Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las claves del #PlanVsHuachicoleo y su impacto en el abasto de gasolinas

Cambios en la distribución, cierre de ductos, la seguridad de las pipas, esto es lo que sabemos del plan contra el huachicoleo que ha ocasionado críticas contra el gobierno de AMLO.
huachicol
¿Escasez? El presidente insiste en que hay gasolina suficiente en todo el país y es un problema de distribución.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador enfrenta la primera crisis de su administración debido al plan contra el robo de combustibles, conocido como huachicoleo, que ha generado problemas en el abastecimiento de gasolinas en algunos puntos del país.

Pese a las críticas y el enfado de los ciudadanos que ha generado esto, el presidente sostiene que esta estrategia para combatir el robo de hidrocarburos en Pemex –que generó pérdidas de 60,000 millones de pesos en 2018– fue planeada y ya tuvo sus primeros resultados favorables.

Recomendamos: La oposición critica al gobierno por desabasto de gasolina

Estas son las claves para entender el plan del gobierno y su impacto en la distribución de gasolinas.

¿Qué es el PlanVsHuachicoleo?

El pasado 27 de diciembre, el presidente presentó este plan en el que participan 15 dependencias gubernamentales para acabar con el robo de combustibles.

Publicidad

La estrategia contempla diversas acciones como el cierre de ductos, el cambio de personal, investigaciones ministeriales, el cuidado de las pipas y de las plantas por parte de la Fuerzas Armadas, hasta reformas legales para que se convierta en delito grave el huachicoleo.

Desde que se comenzaron a tomar medidas, de acuerdo con López Obrador, se han generado ahorros por 2,500 millones de pesos. Incluso este miércoles el presidente aseguró que el 8 de enero se robaron el equivalente a 27 pipas cuando en la administración pasada el promedio era de 1,000 diarias.

¿Hay escasez de combustible?

El gobierno dice que no, aunque algunos estados (Estado de México, Michoacán, Jalisco, Guanajuato y Ciudad de México) tuvieron conflictos con el abasto a estaciones de servicio.

El presidente ha dicho que hay gasolinas suficientes y más bien se trata de un problema de distribución debido al cierre de ductos para evitar que se sigan robando la gasolina.

Publicidad

Se cerraron ductos de gasolinas ¿poooooor?

López Obrador señaló que en los sexenios pasados se crearon redes de robo gasolina, que existían paralelamente a Pemex, en el que delincuentes estaban coludidos con autoridades y funcionarios tanto de la petrolera como del gobierno federal.

Explicó que en un piso de la Torre de Pemex se hacía el monitoreo de ductos y que cuando se detectaba baja presión se advertía de una fuga, pero en lugar de cerrar el ducto, lo dejaban abierto para permitir el robo.

Sería fácil abrir los ductos y decir: ‘Se normalizó ya la situación’, pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar, tolerar el robo. Eso no lo vamos a hacer, vamos a resistir todas las presiones que sean".

Publicidad

¿Dónde está la gasolina entonces?

El cierre de ductos generó que las gasolinas no se distribuyan con la misma velocidad, pues ahora el 30% del suministro se realiza a través de pipas –que están protegidas por las autoridades– por lo que hay retrasos en la distribución.

“Se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente para evitar el robo; en tanto, estamos cambiando el sistema de distribución, utilizando pipas y esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolinerías”, señaló López Obrador.

Conoce más: AMLO pide actuar con prudencia y no hacer compras de pánico

El desabasto en el Bajío

Entre las medidas para el combate de huachicol está el resguardo de plantas y pipas de Pemex por parte de las Fuerzas Armadas, entre ellas la productora de gasolinas, diésel y otros derivados del petróleo en Salamanca, Guanajuato.

Publicidad

Esta planta provee de combustibles a la región occidente, que surte a las terminales de almacenamiento de zonas como Colima, Zacatecas, Zamora, Aguascalientes, León, Morelia, Uruapan, Celaya, El Castillo, Zapopan, Irapuato, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, según datos de la Secretaría de Energía (Sener), que comprenden estados como Michoacán, Guanajuato, Jalisco, entidades donde se tienen reportadas más tomas clandestinas solo después de Puebla e Hidalgo.

Te puede interesar: Góbers de Michoacán y Querétaro piden fecha para normalizar abasto

¿Cómo llegó la crisis a la CDMX?

Aunado al cambio de distribución que provocó retrasos en el suministro de combustible o falta de gasolinas de manera itinerante –es decir que las estaciones dejan de tener por un rato para luego volver a funcionar–, hubo un problema en el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco.

“Ayer estábamos por resolver el problema aquí y hubo un accidente de un ducto de Tuxpan a Azcapotzalco que fue lo que nos está ocasionando más problemas. No sabemos qué sucedió, si fue intencional, una fuga en el ducto y esto significa reparación, cuidado”, dijo este miércoles López Obrador.

Checa además: CDMX: largas filas, Pemex niega desabasto de gasolina

Publicidad

¿Qué papel tienen las Fuerzas Armadas?

El titular de Sedena, Luis Cresencio Sandoval, explicó la semana pasada que se eligieron 58 instalaciones a las que se les va a dar atención y serán resguardadas por la policía militar, las cuales comprenden seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho y 12 estaciones de rebombeo y control de ductos.

Entre las acciones se tiene contemplada la intervención de personal, el monitoreo y observación de procesos de abastecimiento y reparto, así como la restricción del uso de celulares durante estos procedimientos para evitar que se alerte de la salida de pipas.

¿Cómo van las investigaciones?

En el arranque del plan, el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alejandro Gertz Manero, explicó que al menos tres funcionarios del área de Pemex Logística fueron removidos y enfrentan denuncias penales en relación al robo de combustibles.

También se están haciendo más investigaciones que incluyen al general Eduardo León, encargado del combate al robo de hidrocarburos en la administración de Enrique Peña Nieto .

Publicidad

Ve también: Punto final para quienes saquearon Pemex, dice López Obrador

A la par, desde el Congreso, se pretende calificar el huachicoleo como delito grave y que sean sancionados tanto quienes compran como quienes venden y roban huachicol.

¿Qué hacer en lo que se normaliza la situación?

Las autoridades han pedido tener paciencia, prudencia y no hacer compras de pánico. El gobierno ha insistido en que no hay escasez, sino que es un problema de distribución, por lo que pidió a los ciudadanos “resistir” y no cargar gasolina si no es necesario, mientras que a los transportistas que tengan pipas se les llamó a colaborar.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad