Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El plan pro-marihuana se topa con voces en contra y llamados a debatir

Organizaciones de la sociedad civil, el PRI y el PAN anuncian que lucharán por hacerse oír cuando se debata en el Congreso la despenalización del uso lúdico que impulsa Olga Sánchez Cordero.
motita
No a la marihuana lúdica. A punto de comenzar la discusión sobre el uso lúdico de la marihuana en México, estas son las voces que se perfilan en contra.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Cuando al interior de Morena se echan campanas al vuelo por la presentación de la iniciativa para regular el uso lúdico de la marihuana, organizaciones de la sociedad civil y legisladores de oposición ya se perfilan para dar la batalla contra lo que consideran una agenda adversa a los principios de la vida.

Para el Frente Nacional por la Familia y la Unión Nacional de Padres de Familia, el posible aval de la marihuana lúdica es parte de la que llama "agenda de muerte" —por el efecto nocivo que el consumo esta sustancia podría tener en niños y adolescentes— de la senadora Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación.

Andrés Manuel López Obrador no incluyó este tema dentro de su oferta de campaña, los votos que recibió no fueron para esto. Cuando a él se le preguntaba algo, él respondía que se iba a realizar una consulta y que decidiría el pueblo”.
Rodrigo Iván Cortés, presidente Frente Nacional por la Familia

Desde el punto de vista de los partidos de oposición en el Senado y la Cámara de Diputados, la regulación del consumo de marihuana con fines recreativos debe discutirse con la mayor apertura posible de parte de Morena.

Publicidad

Representantes del PAN y el PRI consideran que la legalización de la marihuana puede contribuir a disminuir la violencia e inseguridad que padecen algunas regiones del país, pero por sí misma no resuelve el problema, y adelantan que lucharán para que sus posturas queden plasmadas en el dictamen que finalmente vote el Congreso.

Conoce más: Punto por punto, esto plantea Olga Sánchez Cordero para regular la marihuana

¿Por qué las OSC rechazan la legalización de las drogas?

El Frente Nacional por la Familia, que aglutina alrededor de 100 organizaciones, considera que no debe aprobarse una legislación de estas dimensiones a favor del consumo de drogas porque no va acompañada de información para los padres de familia sobre los principales problemas ocasionados por las drogas.

Publicidad

Asegura que los problemas relacionados con el consumo de drogas se agravan entre los consumidores más jóvenes, pues es en la adolescencia cuando ocurre el desarrollo integral del individuo.

“Es una visión que, en vez de promover vida y libertad, promueve muerte y esclavitud vía las adicciones”, plantea Cortés.

El presidente del FNF refiere que, de acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones, uno de cada 10 consumidores de marihuana puede desarrollar adicción. Si son menores de edad, al cifra aumenta hasta uno de cada seis.

Por su parte, la Unión Nacional de Padres de Familia tiene la postura de no permitir que la salud de niños y jóvenes se vea afectada.

Publicidad

“Rechazamos las propuestas de la futura titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sobre la legalización del uso de la marihuana”, sostiene el posicionamiento Leonardo García Camarena, presidente de la organización.

Este grupo asegura que la marihuana contiene una sustancia que puede predisponer la aparición de cuadros depresivos u otros parecidos a la esquizofrenia, problemas de concentración, cognición, aprendizaje, deterioro de la coordinación motora, padecimientos respiratorios, enfermedades pulmonares y eleva el riesgo de padecer síndrome coronario agudo.

Te puede interesar: Con la ONU, el futuro gobierno va por marihuana recreativa y amapola medicinal

¿Qué proponen?

Publicidad


Los líderes de las organizaciones rechazan todas las iniciativas que, desde su punto de vista, atentan contra los derechos y creencias de la mayoría de los mexicanos, como las propuestas de legalizar la mariguana y los matrimonio igualitarios.

Para ellos es incorrecto legislar únicamente en beneficio de unos cuantos. Sostienen que una verdadera política pública en la materia debe incluir “de forma urgente” la obligación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de informar, en los planes y programas de estudio, sobre los daños que ocasiona consumir drogas.

Además consideran que la Secretaría de Salud debe implementar, en todos los grados escolares, un programa permanente de prevención acorde a la edad y desarrollo de los alumnos.

PAN considera que no reduce la criminalidad

Publicidad

En la pasada legislatura, el PAN fue uno de los principales impulsores de legalizar el uso de la marihuana con fines médicos y científicos. Sin embargo, estiman que su consumo con fines lúdicos conlleva otros problemas que deben abordarse simultáneamente.

“El legalizar la marihuana no resuelve el problema ni delincuencial ni de consumo, sobre todo si no se implementan políticas públicas de prevención”, advierte en entrevista la diputada Adriana Dávila.

La también secretaria de la Comisión de Seguridad Pública explica que, con base en la experiencia reportada por Estados Unidos, legalizar el negocio de la droga no reduce el crimen; por el contrario, fomenta las redes de comercio de sustancias nocivas y de violencia.

Es decir, para los panistas, la regulación no resuelve los problemas de consumo, del crimen ni de la violencia y sí aumenta los costos sociales y de salud pública, que no se comparan con los beneficios económicos.

Publicidad

Dávila pide a la bancada de Morena que escuche todos los planteamientos en torno a este tema y no llegue a las comisiones dictaminadoras con ánimo de un “autoritarismo disfrazado de democracia”.

También puedes leer: La Corte sentó jurisprudencia sobre la marihuana... ¿pero eso qué significa?

PRI a favor, pero solo hasta cierto punto

El grupo parlamentario del PRI en el Senado está a favor de legalizar la marihuana con fines recreativos y medicinales, pero desde una perspectiva de salud pública y derechos humanos.

Publicidad

En su posicionamiento, la bancada propone terminar con la criminalización del consumo, a partir de aumentar de cinco a 28 gramos las dosis máximas que la Ley General de Salud permite portar para consumo personal.

También plantea modificar el Código Penal Federal para establecer que no sea delito la producción para consumo personal.

Desde 2016, el PRI apoyó la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto con esa finalidad, pero en aquel entonces el Congreso solo aprobó la despenalización para uso terapéutico y medicinal. La propuesta del gobierno y el partido era ir más allá.

Recomendamos: AMLO no está cerrado a despenalizar el consumo de marihuana: Sánchez Cordero

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad