Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Se van los gobernadores... pero dejan millones sin aclarar

Seis de los nueve estados que cambiarán de gobierno este año dejan pendientes por aclarar más de 3,693 millones de pesos ante la Auditoría Superior de la Federación.
Estados dejan cuentas pendientes
Sin aclarar ni comprobar. Los nueve estados que cambiarán de gobierno este año acumulan anomalías superiores a los 4,200 millones de pesos.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).– Los estados de Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Puebla y Veracruz tienen dos cosas en común: cambiarán la estafeta en el gobierno este año, pero también dejan un cúmulo de irregularidades por aclarar ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Estos seis estados que estrenan administración este año acumulan más de 3,693 millones de pesos en recursos que deben comprobar o reintegrar al erario, de acuerdo con las observaciones contenidas en el segundo informe de fiscalización a la Cuenta Pública de 2017.

Te recomendamos: La Auditoría suma denuncias al caso de "la estafa maestra"

El organismo también detectó que los 32 estados del país no han comprobado el destino de 7,852 millones de pesos, lo que sumado a las observaciones de la primera entrega de la ASF resulta un monto de 11,526 millones de pesos por recuperar.

Publicidad

El Estado de México —que cambió administración en 2017— está a la cabeza de las irregularidades. Yucatán y Morelos son los que menos pendientes tienen por aclarar a la auditoría.

Publicidad

Aquí los detalles de los estados que tuvieron mayor número de anomalías detectadas por la ASF:

Edomex, irregularidades en fondos para salud y escuelas

¿Quién gobernaba? Eruviel Ávila y Alfredo del Mazo, PRI
Monto por recuperar: 2,400.7 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? En este estado el cambio de estafeta coincidió con el año de la revisión, donde se detectaron daños en diversos fondos federales, entre los que está el programa Escuelas al Cien, del que no se comprobó el destino de 765 millones de pesos. Otras irregularidades detectadas son por transferencias no comprobadas a organismos autónomos de servicios de salud estatales o de municipios por conceptos de apoyos. El estado tampoco comprobó el ejercicio ni reintegró a la federación los recursos que estaban destinados a infraestructura educativa, lo que generó un posible daño de 379 millones de pesos.

Puebla, entre aviadores y obras sin justificar

Publicidad

¿Quién gobernaba? Antonio Gali, PAN
Monto por recuperar: 1,149.9 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? Pagos de personal no autorizado o localizado, obras no justificadas o recursos no devengados son parte de las irregularidades detectadas en el manejo de recursos del Fondo de Fortalecimiento Financiero y que dejaron un posible daño de 920.6 millones de pesos. Esto además de incumplimientos en materia de transparencia. Por otro lado, la Auditoría detectó que el gobierno no ejerció pero tampoco reintegró a la federación recursos por 165.4 millones de pesos que debían destinarse en obras de infraestructura educativa.

Te puede interesar: Escuelas sin daños por el sismo recibieron fondos de reconstrucción

Ciudad de México, fallan delegaciones en comprobación

¿Quién gobernaba? Miguel Ángel Mancera, PRD
Monto por recuperar: 603.1 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? Las irregularidades se detectaron en el manejo de al menos cuatro fondos federales, pero se concentraron en las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero —entonces gobernadas por el PRD—. En el caso de Iztapalapa, el posible daño al erario es de 324.3 millones de pesos dado que no se entregó documentación para comprobar pagos por concepto de alumbrado público, servicios de asistencia ni arrendamiento de pipas. En Gustavo A Madero, las autoridades no comprobaron con documentos en qué se gastaron por 269.8 millones de pesos destinados a servicios de vigilancia y suministro de energía eléctrica.

Publicidad

Veracruz, en proceso de solventación

¿Quién gobernaba? Miguel Ángel Yunes, PAN-PRD
Monto por recuperar: 426.1 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? Entre las anomalías detectadas en el primer año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares están la aplicación de recursos a obras no contempladas en los objetivos de fondos destinados a tareas de seguridad o de infraestructura para la educación. En algunos casos se detectaron pagos por obra no ejecutada o cuyo volumen no correspondía a lo contratado, a través del Instituto de Espacios Educativos de Veracruz. De las observaciones realizadas, la ASF señala en sus dictámenes que algunas ya están en proceso de solventación. Por otro lado, el organismo también puso ojo en el municipio de Veracruz, donde se determinó un posible daño de 134.3 millones de pesos derivado de retenciones por el concepto de suministro de agua, que no habrían sido entregadas a la Comisión Nacional de Agua.

Guanajuato, gasto a destiempo y sin comprobar

¿Quién gobernaba? Miguel Márquez, PAN
Monto por recuperar: 413.1 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? Las principales anomalías son en el manejo de tres fondos federales. El primero es el Fondo de Infraestructura Social donde se determinó un posible daño de 84.2 millones de pesos por la ejecución a destiempo de los recursos, así como el depósito a cuentas distintas y falta de documentación comprobatoria de 18 de 35 obras públicas. Una situación similar se presentó en el uso de recursos destinados al fortalecimiento financiero del estado, donde el posible daño al erario es de 173 millones de pesos, mientras que en el Fondo de Aportaciones Múltiples no comprobó el gasto de 148.4 mdp supuestamente destinados a infraestructura educativa.

Publicidad

Chiapas, también los municipios

¿Quién gobernaba? Manuel Velasco, PVEM
Monto por recuperar: 313.1 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? Al igual que en el caso anterior, las anomalías mayores se detectaron en el manejo de recursos por parte de los municipios de Chamula y Oxchuc. En el caso del primero, se detectó un probable daño de 78.6 millones de pesos que se utilizaron para la adquisición de material de construcción (block, varilla y cemento) el cual fue entregado directamente a los beneficiarios sin comprobar su utilización en tareas de rehabilitación.
En Oxchuc, no se comprobó el destino de 201.2 millones de pesos de un fondo federal destinado al financiamiento de obras y acciones en beneficio de población en pobreza extrema y alto nivel de rezago social.

Jalisco, ni gastado ni devuelto

¿Quién gobernaba? Aristóteles Sandoval, PRI
Monto por recuperar: 308 millones de pesos
¿Qué pasó con el dinero? El gobierno de Jalisco no gastó, pero tampoco devolvió a la federación 108 millones de pesos del Fondo de Aportaciones Múltiples que recibió en 2017, de acuerdo con el dictamen de la Auditoría. Estos recursos iban destinados a infraestructura educativa, entre otros rubros.
Otras irregularidades detectadas son por el manejo del Fondo de Fortalecimiento Financiero —incluido dentro del Ramo 23—, donde la ASF determinó un posible daño al erario de 156.4 millones de pesos por pago de obras no ejecutadas o en exceso, así como falta de comprobación de transferencias de recursos a los municipios.

Publicidad

Recomendamos: El NAIM nuevamente en la mira de la ASF por irregularidades

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad