Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Robos, un papá soltero y hasta un seguidor de Pedro Infante, en la casa de AMLO

Así es una día en la casa de transición del virtual presidente electo de México.
Conferencia_AMLO-8.jpg
Peticiones A la casa de transición de López Obrador llegan todo tipo de peticiones.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - En la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador pasa de todo. Hubo un intento de robo de vehículo a mano armada, un imitador de Pedro Infante se instaló con bocinas y mantas para exigir que se reconozca que el cantante no murió en el avionazo del año 1957 y un padre soltero llegó desde Chiapas a pedir trabajo para mantener a sus hijos.

A las 10:00 de la mañana se suscitó el intento de robo. Hugo Rodríguez, un transportador de mariscos, pasaba por la zona cuando un hombre armado lo amagó y lo obligó a abrir la puerta del copiloto para que ingresara un cómplice. "Jálate", le dijo. El chofer emprendió la marcha y en la esquina se encontró con un policía quien realizó la detención justo en la casa en la que despacha Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

La 'verdad' sobre Pedro Infante

Pedro Infante no murió como dicen en un avionazo, sino que vivió 95 años, y eso el gobierno federal lo debe reconocer, ya que se trata de uno de los grandes ídolos de México, aseguró José del Refugio Leyva, un cantante del Metro y de plazas públicas que se dedica a homenajear al gran ídolo de México.

Del Refugio Leyva legó a la casa de transición e instaló una bocina en la que se escucharon más de 100 canciones del ídolo mexicano y unas mantas con la historia alternativa de lo que le sucedió a este personaje de la que se han hecho películas y varios documentales en YouTube, algunos de autoría del propio José del Refugio Leyva.

Publicidad

"Venimos pidiendo justicia para Pedro Infante, que se le reconozca que él vivió 95 años, que él no murió en el 57 como se nos hizo creer. Él tuvo un problema con un político de primer nivel, las gentes cuentan ahorita, no hay una evidencia clara o real, que el expresidente Miguel Alemán Valdés, por cuestiones de celos, por una amante, manda matar a Pedro Infante, pero los encargados pues lo admiraban tanto que no se animaron a matarlo", dijo el cantante.

"Y deciden perdonarle la vida con la condición de que él estuviera escondido y en el 83 muere Miguel Alemán Valdés y sale Pedro a cantar como Pedro Antonio, y es cuando la gente empieza a darse cuenta de que él estaba vivo", sostiene Cuco Leyva.

Publicidad

Según Leyva, "la verdad" sobre Pedro Infante está reflejada en la aparición del cantante Pedro Antonio, un personaje que surgió años después y que se decía que era Infante por su parecido, aunque la familia del cantante lo ha señalado como un impostor.

"La gente puede buscar en YouTube Pedro Infante no murió y ahí encontrará mucha evidencia donde se ve claramente que era él, la gente lo abraza y lo besa, es su voz, son sus ojos. Era él", dijo convencido Cuco Leyva.

"No es justo que al mejor artista de México se le haya robado su vida, que haya tenido que vivir escondido, perdió a su esposa, sus hijos, su fama, y lo que más le gustaba: cantar."

Un padre soltero en busca de ayuda

Publicidad

José Armando Trujillo Yáñez viajó desde Chiapas de 'aventón' y vendiendo dulces para costear su comida para él y sus dos hijos. Este padre soltero llegó a pedir trabajo en el próximo gobierno de AMLO.

"Que me ayude en la situación que nos encontramos, somos una familia que nos quedamos en situación de calle a causa de despido injustificado masivo que hubo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas", expresó.

No todo ha sido malo, relató, ya que a su paso por Coatzacoalcos y Puebla él y sus hijos conocieron el mar y visitaron museos.

Publicidad

"Yo fui uno de los que despidieron injustificadamente. Se desintegró mi familia, al poco tiempo mi esposa nos deja. Vengo como padre yo soltero. No me rajo porque tengo otros oficios, me empecé a dedicar al mantenimiento de jardinería, electricidad, de todo, pero se me complicó mucho la renta y luego el cuidado de mis hijos por que con quién los dejaba", aseguró.

"Me ofrecieron un lugar tipo invasión, en una casa que prácticamente era un gallinero, no tenía puerta, pero ahí estuvimos, no salieron las cosas como pensábamos y empecé a vender mis cosas", comentó.

Aseguró que actualmente no posee nada y duerme con sus hijos en las centrales de autobús y para sobrevivir vende dulces y chocolates a la gente porque no tiene trabajo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad