Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A casi 50 años de la "guerra sucia", México inicia plan de reparación del daño

La CEAV y el gobierno de Guerrero lanzaron un plan de acción que incluye disculpas públicas y la garantía de que no se repitan hechos de represión como los ocurridos en la década de los 70.
CEAV
Cumplimiento. El gobierno federal dio cumplimiento a las recomendaciones de la Comisión de la Verdad de Guerrero sobre víctimas de la "guerra sucia".

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Los gobiernos federal y de Guerrero iniciaron este lunes, en el municipio de Atoyac, el plan con el que se busca reparar el daño a quienes sufrieron represión política y militar en la década de los 70, en un periodo conocido como la "guerra sucia".

El titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín, reconoció públicamente las afectaciones de esa época, ofreció disculpas y, a nombre del Estado mexicano, hizo el compromiso de la no repetición de los hechos. Con ello, cumplió la primera recomendación hecha en 2014 por la Comisión de la Verdad de Guerrero .

(Queremos) ofrecerles una disculpa y una política distinta (...) Este plan pretende visibilizar a quienes desaparecieron y dar voz a quienes fueron silenciados".
Jaime Rochín, titular de la CEAV

El funcionario federal también reconoció el papel de quienes, durante la "guerra sucia", impulsaron cambios necesarios para la justicia, el desarrollo, la igualdad, la inclusión y la democracia en México.

Sostuvo que la década de los 70 transcurrió bajo una "aparente normalidad" para algunos, mientras que otros vivieron el ataque, la violencia y la desaparición forzada en sus propias comunidades.

"En Guerrero, la violencia política del pasado adquirió tintes macabros. Existen testimonios de ejecuciones arbitrarias, desapariciones forzadas, desapariciones forzadas transitorias y desplazamientos forzados (...) La represión en Guerrero obedecía a una política de Estado", dijo.

Publicidad

¿De qué va el plan de reparación?

La CEAV iniciará en la comunidad de El Quemado —donde en esa época alrededor de 40 personas fueron detenidas, torturadas y desaparecidas— un programa piloto, que se repetirá en otros municipios y que consiste en:

  • Construcción de un memorial arquitectónico, documental y virtual.
  • Reconstrucciones históricas accesibles, rigurosas y representativas del sentir de las víctimas.
  • Instauración del Día Nacional para recordar a las Víctimas de la Guerra Sucia.
  • Eliminar de los espacios públicos nombres, imágenes y esculturas de los perpetradores.

También se contempla una indemnización económica, de acuerdo con los estándares internacionales, a los sobrevivientes y familiares de desaparecidos, así como la capacitación de las Fuerzas Armadas y de Seguridad Pública como garantía de la no repetición.

¿Cuál fue el proceso que se siguió?

La CEAV destacó que para poder llevar a cabo este plan se requirió:

  • Un importante acercamiento con 491 víctimas directas y 1,070 indirectas.
  • Realizar 24 brigadas de atención a familiares de víctimas en Acapulco, Atoyac de Álvarez, San Juan de las Flores y El Quemado.
  • La realización de 10 talleres-diagnóstico de atención psicosocial dirigidos a grupos de víctimas.

¿Por qué este plan inicia en El Quemado?

Esta comunidad de Atoyac es considerada la más lastimada por la "guerra sucia". Fue entre agosto y septiembre de 1972 cuando integrantes del Ejército sitiaron el poblado y registraron casa por casa para encontrar algo que vinculara a los habitantes con la guerrilla de Lucio Cabañas.

La desaparecida Dirección Federal de Seguridad (DFS) registró en septiembre de 1972 la detención de más de 40 personas, quienes fueron torturadas y se les mantuvo desaparecidas —algunas hasta el día de hoy—, de acuerdo con informes a los que la Comisión de Víctimas del estado de Guerrero tuvo acceso.

Los sobrevivientes y familiares de las víctimas de El Quemado han mantenido su lucha e interpuesto amparos.

Hasta 2014, la Procuraduría General de la República (PGR, hoy Fiscalía General) sostenía la versión oficial de aquella época, según la cual los detenidos "supuestamente pertenecían a la guerrilla de Lucio Cabañas Barrientos, pues ellos mismos confesaron en distintos momentos haber pertenecido o ser simpatizantes e intervenido en las dos emboscadas tendidas a los elementos del Ejército".

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad