Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: Anaya libra el baño de la Ibero, pero no los momentos incómodos

A diferencia de Enrique Peña Nieto en 2012, el candidato del Frente no encaró una gran protesta, pero sí algunas pancartas y manifestaciones por temas como el caso Ayotzinapa.
La cita
La cita La reunión con Anaya estaba programada para las 9:00 horas de este martes. Los estudiantes hicieron fila en el auditorio desde mucho antes.

Con un “prometo que, pase lo que pase, no voy a ir al baño”, el candidato presidencial de Por México al Frente, Ricardo Anaya , abrió este martes su participación en la Universidad Iberoamericana (UIA), ante cuyos estudiantes empezó con el pie derecho.

A diferencia del priista Enrique Peña Nieto hace seis años —quien se metió a un sanitario mientras se desarrollaba una protesta multitudinaria en su contra—, el panista en efecto no tuvo que buscar refugio. Igualmente, tampoco tuvo que salir de la UIA por la puerta trasera, como sí debió hacerlo el hoy presidente aquella mañana del 11 de mayo de 2012, en lo que fue el nacimiento del movimiento estudiantil #YoSoy132 .

Joven y reconocido como un hábil orador, Anaya incluso terminó su asistencia en medio de algunas porras de “¡Anaya presidente!” y “¡La Ibero con Anaya!”, en su mayoría cantadas por militantes y simpatizantes del PAN que viajaron hasta este punto de Santa Fe… aunque en su mañana no faltó el ‘negrito en el arroz’.

Publicidad

Hacia el mediodía, mientras enfilaba a la salida de la institución acompañado de su esposa, Carolina Martínez, y de otros integrantes del Frente —como Damián Zepeda, Jorge Castañeda y Dante Delgado, entre otros—, el candidato fue interceptado por un joven que se identificó como Rodrigo Mora, estudiante de Psicología, quien lo encaró con una pancarta con esta frase: “Mentiroso, doble cara, ambicioso. Ese es Ricardo, K-Anaya”.

Ante la presencia del manifestante, Anaya apresuró el paso y en el camino siguió tomándose algunas selfies, hasta que otro obstáculo se atravesó en su trayecto: un grupo de jóvenes que lo encaró y exigió justicia por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Mientras estos inconformes contaban del 1 al 43 en memoria de los estudiantes desaparecidos desde 2014, el candidato de PAN, PRD y MC abordaba su automóvil para dirigirse a un encuentro con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), el otro punto de su agenda.

De preguntas a preguntas

Publicidad

Momentos atrás, en su diálogo con los estudiantes Anaya presentó sus propuestas y lanzó pedradas a su principal rival, Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

“Nunca falta quien quiera seguir a la antigua, como ya saben quién”, dijo.

De forma similar, aprovechó para reclamar nuevamente al presidente Peña Nieto que su gobierno invitara a México a Donald Trump en agosto de 2016, cuando el republicano todavía competía por la presidencia de Estados Unidos.

Ya en la sesión de preguntas del encuentro, moderado por el periodista Jorge Ramos, un estudiante fue leyendo los cuestionamientos de los alumnos para Anaya, como cuáles son sus propuestas para la juventud o qué hará con la investigación del caso Ayotzinapa.

Publicidad

Para Anaya, su participación marchaba sobre ruedas y sin baches, hasta que una estudiante de preparatoria preguntó qué haría con casos de corrupción como el de la constructora Odebrecht si José Antonio Meade , del PRI, declinara en su favor.

La pregunta generó aplausos y Anaya quiso evadirla, pero Ramos le pidió ser claro.

“No (busco la declinación de Meade) porque representamos absolutamente lo contrario. Él representa la continuidad con este gobierno y yo aspiro a encabezar un cambio profundo”, respondió finalmente.

Publicidad

La despedida

Ya entrado en el tema, como ha dicho en otras ocasiones aseguró que si llega a la presidencia habrá castigo para quienes hayan cometido actos corruptos en el caso Odebrecht o en otros como el del exgobernador Javier Duarte.

Después de un par de horas, Anaya logró ‘salir vivo’ de la Ibero, pero no sin tener que pasar por uno que otro momento incómodo, como tener que fijar su posición en torno al aborto y las preguntas sobre las tensiones que ha tenido con la ahora excandidata Margarita Zavala.

El panista fue el primer candidato que respondió al llamado de #SinMiedoALaIbero. En los próximos días se verá cómo le va a los demás.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad