Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Aumentaron los homicidios en El Salvador por la amnistía, como dijo Anaya?

El candidato del PAN a la Presidencia, Ricardo Anaya, aseguró que la amnistía provocó un incrementó en la tasa de homicidios en El Salvador ¿Esto es cierto?
El Salvador y la aministía
El Salvador y la aministía El candidato Ricardo Anaya aseguró que la amnistía incrementó la cifra de homicidios en el país centroamericano. (Foto: ©GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)

Nota del editor: Este texto forma parte de la iniciativa Verficado 2018 , que busca combatir las noticias falsas con información veraz y de la que ADNPolítico forma parte.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El candidato de la coalición "Por México al Frente" (PAN, PRD y MC), Ricardo Anaya, comentó que el caso de El Salvador demostró que la amnistía no funciona, pues en lugar de reducir las cifras de homicidios, esta aumentó. Verificado 2018 puso bajo la lupa la frase y encontró que no es cierta.

En el Salvador (con una amnistía) se fueron a 108 homicidios por cada 100,000 habitantes, es decir 5 veces más de lo que tenemos en el país”.
Ricardo Anaya

En el primer debate, el candidato señaló que en El Salvador los homicidios aumentaron, debido a la aministía, a 108 por cada 100,000 habitantes. Sin embargo, esos datos no son ciertos.

Publicidad

En El Salvador, el gobierno impulsó una tregua de pandillas entre 2012 y 2013 para reducir la violencia y a cambio dio beneficios a los líderes de las pandillas que estaban encarcelados. Las tasas de homicidios cayeron a la mitad, hasta reducirse a seis homicidios diarios, en promedio. La ruptura de la tregua, en 2014, hizo que la cifra subiera a 10.7 muertes violentas diarias y la tendencia alcanzó las 14 víctimas al día para 2015.

Roberto Valencia, periodista del medio salvadoreño El Faro, dijo que “no es un tema de blancos o negros: si has visto las cifras, estas indican que una vez se concretó la negociación, comienza la época con las cifras de homicidio más bajo en una década. Antes de la tregua había un promedio de 14 asesinatos diarios, y en un chasquido, de un día para otro, el país se instala en 5 o 6 diarios de manera sostenida durante 15 meses”.

El periodista señala que “estas negociaciones fueron especiales porque el Gobierno nunca las reconoció, se enturbió todo por una serie de resoluciones judiciales, y la campaña política presidencial que complicó todo aún más con la violencia partidista. Tanto, que en la postregua, en especial en 2015, se tuvieron cifras de homicidios muy por encima de las que había antes. ¿Consecuencia directa de las negociaciones? No lo creo. Ese repunte viene materializado por esos mismos actores criminales, la Mara Salvatrucha y las dos facciones del Barrio 18; inequívocamente son corresponsables del repunte de violencia en 2015 y 2016. Pero eso no es atribuible directamente a la negociación, es atribuible a la mala negociación final y al no cumplimiento de ciertos compromisos adquiridos del gobierno”.

A partir de ahí, “se pueden hacer interpretaciones legítimas antagónicas, pero mi opinión es que la cita del candidato no se ajusta a la realidad”, concluye Valencia.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad