Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Transición 2018 : lo que sigue en el calendario de la sucesión presidencial

Pese a las diferencias ideológicas con Enrique Peña Nieto, especialistas ven a Andrés Manuel López Obrador equilibrado y esperan traspaso de poder sin sobresaltos.
Cambio de estafeta
Cambio de estafeta El proceso de transición tiene 150 millones de pesos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018. (Foto: ADNPolítico)

En su tercer intento, Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia de México con un amplio apoyo ciudadano y expectativas de reconstruir la gobernabilidad, recuperar la seguridad pública, acabar con la corrupción institucionalizada y sacar a millones de mexicanos de la pobreza extrema.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, la transición tiene asignados 150 millones de pesos. La partida es para “actividades asociadas al presidente electo”, que pueden ser labores de difusión u otras actividades preparatorias para el cambio de gobierno.

Recomendamos: El gabinete que AMLO perfila para gobernar

Y aunque López Obrador dice no haber decidido si utilizará ese dinero, comenzó a trabajar desde el 1 de julio, tras recibir el respaldo del presidente en funciones, Enrique peña Nieto; de sus contrincantes electorales, organismos empresariales y la sociedad civil organizada.

Esa noche, anunció a su equipo de transición: Carlos Urzúa y Alfonso Romo, responsables de asuntos económicos; Héctor Vasconcelos y Marcelo Ebrard para los temas diplomáticos, y Olga Sánchez Cordero y Tatiana Clouthier en política interior.

El gobierno federal no ha designado a los responsables de entregar la administración al equipo del presidente electo, pero analistas políticos, económicos y legislativos consideraron que la transición será tranquila y fluida.

Publicidad

“El mercado, el sector empresarial estaba preocupado por lo que López Obrador pudiese haber planteado en un inicio, pero la incorporación de Alfonso Romo y de otros personajes de su círculo cercano marcan un equilibrio muy claro, hay un López Obrador más equilibrado. Por ejemplo, no habla de la cancelación de la reforma energética, habla de revisar los contratos”, comentó en entrevista el analista económico Simón Levy.

Esto es lo que ha pasado hasta ahora, pero en el aire sigue la pregunta: ¿qué sigue en el calendario de sucesión presidencial?

También puedes leer: López Obrador y Peña Nieto fijan fecha para iniciar la transición

Negociación del Presupuesto 2019

El 1 de septiembre de 2018 entrará en funciones la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, en que se espera que la la coalición de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) cuente con mayoría absoluta en la Cámara de Diputados (más de 251 diputados) y en el Senado (65 senadores).

Publicidad

A más tardar el 8 de septiembre, el gobierno federal debe entregar al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2019. El equipo de transición del gobierno electo deberá participar en su análisis, pues administrará los ingresos y egresos que apruebe la Cámara de Diputados.

En este momento, el equipo López Obrador podría negociar la reorientación de alrededor del 10 o 15% de los recursos públicos para financiar las actividades prioritarias del gobierno que recién comenzará.

El virtual presidente electo ha dicho que sus prioridades serán apoyar a las personas con menores ingresos económicos, implementar un programa de becas para estudiantes, reactivar la economía interna y combatir la corrupción.

También puedes leer: "No hablamos de eso": Los temas que NO tocaron López Obrador y Peña

Presidente a partir del 1 de diciembre

Publicidad

Mientras se negocia el Paquete Económico, los cinco meses para que fluya el intercambio de temas siguen corriendo. El 1 de diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador rendirá protesta ante el Congreso de la Unión como Presidente de la República.

La reforma político-electoral de 2014 estableció que el presidente de la República iniciará funciones el 1 de octubre; sin embargo, en un artículo transitorio se estableció que eso entrará en vigor hasta el periodo 2018-2024. Es decir, Peña Nieto dejará de ser presidente el último minuto del 30 de noviembre; López Obrador, el último minuto del 30 de septiembre de 2024.

Pero antes de dejar el poder, Enrique Peña Nieto tiene pendientes que atender, como los nombramientos del fiscal anticorrupción y de un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

No obstante las diferencias ideológicas entre Peña Nieto y López Obrador, se espera que la transición gubernamental ocurra sin complicaciones.

“Los próximos meses estarán enmarcados en un escenario de transición tranquila, de la implementación de algunas políticas anunciadas y la construcción de un consenso democrático en torno al proyecto del presidente. Yo creo que esos serán los tres ejes fundamentales que veremos en este periodo de transición”, previó el analista político Eduardo Bueno

Conoce más: AMLO no tiene una varita mágica pero sí un proyecto de nación: Tatiana Clouthier

Publicidad

En 2012, la transición presidencial transcurrió sin sobresaltos. El entonces presidente electo Enrique Peña Nieto sostuvo seis reuniones privadas con el presidente Felipe Calderón Hinojosa, en las que abordaron temas económicos, políticos, sociales y de seguridad pública, según sus mensajes posteriores a medios de comunicación.

Durante ese periodo, Peña Nieto nombró a Luis Videgaray —posterior secretario de Hacienda y actual canciller— Coordinador General para la Transición Gubernamental, y a Miguel Ángel Osorio Chong —posterior Secretario de Gobernación— Coordinador General de Política y Seguridad.

#EnFotos | AMLO y EPN van de la rivalidad a la cooperación en la transición

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad