Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#FrenteaFrente: Los proyectos de EPN y AMLO para predio del Ejército en Santa Fe

El plan de López Obrador para urbanizar un predio del Campo Militar 1F retoma un plan de Peña Nieto que se frenó en julio pasado. ¿Cuáles son sus diferencias y semejanzas? Aquí te contamos.
Proyecto en Santa Fe
¿Proyecto reciclado? El presidente Andrés Manuel López Obrador retoma un proyecto que tuvo que frenar la administración de Enrique Peña Nieto.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretende urbanizar una parte del Campo Militar 1F en Santa Fe para financiar la creación de la Guardia Nacional. El proyecto no es nuevo; de hecho retoma un plan que tenía Enrique Peña Nieto, su antecesor, y al que finalmente se le metió freno.

El plan anunciado por la nueva administración contempla la creación de un parque en 85 de las 100 hectáreas del inmueble y la urbanización del resto, situación que ha provocado críticas incluso entre personas afines a López Obrador.

Más allá de la polémica que ha generado el tema, te contamos las similitudes y diferencias entre el proyecto actual y el de la administración pasada.

Te recomendamos: AMLO hará consulta sobre desarrollo inmobiliario en Santa Fe

¿Terreno a la venta?

Con Peña Nieto: Sí, el gobierno federal puso el terreno a la venta. El 24 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo para la desincorporación de 125 hectáreas del Campo Militar 1F, a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

Publicidad

Con AMLO: El presidente no habló de venta, pero sí de un desarrollo inmobiliario que ocuparía 30 hectáreas, según anunció primero, aunque este viernes dijo que podría ser la mitad. Con este proyecto, su administración espera obtener entre 20,000 y 30,000 millones de pesos, que invertiría en la Guardia Nacional.

¿Residencias de lujo?

Con Peña Nieto: El plan era hacer un desarrollo inmobiliario que, según un director de la firma Hasta Capital, fuera el “proyecto más importante de América Latina”.

Con AMLO: El mandatario federal habló de urbanizar 15 de las 100 hectáreas del predio, pero ajustándose a las normas en materia inmobiliaria de densidad para evitar impactos ambientales y de vialidad en dicha zona.

¿Y el patrimonio histórico?

Con Peña Nieto: En el acuerdo del gobierno federal no se habla de inmuebles histórcos dentro del campo militar, pero el acuerdo sí dejó fuera de la enajenación 199,004 metros por cauce del río Tacubaya y su zona federal, así como 22,769 metros cuadrados contemplados en el trazo del Tren Interurbano México-Toluca.

Con AMLO: Dentro del predio, informó el mandatario, hay edificios históricos y unidades habitacionales del Ejército, los cuales quedarían fuera del proyecto porque “no se pueden tocar”.

Te puede interesar: En seguridad, solo Sedena gana en el gasto para 2019

¿Área verde?

Con Peña Nieto: El diario Reforma publicó el 8 de marzo pasado que el proyecto de la pasada administración contemplaba la construcción de un desarrollo mixto, lo que prendió alertas por el impacto en los servicios de agua, drenaje y basura en la zona. No se mencionó si se destinaría alguna parte del predio para áreas verdes.

Con AMLO: Aunque inicialmente dijo que el 70% del predio que se utilizará para el proyecto será para un parque —como si se tratara de una nueva sección del Bosque de Chapultepec— este viernes señaló que será 85% de la superficio lo que se utilizará para ese fin.

Destino de los recursos

Con Peña Nieto: El dinero obtenido de la venta que, de acuerdo con la agencia Reuters, se preveía encomendar a la firma internacional Jones Lang LaSalle, se destinaría a la Tesorería de la Federación. No se detalló si se invertiría en algún proyecto gubernamental.

Con AMLO: Las ganancias por el proyecto en el nuevo gobierno, que se estiman entre 20,000 y 30,000 millones de pesos, se destinarían al financiamiento de la Guardia Nacional. Según López Obrador, la corporación necesita alrededor de 80 instalaciones para operar.

Los obstáculos

Con Peña Nieto: Uno de los principales obstáculos que enfrentó Peña Nieto fue la falta de permisos de uso de suelo para instalaciones de gobierno y área verde, así como la oposición de vecinos y diputados de Morena, que entonces era oposición. Finalmente la venta se canceló y el predio fue reincorporado al Ejército , mediante acuerdo publicado en el Diario Oficial el pasado 27 de julio.

Con AMLO: La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha dicho que el proyecto de urbanización debe ajustarse al uso de suelo. Además, ha despertado inquietudes entre integrantes de Morena, como el diputado Gerardo Fernández Noroña y la alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores, quienes han advertido sobre el impacto ambiental y social que podría tener en la zona.

Te puede interesar: El proyecto de AMLO en Santa Fe provoca críticas

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad