Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | Jalisco suma filas y afectaciones por el desabasto de gasolina

Habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara dicen que han tenido que esperar hasta dos días para poder cargar combustible. Choferes y vendedores también reportan menos viajes y compradores.
Gasolina en Jalisco
Largas filas. Jaliscienses hacen filas con sus autos y con bidones a la espera de pipas y de que se regularice el abasto.

GUADALAJARA, Jalisco (ADNPolítico).- A los tapatíos ya no les preocupa tanto el precio de la gasolina, sino la falta de combustible. En estos días —en los que el abasto a Jalisco se ha visto afectado por el cierre de ductos ordenado por el gobierno federal como parte de su plan contra el huachicoleo—, para encontrar una estación de servicio en la Zona Metropolitana de Guadalajara hay que recorrer varios kilómetros.

En las calles, las escenas comunes son las de gasolinerías cerradas o las de otras con largas filas de automovilistas a la espera de una pipa.

Entre los conductores, quienes optan por formarse lo hacen con la intención de llenar el tanque, lo que suele generar más congestionamientos viales de lo usual.

Al mismo tiempo, la pregunta que se repite en redes sociales es “¿Dónde hay gasolina?”, con la que los usuarios buscan orientación.

Ve: ¿Qué pasa si se prolonga el desabasto de gasolina?

Después de un mes de que inició el cierre de ductos y de que los problemas de abasto empezaron a notarse en la entidad, la experiencias que han vivido los jaliscienses son variadas.

Publicidad

“Hoy es para mí lo más complicado, pero normalmente (espero) media hora, 40 minutos. Hoy, dos horas y 10 minutos”, dijo el comerciante Ramón López Lozano.

Otros, como Rosa María Reynoso García, aseguran haber tenido que esperar hasta dos días a que llegara una pipa.

“Estaba la cola muy larga, ya estábamos casi en la punta, pero no llegaba gasolina. Duramos dos días. Llegamos el viernes y hasta el domingo hubo gasolina. Aquí vivimos cerca, en (la colonia) Cántaros; entonces, yo venía y él (un familiar) se quedaba en la noche”, señaló.

Este martes por la tarde, al fin pudo llenar su tanque en una estación de Repsol de la avenida Adolf Horn. Además, aprovechó para llenar un bidón, a pesar de que la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) ha dicho que está prohibida la venta en este tipo de contenedores.

“Nosotros sí lo llenamos porque, como la ocupamos para mover a mi mamá al doctor o algo porque se nos pone mala, tengo que tener gasolina”, dijo Rosa María.

“Si usted le da un dinero a ella, ella le llena su bidón porque la que está de encargada ella nos regañó bien feo porque les llenamos los bidones sin que se formen”, comentó una despachadora de la estación de la avenida Adolf Horn, en la entrada al municipio de Tlajomulco, bastión político del gobernador Enrique Alfaro.

Publicidad

Te puede interesar: El gobierno de Jalisco acusa al de AMLO de incumplir acuerdos

Menos gasolina: menos viajes, menos clientes

Para Francisco Javier Fray Hernández, conductor de Uber desde hace año y medio, invertir tiempo en la fila de la gasolinería significa perder pasajeros.

La noche del lunes, buscó combustible en la carretera a Chapala y Periférico. Esperó casi dos horas y, cuando estaba a cinco carros de llegar, ya no alcanzó. Entonces, volvió a su casa y su cuñado incluso tuvo que sacar gasolina de una camioneta para darle un poco.

Otros afectados son los jaliscienses dedicados a las ventas.

Publicidad

Salvador Hernández Navarro, presidente de la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos, cuenta que él mismo ha tardado hasta 40 minutos para cargar.

“Cada vez sigue afectando más a los clientes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, a nuestros compradores, a nuestros clientes que vienen de las tiendas de abarrotes, de los tianguis, mercados municipales, así también como restaurantes. Obviamente, sí ha bajado la venta de estos clientes hasta casi un 50%”, dijo Hernández, aunque aseguró que afuera de este perímetro no hay afectación.

Los números y las quejas del gobernador

El gobernador Alfaro, sin embargo, tiene otros números.

Según el mandatario estatal, quien asumió el poder en diciembre tras ganar las elecciones de julio con MC, sí hay consecuencias en otros municipios. Este martes, reportó que en Tapalpa hay una reducción de 80% en el turismo, así como patrullaje y ambulancias “limitados”.

Publicidad

También dijo que la afluencia de turistas ha bajado en Tequila (70%) y en San Juan de los Lagos (50%), y que el abasto de gasolina es menor a 15% en 18 de los 125 municipios de Jalisco.

A la par, el mandatario estatal mantiene sus quejas hacia la respuesta que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado a la escasez de hidrocarburos.

El martes, incluso, Alfaro acusó a Pemex de no dar la cara, aseguró que el Ejecutivo no cumple sus compromisos en la materia y afirmó que su administración tomará medidas de prevención si el abasto no se resuelve.

“El problema de #DesabastoDeGasolina en Jalisco no es un asunto publicitario, es una crisis que requiere toda la seriedad por parte del Gobierno Federal y que no digan ‘zafo’ a su responsabilidad. No estoy polemizando, soy muy serio. Me canso ganso”, señaló Alfaro esta semana.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad