo Mujica del colectivo Puebla Sin Fronteras aseguró que han realizado ocho mil peticiones de asilo para centroamericanos al gobierno mexicano. El encuentro fue aprovechado por Emilio Álvarez Icaza de la agrupación Ahora para comprometerse en legislar en la materia, pues es candidato a Senado por la vía plurinominal en la coalición Por México al Frente.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad