Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La escasez de gasolina cumple una semana. Este es el recuento de la situación

Los problemas en la distribución de combustibles comenzaron el viernes pasado. Aquí recordamos qué ha dicho el gobierno sobre la situación, así como los reclamos de gobernadores y ciudadanos.
Gasolina
Largas filas... Las filas de ciudadanos a pie o en automóviles han sido una postal común de los últimos días.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El 27 de diciembre, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció el arranque de su plan contra el robo de hidrocarburos.

Y el viernes pasado, una semana después de que inició esta estrategia —que contempla cierre de ductos, remoción de personal, cuidado de pipas, cambios en el método de distribución y vigilancia de las Fuerzas Armadas en las refinerías—, comenzó la escasez de gasolina.

Aquí presentamos un recuento de la situación, que ha abierto un primer frente político y social a la administración lopezobradorista.

Conoce más: Las claves del #PlanVsHuachicoleo y su impacto en el abasto de gasolinas

Día 1

Publicidad

El viernes 4 de enero, ciudadanos comenzaron a reportar la escasez en Hidalgo, Puebla, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

Esa mañana, el presidente afirmó en su conferencia de prensa matutina que los problemas de abasto estaban solo "en algunas partes muy localizadas".

Día 2

El sábado 5 de enero, la escasez se agudizó y comenzaron las críticas de los partidos opositores, que calificaron de "fallida" la estrategia federal contra el robo de hidrocarburos.

Pemex incluso aseguró que no había "escasez de producto", sino retraso en la distribución por cambios de logística, pues se había privilegiado el uso de medios de transporte más seguros.

Publicidad

"Nuestras Terminales de Distribución y Despacho cuentan con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población", señaló en un comunicado.

También puedes leer: Morena propone colocar geolocalizadores en las pipas de gasolina

Día 3

Para el domingo 6 de enero, más gasolinerías cerraron en siete entidades por falta de combustible, y en las que permanecían abiertas se veían largas filas de vehículos que esperaron durante horas para abastecerse.

Las críticas de la oposición aumentaron y vino el primer reclamo de uno de los estados afectados, Jalisco, donde el gobernador Enrique Alfaro acusó al Ejecutivo federal de manejar con hermetismo la información sobre la escasez.

Publicidad

Día 4

A la exigencia de Jalisco por normalizar el abasto de combustible se sumaron los gobiernos de Michoacán y Guanajuato.

El lunes 7 enero, cuando millones de estudiantes regresaron a clases, López Obrador reiteró que "hay gasolina suficiente en todo el país" y que "no hay problema de desabasto".

Ese mismo día, por órdenes del primer mandatario, el Ejército tomó la vigilancia de la refinería en Salamanca, Guanajuato, misma que comenzó a operar a 20% de su capacidad por falta de materia prima para procesar.

Día 5

Publicidad

Los gobernadores Silvano Aureoles (Michoacán) y Francisco Domínguez (Querétaro) exigieron a Pemex y al gobierno federal dar a conocer la fecha en la que normalizaría la distribución.

Para entonces, el martes 8 de enero, corrió la noticia de que la capital del país y municipios conurbados del Estado de México también padecían la situación .

La empresa estatal señaló que no había falta de hidrocarburos y pidió a los ciudadanos no hacer "compras de pánico", pues, dijo, eso es lo que puede generar escasez en la zona metropolitana.

Esa misma noche, López Obrador dio su primera entrevista como presidente de México a El Financiero. En ella, insistió en que urgía tomar acciones y medidas necesarias para dejar de manifiesto que no se puede tolerar el robo de combustible.

Publicidad

"El plan ya se tenía decidido. Uno no puede ver todo esto sin actuar, te sientes cómplice. ¿Cómo me puedo acostumbrar a esto? Así que el operativo fue la mejor forma de atacar al huachicoleo", sostuvo.

Día 6

Las "compras de pánico" en la capital, Estado de México y Michoacán, principalmente, no cesaron pese al llamado del gobierno federal.

El miércoles 9 de enero, Carlos Romero Deschamps , secretario general del sindicato petrolero, reconoció en un comunicado las acciones del nuevo gobierno federal contra la corrupción en Pemex y defendió : "Sí hay gasolina y diésel en México. Se está limpiando el modelo de suministro. Esto afecta temporalmente al consumidor, es un costo pequeño para transformar Pemex. El gobierno está haciendo lo correcto. El sindicato apoya el cambio".

Dentro del Congreso, además, la Comisión Permanente decidió citar a comparecer a los titulares de Hacienda, Energía, Pemex y Profeco para explicar la situación.

Publicidad

Te puede interesar: Ante los problemas con las gasolinas, las redes se abastecen de memes

Día 7

Para el jueves 10 de enero, los hashtags #DesabastoDeGasolinas, #NoHayGasolina y #NoAlHuachicoleo se mantuvieron como tendencia en Twitter.

En tanto, en su conferencia matutina del jueves, López Obrador acusó "sabotaje" en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, lo que aseguró causó la escasez de combustible en la capital del país.

"El problema de la escasez en la Ciudad de México se originó porque hubo un sabotaje a un ducto de conducción de combustible de Tuxpan a Azcapotzalco. Se reparó, se restableció el servicio y volvieron a bloquear, volvieron a afectar el ducto; sin embargo, se avanzó bastante y ya vamos hacia la normalidad", dijo.

Publicidad

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad