Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Protestas, miradas, abrazos... lo que no se vio en la toma de protesta

Te contamos con quién se sentó Ivanka Trump, la novia de uno de los hijos del nuevo presidente y otros detalles que no se vieron en la ceremonia del inicio de la llamada Cuarta Transformación.
Ivanka Trump
Ivanka Trump. La hija del presidente de EU fue centro de atención.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).– La ceremonia de toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente constitucional estuvo marcada por el respaldo de su bancada, la oposición del PAN y Movimiento Ciudadano a algunos de los cambios que ha anunciado… pero también por detalles que aunque no se vieron ya forman parte del arranque de la llamada "Cuarta Transformación".

A continuación te contamos algunos de ellos:

1. Ivanka, centro de las miradas. Ivanka Trump, quien acudió como invitada a la toma de protesta y estuvo sentada a lado de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, acaparó los reflectores en la ceremonia y también algunas miradas como la del hijo mayor del presidente mexicano, José Ramón López Beltrán.

Ivanka toma de protesta
Centro de atención. La hija del presidente estadounidense fue una de las invitadas que generó más expectativa a su llegada en medio de la tirante relación que ha tenido México con EU, bajo el mandato de su padre.

2. Andrés Manuel Jr y su novia. El segundo hijo del presidente, Andrés Manuel López Beltrán, acudió acompañado de su novia, la modelo Irene Esser. Su aparición juntos se da a dos semanas de que se difundiera en redes sociales el rumor de que se casarían en un lujoso hotel de Campeche, algo que fue negado. A su salida, el hijo del mandatario evadió comentarios de la prensa.

Andrés Manuel Jr. toma protesta
Después de los rumores. El segundo hijo del presidente, Andrés Manuel López Beltrán, acudió acompañado de su novia luego de los rumores de que se casaría en un hotel de lujo en Campeche.
Publicidad

Lee además: La nueva familia presidencial (que no) llega a Los Pinos

3. Los pocos aplausos de los góbers. El discurso de López Obrador provocó euforia entre sus correligionarios, pero no fue así entre los gobernadores de los estados del país, quienes solo en un par de ocasiones aplaudieron las palabras del presidente. Uno de los temas que más tiene preocupados a los mandatarios, según lo han mencionado, es el tema de los llamados "súper delegados" que serán su intermediario con el nuevo gobierno.

4. Larga charla. A su llegada al recinto como uno de los invitados, el gobernador y senador con licencia, Manuel Velasco —quien se retiró acompañado de Jorge Emilio Martínez, "El niño Verde"— se aproximó al empresario Carlos Slim con quien sostuvo una charla que se extendió por más de 20 minutos antes de la ceremonia. ¿Habrán tratado su plan para el Tren Maya?

5. Las manifestaciones albiazules. Durante la semana, el periodista Álvaro Delgado había anunciado que el PAN alistaba una “sonora protesta” durante la investidura de López Obrador, pero esto no ocurrió. A lo largo del discurso del ahora presidente los panistas mostraron algunas pancartas con las leyendas: “Ocurrencias no, empleos sí”, “denuncias sí, autoritarismo no”, “menos IVA en la frontera”. La inconformidad de los blanquiazules solo arreció cuando el presidente saludó a su homólogo venezolando, Nicolás Maduro, incluso llevaron una pancarta a la tribuna.

6. Los 43, en voz del PAN. Por primera vez en 50 meses, un grupo parlamentario del PAN contó en voz alta del 1 al 43, en alusión a los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014. Lo hicieron en el pleno cuando López Obrador propuso poner punto final a los crímenes del pasado y anunció que no habrá persecución política para ellos.

Publicidad

7. Los pañuelos blancos. Como bancada mayoritaria y a diferencia de lo ocurrido en la legislatura pasada, Morena dejó la estridencia y sacó pañuelos blancos en señal de reconciliación para responder a las protestas de sus opositores. Uno de los momentos en las que los extendieron fue cuando los panistas contaron del 1 al 43.

8. Rioboó, el amigo. El empresario José María Rioboó quien ha estado al centro de la polémica desde la campaña fue otro de los invitados que llegó a la toma de protesta y fiel a su estilo evitó dar declaraciones a la prensa.

9. La pasarela. En la fachada principal de la Cámara de Diputados se instaló una estructura para que reporteros gráficos pudieran captar a llegada del presidente saliente y del presidente entrante, así como de los invitados nacionales e internacionales. Diputados y senadores de Movimiento Ciudadano fueron los únicos que pisaron esta especie de “alfombra roja” a su llegada al inmueble de San Lázaro. Además, aprovecharon para protestar contra el nuevo gobierno por no incluir mujeres en su logo bajo la consigna "no sin nosotras".

10. La cartulina. El 30 de noviembre a las 7 de la noche, el senador del PAN, Gustavo Madero, subió a su cuenta de Twitter una invitación para que sus seguidores le sugirieran una frase que escribiría en una cartulina para exponerla frente a López Obrador. Al final, la frase ganadora que se plasmó en la cartulina fue: “Ni perdón, ni olvido: ¡Justicia!”.

Publicidad

11. Los mariachis callaron. A diferencia de hace seis años, la llegada del ahora expresidente Enrique Peña Nieto estuvo marcada por el silencio. Solo por unos segundos, los priistas intentaron echarle porras, pero se apagaron rápidamente. A su salida, por una de las puertas laterales del recinto, el silencio fue aún más evidente.

12. El popular. Después de López Obrador, el presidente más aplaudido en San Lázaro fue Evo Morales, mandatario de Bolivia. Diputados de Morena corearon su nombre “¡Evo!, ¡Evo!” en más una ocasión. Por el contrario, el más repudiado fue el venezolano Nicolás Maduro –quien estuvo ausente–, a quién incluso el PAN lo llamó dictador en la tribuna de San Lázaro.

Evo Morales
Evo. Diputados de Morena corearon el nombre del presidente de Bolivia.

13. Un “pejeluche” en el recinto. Entre olas y vítores, los diputados de Morena recibieron a López Obrador, entre ellos se encontraba la diputada Lizeth Guerra, de Veracruz, quien para mostrar su apoyo llevó un peluche con la forma del presidente, el cual colocó en su curul.

14. La “tía Tatis” a punto del llanto. La excoordinadora de campaña de López Obrador, Tatiana Clouthier, quien llegó desde temprano al recinto legislativo de San Lázaro, acompañada de su esposo, se mostró conmovida antes del inicio de la ceremonia.

Publicidad

15. Los empresarios. Joaquín Vargas, presidente de Grupo MVS, y Germán Larrea, dueño de Grupo México también asistieron a la toma de protesta de López Obrador.

Empresarios
Joaquín Vargas (izquierda) y Germán Larrea (derecha).

16. El escaramujo. El cantautor, guitarrista y poeta cubano Silvio Rodríguez, y su esposa, Niurka González, no solo estuvieron presentes en el Palacio Legistlativo de San Lázaro, sino que estuvieron entre las personas a las que AMLO agradeció en su discurso.

Poeta
Poeta. López Obrador calificó a Silvio Rodríguez como "un embajador de la poesía y de la congruencia".

17. ¿"Alejandro" López Obrador? En su discurso, uno de los más criticos de la ceremonia de toma de protesta, el líder del PRI, René Juárez Cisneros, titubeó al mencionar el nombre del presidente constitucional y en lugar de decirle Andrés Manuel le dijo Alejandro, pero al final lo corrigió.

Publicidad

Conoce más: Andrés Manuel López Obrador, el "terco" que llegó a la presidencia

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad