Estas son las trampas que se emplean para meter dinero ilegal a las campañas

En el estudio Dinero Bajo la Mesa se exponen las formas en las que los partidos burlan la ley para hacer llegar dinero ilegal a las campañas. Te presentamos algunos ejemplos.
Recursos ilegales  El estudio "Dinero bajo la mesa" expone cuáles son las fuentes de financiamiento ilícitas que llegan a las campañas políticas.  (Foto: iStock)
CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) -

El financiamiento ilegal en las campañas es una realidad que rodea también el proceso electoral de este año.

El estudio Dinero Bajo la Mesa que presentó este lunes Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad e Integralia Consultores da cuenta del ingreso de “dinero sucio” en los procesos electorales, tema que se señala como el “mayor problema de la democracia mexicana”.

Según el reporte, este tipo de financiamiento dispara el gasto de campaña hasta 10 veces por encima del tope de gastos permitido por el INE, ya que por cada peso que reportan los partidos y sus candidatos se estima que hay otros 15 pesos que entran de manera ilegal.

El informe abarca los procesos electorales locales de 2016 y 2017, pero se prevé que en octubre esté listo un análisis de esta elección.

Luis Carlos Ugalde, director general de Integralia, señala que si bien el financiamiento público a los partidos permitió una mayor pluralidad en el ejercicio de la democracia también ha significado un fracaso porque también ha abierto la puerta al exceso y a la comisión de actos de corrupción.

El estudio plantea tres fuentes principales de financiamiento ilegal que incluyen el dinero que proviene del crimen organizado, pero aborda solo dos que son el desvío de recursos públicos y el ingreso de dinero desde entes privados.

Estas son las trampas que desglosa estudio:

Desvío de recursos públicos

1. Manipulación de efectivo: El ingreso de dinero líquido en las arcas estatales y municipales —entre 60 y 70% en rubros como pago de multas— da origen a prácticas ilícitas como el pago de sobresueldos y compensaciones a funcionarios públicos, mismos que carecen de registros. Con estos recursos, señala el estudio, también se realizan pagos a integrantes de Congresos y de los cabildos con el fin de que se aprueben ciertas legislaciones. En efectivo también se realizan pagos a sindicatos y organizaciones sociales con fines políticos y medios de comunicación.

2. Aunque salga más caro: El dinero que resulta de sobreprecios en obras y servicios otorgados a través de adjudicación directa —75% de los contratos firmados por el gobierno federal según la Secretaría de la Función Pública— suele utilizarse para la adquisición de despensas, promocionales, tiempo aire en medios, así como la contratación de servicios públicos de transporte para movilizaciones.

Te recomendamos: Anaya lidera en la 'carrera' de los gastos de campaña

3. El "diezmo" para el partido: Una de las prácticas realizadas por los gobiernos estatales y municipales es la firma de acuerdos con los partidos políticos para que a cada trabajador se le descuente un porcentaje de su salario que a su vez es destinado al instituto político. Dos casos en los que se denunció este tipo de táctica fue en 2014, bajo el mandato de César Duarte en Chihuahua, quien fue acusado de descontar entre 5 y 10% del salario a 700 empleados del gobierno. Otra que fue señalada por incurrir en esta práctica fue la excandidata a gobernadora el Edomex por Morena, Delfina Gómez, quien de acuerdo con una denuncia del PAN habría desviado 49 millones de pesos a trabajadores del ayuntamiento de Texcoco.

4. ¿Quieres un permiso?: La emisión de licencias de construcción y de giros comerciales es una fuente de corrupción que se utiliza principalmente para el financiamiento de campañas a gobernador. Es una práctica que, de acuerdo con el estudio, se da principalmente en ciudades y sirven para financiar estructuras partidistas.

5. "Si votas por mi, te consigo la beca": Si bien, el uso de programas sociales con fines políticos no constituye un acto de financiamiento ilegal en las campañas. Se ha detectado que en año electoral los recursos destinados a estos se incrementan, asimismo otro fenómeno que se presenta es su utilización para pagar las estructuras, cuadros o bases partidistas a través de becas, apoyos o despensas.

Financiamiento privado

6. Aportaciones de... ¿buena voluntad?: La búsqueda de asegurar contratos con el gobierno, lleva a empresarios a aportar recursos para apoyar a ciertos candidatos o partidos. La aportación, que ellos ven como una inversión, se hace en efectivo a través de operadores políticos a quienes les entregan los recursos en maletas o sobres. Uno de los casos que se ha podido comprobar es el de Amigos de Fox (2000), que consistió en una red empresarial que pagó parte de los gastos de campaña del panista a través de un entramado que contempló 57 empresas, aportaciones desde el extranjero y depósitos desde el grupo parlamentario del PAN en el Senado.

7. "Ahí le va una playerita": ¿De dónde salen las playeras, los autos blindados y los box lunch que se entregan en los mítines? El estudio señala casos específicos en los que determinadas industrias participan de manera ilegal en las campañas a través de aportaciones en especie que tienen menos posibilidades de ser detectadas por la autoridad fiscalizadora. Como ejemplo, se expone el caso de 763,000 playeras adquiridas en 2015 por el Partido Verde —las cuales finalmente no fueron entregadas— a la empresa Grupo Textil Joad que tuvo que transferir uno de sus inmuebles al instituto político en una operación que no fue reportada al INE y que le valió una multa de 88.3 millones de pesos, que posteriormente fue rebajada a 53 mdp.

8. Sin dejar huella: Hacer llegar millones de pesos a los operadores políticos sin dejar rastro puede parecer una tarea muy difícil, pero no lo ha sido tanto cuando de campañas se trata. Para el cumplimiento de este objetivo, los partidos recurren a un esquema de defraudación fiscal o lavado de dinero en el que es necesaria la creación de figuras intermediarias que pueden ser empresas fantasma, las cuales sirven para simular operaciones. Un caso al que hace referencia el estudio es el de la empresa Logística Estratégica Asismex, que a través de diversas operaciones hizo llegar 18.4 millones de pesos a 7,311 representantes de los partidos en casillas de votación en la elección de 2012. Por este caso, PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PT fueron multados con 36.9 mdp.

Quizá te puede interesar: ¿Quieres saber cómo gastan los candidatos? Estos emprendedores lo ponen a tu alcance

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
#ElDíaEn5: Relevo en el PRI y mensaje desde El Vaticano
Te Recomendamos
×