Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

López Obrador cierra campaña con un rosario de promesas

En el Estadio Azteca, el candidato de Morena repasó sus planes para el país en caso de ganar el domingo.
El protagonista
El protagonista López Obrador terminó sus actos proselitistas en un lugar empleado para encuentros masivos como partidos de futbol y conciertos.

En su cierre de campaña en el Estadio Azteca, Andrés Manuel López Obrador recapituló sus promesas de campaña y llamó a sus seguidores a no bajar la guardia para lograr lo que describe como una “transformación” de México.

Durante un discurso que duró más de una hora —y al que precedieron varias presentaciones musicales—, el candidato presidencial de Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) insistió en que si gana la contienda no vivirá en la residencia oficial de Los Pinos, venderá la flota aérea del gobierno, echará atrás la reforma educativa y, como prioridad, combatirá los actos corruptos.

“El principal problema de México es la corrupción. Esa es la causa principal de la desigualdad social”, dijo el morenista, quien en esta ocasión leyó su mensaje.

“Para hacer realidad estos propósitos que compartimos, los exhorto a salir a votar el domingo y a cuidar casillas. Vamos a ganar, pero nuestro triunfo debe ser contundente. Será un hecho histórico. Se consumará la victoria de todo un pueblo frente a la inmoralidad y la decadencia de los últimos tiempos”, añadió el candidato.

Ante más de 100,000 asistentes —según cifras de Morena—, López Obrador también rindió un homenaje a políticos de izquierda como Valentín Campa, Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y Rosario Ibarra de Piedra, a quien dijo que dará su voto. Este año, Ibarra no es candidata a ningún cargo público, por lo que el anuncio de López Obrador puede entenderse como un gesto simbólico.

Publicidad

El morenista también recordó a intelectuales como Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Julio Scherer García y Carlos Payán, y aplaudió la perseverancia de su movimiento, que hasta ahora encabeza las preferencias electorales.

“Hasta morir vamos actuar de manera consecuente. La honestidad es lo que más estimo en mi vida”, dijo el abanderado.

Te puede interesar: López Obrador confía en que esta sea su última campaña

Sheinbaum lo define como un “referente”

La otra protagonista de la noche fue la candidata de la coalición a la Jefatura de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien habló antes de López Obrador y lo definió como un “referente” para México, tanto en lo moral como en lo ético.

Publicidad

“El pueblo de México ha dicho que esta es la hora el tiempo del cambio verdadero, es el momento de la transformación pacífica, de la dignidad, y de mostrar que cuando un pueblo decide que quiere un destino mejor, lo puede lograr de manera pacífica”, dijo.

Te puede interesar: Así fueron los cierres de la campaña de 2018

Frente al candidato presidencial, reconoció la perseverancia del morenista y aseguró que el 1 de julio los ciudadanos harán historia al votar por los candidatos de Juntos Haremos Historia.

“No hay marcha atrás. Este 1 de julio vamos a hacer historia y hoy todos estamos orgullosos de caminar junto a un liderazgo incansable”, dijo Sheinbaum, quien en lo referente a las elecciones capitalinas y un eventual gobierno suyo marcó la austeridad y el combate a la corrupción como dos de sus banderas.

Este año, Morena está en condiciones de ganar tanto la presidencia como la Jefatura de Gobierno de la capital del país.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad