Seguridad y corrupción, los temas que la comunidad libanesa planteó a Meade

En un salón lleno (aunque sin Carlos Slim), líderes de la comunidad plantearon sus preocupaciones al virtual candidato presidencial del PRI.
Auditorio  Meade dio una exposición de unos 25 minutos y después respondió preguntas del público.  (Foto: Cortesía del equipo de prensa de José Antonio Meade)
CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) -

“Estado de derecho”. Esas fueron las tres palabras con las que el virtual candidato a la presidencia José Antonio Meade finalizó este lunes su presentación ante la comunidad libanesa del país.

La frase fue la respuesta que el presidenciable del PRI dio ante una petición que lanzó su auditorio: resumir qué se puede hacer por México.

Otras preguntas que le plantearon luego de una exposición de cerca de 25 minutos —en la que repitió su discurso de la semana pasada sobre “las tres leyendas urbanas” que hay en la actualidad— giraron en torno a seguridad, corrupción, la presión comercial de Estados Unidos y los millennials.

Meade fue rápido en sus respuestas. Sobre seguridad, habló de dar capacitación y mejores salarios a los policías, así como autonomía a los ministerios públicos. Y sobre corrupción, insistió en sus propuestas de concretar reformas en materia de extinción de dominio y de hacer obligatoria para los funcionarios la carta de crecimiento patrimonial.

“Yo estoy dispuesto a que me metan a la cárcel”, reiteró el exsecretario de Hacienda, ante el aplauso de los líderes reunidos en el Centro Libanés.

Porras sí, Slim no

No fue la única vez que el público se emocionó. También lo hizo cuando Meade dijo que será el próximo presidente de México, cuando aseguró que esta no es la primera elección en la que un puntero puede perder —en referencia a su rival de Morena, Andrés Manuel López Obrador—, y cuando sostuvo que si llega al poder hará de México una potencia mundial.

Otros temas quedaron en el aire porque el tiempo del encuentro se había agotado. El reloj marcaba las 19:00 horas cuando Meade se despidió entre aplausos, aunque sin la presencia del más conocido integrante de la comunidad libanesa en el país: el empresario Carlos Slim.

Horas antes, por la tarde, el presidenciable se había reunido con otro hombre de empresa e integrante de esta comunidad, Alfredo Harp Helú, quien le regaló una camiseta de los Diablos Rojos de México, el equipo de beisbol del que es dueño.

"Todos los candidatos debemos rendir cuentas"

Cuestionado al final del encuentro sobre si el hecho de que el PRI haya acudido a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para acusar a su rival panista, Ricardo Anaya, escala las tensiones en el país, Meade respondió que no y consideró que la elección presidencial no tiene nada que ver con los procesos de rendición de cuentas.

“El proceso electoral implica que todos los candidatos que aspiramos a ser presidentes estemos dispuestos y en ánimo de rendir cuentas. Es nuestro anhelo de servir el que está siendo revisado por las diferentes instancias, pero sobre todo por los ciudadanos, en donde queremos que nos conozcan por nuestras obras y por nuestros proyectos”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
#ElDíaEn5: AMLO, ante cámaras; Panal y PES, ante liquidación
Te Recomendamos
×