Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Hasta dónde llega el ajuste del PRI en la campaña de José Antonio Meade?

A un mes de la campaña, el PRI y su candidato José Antonio Meade hicieron un ajuste en la dirigencia ¿Qué alcance tiene este movimiento? Politólogos lo analizan.
El relevo
El relevo El guerrerense René Juárez Cisneros representa al priismo de antaño que sabe cómo se manejan las estructuras, coincidieron expertos consultados. (Foto: BERNARDINO HERNANDEZ/BERNARDINO HERNANDEZ)

El PRI y su candidato José Antonio Meade decidieron darle la vuelta a la estrategia electoral con el objetivo de remontar en la contienda presidencial –en la que figuran lejos del primer lugar– y designaron a un nuevo dirigente nacional del tricolor a menos de 60 días de la votación del 1 de julio.

Con este cambio Enrique Ochoa Reza dejó el liderazgo del partido para dar lugar a René Juárez Cisneros , exgobernador de Guerrero en el periodo 1999-2005.

En voz de analistas políticos consultados por ADNPolítico se trata de un movimiento con el que se busca aglutinar a las estructuras rumbo a la elección o bien salvar un poco de lo que queda ya que se está en riesgo de tener la bancada más pequeña de la historia.

Te puede interesar: ¿Puede un candidato declinar por otro? Te lo explicamos

Publicidad

'Un puente con grupos excluidos'

Gustavo Montiel, académico del Tecnológico de Monterrey, considera que con la llegada de Juárez Cisneros se tiende puente a los grupos priistas que habían sido excluidos.

Publicidad

“No necesariamente implica que se vaya a incorporar a dichos grupos porque a final de cuentas él ya participaba dentro de la campaña al igual que otros actores, como Beatriz Paredes, por ejemplo”, abundó Montiel.

Golpe de timón
El PRI necesita hacer un cambio con miras a la elección del 1 julio luego de que la aspiración presidencial de José Antonio Meade no impacta en los electores.

¿Ajustes tardíos?

Publicidad

Los rumores de un cambio en la dirigencia del PRI fueron una constante desde que José Antonio Meade fue nominado como posible aspirante a la presidencia, un hecho que a decir de López Montiel dejó al descubierto el desgaste al interior del partido.

“Normalmente, (las dirigencias) cambian para dar un respiro, dar un nuevo empuje a la negociación de las candidaturas, pero creo que al final esa negociación desgastó a la dirigencia del PRI, que ya se veía desgastada desde hace algún tiempo”, dijo el académico.

La designación de candidaturas y el cambio en los estatutos para que un ciudadano sin partido pudiera ser postulado a la presidencia fue uno de los temas que provocó inconformidades en las filas priistas, situación que dificultó a Ochoa Reza las posibilidades de unificar al partido.

Publicidad

Te recomendamos: Los claroscuros de Enrique Ochoa en su paso por la dirigencia del PRI

'Un movimiento natural'

Publicidad

En ese sentido, el cambio que realizó el PRI dentro en su dirigencia es un "movimiento natural" porque en el tricolor se dieron cuenta que no están dando los resultados previstos en el proceso electoral, afirmó Horacio Vives, profesor de Ciencia Política en el ITAM.

“Se trata de los ajustes naturales que eventualmente se pude hacer o se deben hacer en una campaña cuando se dan cuenta no están dando los resultados o cumpliendo con las expectativas previstas. Parece que es un cambio que obedece a las percepciones de cómo se ubican los candidatos en las campañas después del primer debate", opinó.

Sobre la llegada de René Juárez Cisneros a la dirigencia del PRI, Horacio Vives comentó que el partido optó por un perfil tradicional de un político “priista de viejo cuño”.

Te recomendamos: ¿Quién es René Juárez y cómo fue su paso por el gobierno de Guerrero?

Publicidad

'El PRI busca evitar la catástrofe'

Para Nicolás Loza, profesor investigador de Flacso México, el PRI está en crisis y todo indica que no están apostando por la candidatura presidencial, sino por evitar una catástrofe en las demás candidaturas.

Publicidad

Consideró que los cambios en la dirigencia nacional se realizaron, muy probablemente, para que el partido incida de una manera diferente en las elecciones de diputados federales, senadores, las nueve gobernaturas y los ayuntamientos.

"Es un indicio de que las cosas no están bien en esta campaña. No es secreto. Los datos de las encuestas previas y posteriores al debate confirman que es una candidatura presidencial que simplemente no creció, no parece haberse conectado con el votante, tal vez ni siquiera con el votante tradicional del PRI", expresó el académico.

Loza indicó que en las nueve elecciones a gobernador tampoco hay una sola en la que sea favorito y consideró que las medidas podrían aislar al candidato presidencial José Antonio Meade y dejarlo solo en el camino a Los Pinos.

"Lo que me parece enigmático es que no tenemos ningún dato, ningún antecedente de una relación fuerte o importante con el equipo de Meade. No pareciera que Meade se apropia del partido. Yo creo que más bien que esto confirma que Meade no tiene grupos dentro del PRI, incluso si alguien se parecía más a Meade era Ochoa, René Juárez es un político más tradicional", coincidió Nicolás Loza.

Publicidad

También te invitamos a leer: Ricardo Anaya descarta una alianza con el PRI

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad