Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sobrecostos y retrasos, lo que tienen en común Paso Exprés, Tren Toluca y NAIM

Tres de las obras más importantes de la administración actual comparten prácticas poco transparentes y que abren la puerta a la corrupción, según un análisis de la organización México Evalúa.
Tren Toluca
El Tren Interurbano México-Toluca está pensado para conectar el poniente de la capital del país con la capital del Estado de México.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El incremento de los costos iniciales y en los tiempos de entrega y la mala planeación son tres características que comparten el Paso Exprés, el Tren Interurbano México-Toluca y el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

El estudio ¡Ojos a la obra!, de México Evalúa, revela que en estos tres proyectos clave hubo sobrecostos en promedio de 70% respecto de su presupuesto inicial, así como retrasos de hasta 75% en los plazos. Esto se traduce en un incremento de gasto total hasta el momento por 142,535 millones de pesos (mdp).

  • Según el análisis, el tren tuvo el aumento más significativo, de 77%, al pasar de 33,741 mdp a 59,217 mdp.
  • Le sigue el Paso Exprés de Cuernavaca, con un aumento de 73%. La obra inició con un presupuesto de 1,274 mdp y pasó a 2,213 mdp.
  • El sobrecosto en el NAIM es de 68%, con un presupuesto inicial de 168,880 mdp a 285,000 mdp. En esta obra, solo la barda perimetral tuvo un incremento de 89%.

"En el tema de los sobrecostos, de lo que se trata es de tener más valor público de los recursos públicos, porque cada peso de sobrecosto es un peso que se deja de ocupar en una escuela o en un hospital", señaló Joel Salas, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia (INAI).

Publicidad

El estudio presentado este miércoles examinó 30 contratos del NAIM por un monto de 129,582 mdp, equivalente a 84% del monto contratado a agosto de 2018; entre esos contratos están el de la torre y la barda perimetral. Para el tren se analizaron 15 contratos por 36,985 mdp, equivalentes a 62%, y en el Paso Exprés se analizó el contrato principal —el de ampliación del libramiento de Cuernavaca—, que corresponde a 1,045 mdp, 82% de la obra.

¿Qué más se encontró en las contrataciones?

Publicidad

El estudio también revela fallas en la planeación de los proyectos, que provocaron un desfase de los tiempos establecidos y retrasos. En las tres obras presentadas hubo un incremento en los plazos, siendo el NAIM con 75% más el que tardó más tiempo en realizar las licitaciones.

Publicidad

El tren estaba planeado para concluirse en diciembre de 2017. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) señaló que lo entregaría a finales de este año para que pueda empezar a operar a mediados de 2019; sin embargo, aún no hay fechas establecidas.

Para México Evalúa, el tiempo invertido en la adjudicación de contratos se ve afectado por la falta de preparación y un uso ineficiente de la tecnología.

¿Cómo se dieron los contratos?

Publicidad

El estudio también señaló que no hubo competencia clara en la adjudicación de contratos, pues aunque la mayoría de los contratos sí se dio bajo licitación, en el caso del NAIM solo 27% de concursos o licitaciones contó con suficiente rivalidad, es decir, con licitaciones en las que se evaluaron completamente más de cinco proposiciones solventes.

Conoce más: Los mitos y las realidades en torno al Nuevo Aeropuerto, según el IMCO

En el tren la situación fue similar: se registró una baja afluencia de proposiciones, un promedio de seis participantes por licitación, y en siete concursos solo asistieron menos de cuatro oferentes.

En el Paso Exprés, la situación fue peor: la descalificación de licitantes alcanzó 91%, lo que implicó elegir al contratista del principal contrato entre dos de las 23 propuestas iniciales. En todos los casos se identificaron diversas prácticas de abuso de los requisitos, que impiden garantizar las mejores condiciones de contratación.

Publicidad

¿Qué proponen los expertos?

La organización hace una serie de recomendaciones que espera puedan ser tomadas por la próxima administración, para priorizar el valor público de las obras en lugar de intereses políticos.

"Para superar la pobreza, desigualdad y corrupción, necesitamos dejar de autorizar proyectos de obra pública a partir de posturas políticas o con perspectivas de corto plazo", afirmó Edna Jaime, directora de México Evalúa.

Publicidad

Te puede interesar: La corrupción no se combate, solo se controla: Eduardo Bohórquez

Para José Octavio López, integrante de la Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), la profesionalización de quienes participan en los procesos de contratación es de suma importancia. "Tenemos que asegurarnos de despolitizar los procesos de contrataciones", aseguró.

Entre los consejos están desarrollar procesos institucionales independientes, instrumentos para regular, calificar y transparentar el estado de la preparación de los proyectos.

Mariana Campos, coordinadora del proyecto de México Evalúa, puso como ejemplo el caso de Canadá o Reino Unido, que cuentan instituciones autónomas que se encargan de supervisar los proyectos de obra.

Publicidad

Otra sugerencia es transitar a un verdadero cambio tecnológico y adoptar procesos digitales para los proyectos y contratos, fortalecer la transparencia en la obra pública acorde a los estándares internacionales y modificar el marco legal para que todo quede establecido en la ley.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad