Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#19S: "Sobrevivimos al sismo, pero no a nuestro gobierno"

Igor Jiménez trabajó para cumplir el sueño de vivir la Condesa, pero hace un año con el sismo del 19 de septiembre, su departamento quedó muy dañado. Hoy reclama por los apoyos prometidos.
Damnificado 19S
Un año de espera. Igor Jiménez es un arquitecto quien reclama al gobierno que se liberen los apoyos que llegaron del extranjero para los damnificados.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - Igor Jiménez es arquitecto y vive en un departamento que requiere ser reconstruido en la calle de Atlixco, en la colonia Condesa.

Lo más difícil, cuenta, fue asumirse como damnificado luego de estar viviendo su sueño dorado de poder vivir en el lugar de sus sueños, en el barrio conocido por sus bares, restaurantes y cervecerías y con una intensa vida cultural. Pero hace una año con el sismo del 19 de Septiembre, su vida dio un giro total: el edificio tiene 16 por ciento de desplome y fracturas en los muros.

Su edificio está dictaminado como amarillo habitable, pero gracias a revisiones que le han dado compañeros ingenieros que conocen de estructuras, asegura que la rehabilitación sería más costosa que la reconstrucción.

Actualmente, sigue viviendo en el segundo piso de su edificio con sus dos hijos pequeños y su esposa, quien labora como diseñadora y hoy lleva los gastos de la casa, pues después del sismo perdió su empleo y trabaja de manera eventual por comisiones.

Publicidad
#19S: A un año, esto dicen los afectados

Aun un año del sismo, él y su familia esperan los estudios que confirmen si, el edificio se puede rehabilitar con una técnica y qué tan caro será o si saldría mejor construirlo de nuevo.

“Con el sismo no solo se cimbró mi edificio, se cimbró también mi situación laboral. Mi empresa entró en problemas, por la situación hubo diversas complicaciones. Poco tiempo después perdí el trabajo”, comenta.

Publicidad

Igor cuenta que la suerte se combinó con sus ganas de vivir en la Condesa para lograrlo. "Fue como matar una víbora en viernes", describe así su suerte para adquirir el departamento en la calle de Atlixco, a una persona que necesitaba dinero. Hoy, representa el trabajo de toda su vida y de todo su patrimonio y con desconcierto, dice que no podría pagarlo de nuevo.

Te puede interesar: A un año del sismo, Juchitán sigue entre escombros

Atlixco 124, colonia Condesa.
En espera. Este edificio de la colonia Condesa está en revisión para ver si es demolido o enfrentará una rehabilitación, la cual podría resultar más cara.

Publicidad

El sueño se derrumbo

Un año después, del sismo, Igor dice que su panorama no es fácil y que a cada momento que pasa su situación se complica más, por el desgaste de tocar puertas por ayuda y solo encontrar indiferencia en las autoridades.

En mi edificio, la gentes está agotada o desgastada, los que seguimos vivos (...) los que la estamos pasando pésimo son lo que sobrevivimos al sismo, pero no podemos sobrevivir a nuestro gobierno. Eso es lo más doloroso".
Publicidad

En el edificio hay siete departamentos pero él es el único que está en un movimiento para exigir apoyos a las autoridades, pues señala que es injusto que con los apoyos entregados por gobiernos extranjeros y la iniciativa privada, les quieran prestar dinero a través de créditos.

“Hemos tenido propuestas por parte del gobierno de abandonar para que redensifiquemos, o para que entremos a créditos, lo cual se me hace… no injusto, pero sí absurdo e insensible. Es una situación de chacales porque pareciera que después de perder nuestra vivienda y nuestra seguridad de vivir tranquilamente nos convertimos en presas de gente que lo único que ve en nosotros es una oportunidad de negocio”, afirma Igor, quien lucha por los apoyos a través del movimiento de Damnificados Unidos.

"El gobierno se apropió de los recursos económicos que llegaron de otras partes del mundo y nunca se pensó en los damnificados. Me parece una burla que nos prestaran dinero de gente, que otra gente de buena fe lo hizo llegar para los damnificados. Que yo tenga que pagar un crédito por un dinero que no le pertenece al gobierno, me parece una burla y es por demás doloroso", afirma.

También puedes leer: La Torre Latinoamericana, símbolo de la resistencia a sismos

Publicidad

Poco a poco, dice, ha aprendiendo que si bien el gobierno no es responsable o no es culpable de lo que haya ocurrido con el sismo, sí es responsable de lo que tenga que suceder con sus conciudadanos.

"Hemos estado exigiendo los apoyos que llegaron desde muchas partes para participar económicamente en la remodelación del edificio... Y hasta el momento no ha habido respuesta", se lamenta Igor, quien dice que seguirá luchando por una solución que le permita reconstruir su casa con los recursos asignados para ello.

Te recomendamos: La reconstrucción en Ciudad de México se 'atora' por falta de voluntad política

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad