Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo es el avión presidencial? Tiene hasta una caminadora

ADNPolítico recorrió el avión TP-01 José María Morelos y Pavón antes de que despegue hacia California para ser puesto a la venta. Así viajaba Enrique Peña Nieto.
Avión
TP-01. Fabricar un avión como el TP-01 José María Morelos y Pavón toma alrededor de dos años a partir de que hay un interesado.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El avión presidencial tiene una alcoba con cama queen size, baño con ducha y un salón de trabajo con sala, pantallas de plasma y una caminadora eléctrica.

Así viajaba el comandante supremo de las Fuerzas Armadas. Los pilotos tienen espacio para un camarote en donde se puede dormir y un sillón de descanso en un mezzanine.

La parte media del tren de avión es la zona íntima para uso presidencial. Hay una alcoba con dos clósets y un baño amplio con espejos, acabados de mármol y una regadera con paredes de cristal.

Una sala contigua tiene un sillón y una mesa de trabajo para que el presidente pudiera tener alguna reunión. Ahí, en un clóset, se guarda la caminadora eléctrica en la que el expresidente Enrique Peña Nieto —aficionado a correr maratones— podía hacer ejercicio en pleno vuelo.

En la parte frontal del avión hay una zona para el gabinete presidencial, con asientos espaciosos y mesas. La parte anterior —en la que solían viajar los reporteros— tiene asientos con menos espacio y sin mesa de trabajo. En la parte trasera hay una segunda puerta y el área de cocina con cafeteras y refrigeradores.

Publicidad

Para mostrar el TP-01 José María Morelos y Pavón a la prensa este 2 de diciembre, el Ejército cubrió el mobiliario, quitó los servicios del baño y retiró el colchón de la alcoba.

El avión presidencial pasará su última noche en el hangar del Sexto Grupo Aéreo (antes Hangar Presidencial) y mañana será llevado a las instalaciones de Boeing, en San Bernardino, California, a esperar un cliente.

Andrés Manuel López Obrador viajó hoy a su primera gira como presidente de México en un vuelo comercial y se encamina a cumplir su promesas de vender la flotilla de aeronaves del gobierno de la República, incluido el TP-01.

Conoce más: ¡Llévelo, llévelo! El avión presidencial saldrá de México en busca de comprador

Su equipo cree que será posible venderlo pronto, por el tipo de avión de que se trata: un Boeing 787-7, cuya fabricación suele tardar alrededor de dos años una vez que haya un interesado. Es decir, algún magnate, empresa o algún gobierno pueden tener la aeronave de manera inmediata, lo que representa una ventaja para su venta.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad