¿Qué hace el Grupo Riobóo y por qué cobra lo que cobra en las obras?

El ingeniero José María Rioboó es considerado por el candidato Andrés Manuel López Obrador como "uno de los mejores estructuristas" más grandes del mundo y en el segundo piso cobró solo por "la idea".
AMLO y Rioboó  Fotografía tomada durante las proyecciones de la obra del segundo piso del periférico para la Ciudad de México.  (Foto: Tomada de video.)
CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) -

La empresa Riobóo SA de CV cobra solo por las ideas y proyectos patentados para las obras en los diferentes gobiernos para los que trabaja.

Una revisión a los contratos de toda la obra del segundo piso del Periférico en sus diferentes planes muestra que los estudios hechos por Riobóo son el cuarto contrato mejor pagado, solo por encima de la colocación de trabes de nueve metros para la obra y obra civil en algunos tramos.

El proyecto –con un costo que supera los 2 mil millones de pesos- ha sido uno de los más ambiciosos para mejorar la vialidad en la Ciudad de México y para su realización se contrataron a diferentes empresas y entidades públicas, desde Tradeco y Gutsa, empresas que también han trabajado para los gobiernos federales de Vicente Fox y Felipe Calderón, y la propia Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El candidato panista Ricardo Anaya inició la polémica de los contratos de Riobóo al asegurar que José María Riobóo fue el “constructor favorito” del gobierno capitalino. Dijo que se presentó en la licitación de las pistas del nuevo aeropuerto y, al no ser seleccionado, criticó el proyecto en conjunto con el aspirante morenista.

Es lo que dice AMLO: 'No hay nada absolutamente chueco' en contratos con Riobóo, dice AMLO

La idea millonaria

A Riobóo se le encargó, en el caso de la Ciudad de México, todo el análisis de la viabilidad del segundo piso. En un solo contrato cobró 152 millones 992,411 pesos para los estudios de los tramos entre la Av. Luis Cabrera y el Toreo de Cuatro Caminos y del Viaducto Miguel Alemán desde la Calzada Ignacio Zaragoza hasta el Anillo Periférico Arco Poniente, incluyendo los dos ramales que intersectan con este.

También hizo dentro del mismo contrato el diseño de la obra del Distribuidor Vial San Antonio (etapas 1 y 2), así como los proyectos necesarios para el cumplimiento de las medidas de mitigación de la resolución de impacto ambiental (construcción de ciclopistas), y para la realización de obras complementarias a los distribuidores viales tales como proyectos para la construcción de puentes vehiculares (Fray Servando y Av. Del Taller) y ofreció el apoyo técnico para la construcción de los mismos.

Te puede interesar: Ebrard y Mancera se confrontan por contratos otorgados a Riobóo en la CDMX

En la lista de contratos disponibles del segundo piso del Periférico hay solo tres contratos con mayor monto que los de Riobóo, se trata de uno por más de 335 millones para GAMI Ingeniería e Instalaciones SA e Impulsora de Desarrollo Integral SA de CV para la obra civil de los tramos Avenida de Las Flores a Avenida San Antonio; otro para la fabricación de trabes por 198 millones para la empresa Unión Presforadora SA de CV; y otro por el montaje y traslado de las trabes y tabletas de San Jerónimo a Las Flores y del Distribuidor de San Antonio con un costo de más de 164 millones que se le encargó a las empresas Eseasa Construcciones SA de CV, Cargo Crane SA de CV y Grúas Mycsa SA de CV.

Las patentes de Riobóo

El mismo Grupo Riobóo ha defendido que su empresa no es una constructora y sus modelos están protegidos por patentes: “Solamente entregamos estudios, planos, especificaciones bastante detalladas dado el tipo de proyecto”.

Lee también: PRI y PAN redoblan ataques contra AMLO por su relación con Riobóo y Espriú

“Ninguna de las empresas de Grupo Riobóo es contratista y jamás han construido físicamente nada. Son firmas de diseño de ingeniería especializada o de gerenciamiento, coordinación o supervisión. En pocas palabras: no es constructora”.

El corporativo precisó que recibió la adjudicación directa del gobierno de AMLO por los segundos pisos “debido a que resultaba la solución más económica y conveniente al interés público; y sólo podía ser otorgada al grupo debido a que los modelos prefabricados están protegidos por patentes y modelos de utilidad regulados por la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual”.

La empresa indicó que ha participado en diversos proyectos con el gobierno capitalino desde 1978 y negó que se le haya favorecido de manera ilegal en alguna ocasión. Actualmente, participa en el diseño del Viaducto Elevado Bicentenario, en el Estado de México, así como en las autopistas urbanas Norte y Sur, pero fue contratada directamente por quienes ganaron la construcción y las concesiones.

Por su parte, el diputado Jorge Triana, señaló tras el debate que durante la gestión de López Obrador como jefe de Gobierno de la Ciudad de México se nombró a Yazmín Esquivel, esposa del empresario José María Rioboó, como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, lo cual demuestra conflicto de interés.

En tanto, el candidato de Morena-PT-PES, quien definió a Rioboó como uno de los mejores estructuristas del mundo, ha señalado que las acusaciones son parte de una “guerra sucia” de la campaña, ya que sus rivales se ven muy lejanos en las encuestas y sus propuestas no logran convencer al electorado.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
AMLO habla de su plan de austeridad y el ajuste de salarios a altos funcionarios
Te Recomendamos
×