Los feminicidios en México, cada vez más atroces

Tres mujeres embarazadas fueron asesinadas. A dos de ellas les abrieron el vientre para robarles su bebé.
Los feminicidios  no dan tregua.  (Foto: ADNPolítico)
CIUDAD DE MÉXICO -

Jenny Judith creyó en la buena voluntad de una mujer que se acercó a ella afuera de un centro de salud en Lerdo de Tejada, Veracruz, y ofreció regalarle ropa para el bebé que estaba esperando.

La joven de 23 años de edad nunca imaginó que ese 3 de abril ya no regresaría a su casa. La señora, a quien las autoridades locales identificaron como Brianda Padrón Cano, presuntamente la asesinó para robarle al bebé que estaba a una semana de dar a luz.

Este es uno de los tres feminicidios que han causado indignación en el país por la forma atroz en la que se cometieron. A dos de las víctimas les abrieron el vientre para apoderarse de sus hijos.

¿Por qué no hay tregua en los feminicidios?

Para la directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Regina Tamés, los asesinatos violentos contra mujeres en México no dan tregua porque las políticas públicas no han funcionado. Esa falla, está aunada a una descomposición social por la que las personas están dispuestas a matar para conseguir sus fines.

“La violencia contra las mujeres, sin duda, va en escala y ahora nos encontramos con casos tan aberrantes y atroces como éste (el de Jenny); se atreven incluso a asesinar a mujeres con embarazos avanzados”, dijo a ADNPolítico en entrevista telefónica.

La especialista en derechos reproductivos cree que esta modalidad de extraer bebés a mujeres embarazadas irá en aumento si las autoridades no actúan.

“Ya vieron (los delincuentes) que no pasa nada a pesar de que se han realizado reformas a la ley”, agregó.

El 4 de abril, horas después de que el cadáver de Jenny fuera hallado en un lote baldío en Santa Rita Alvarado –a 5 kilómetros del lugar donde había abordado un taxi con su presunta asesina – el gobierno de Miguel Ángel Yunes ofreció recompensa de un 1 millón de pesos para ubicar a Brianda.

Un día después, los padres de la inculpada dieron aviso a la policía para entregar al bebé, debido a que su hija se los había encargado. Gracias a que dieron su ubicación, fue detenida. Aunque la fiscalía de Veracruz informó que se trata de un feminicidio, la mujer está vinculada a proceso y permanece detenida por los delitos de homicidio doloso y secuestro.

A Jessica también la mataron para extraerle a su bebé

Apenas unos días antes de que a Jenny la engañaran con regalarle ropa para su bebé para robárselo, en Tamaulipas se registró un caso similar. Jessica Gabriela de 20 años de edad fue contactada vía Facebook por una mujer. También le ofreció vestimenta para su hijo.

Ella aceptó conocerla el 27 de marzo, el día que fue asesinada. También le extrajeron a su bebé del vientre.

El cuerpo de la víctima fue hallado en el departamento de Cynthia Fátima, detenida luego de que médicos detectaran que no había sufrido un aborto, como justificó cuando arribó a un hospital para que reanimaran al bebé que se había robado. El feto de ocho meses de gestación no sobrevivió.

Según autoridades locales, tanto Cynthia como su esposo son sospechosos de estar involucrados en una red dedicada a robar bebés a embarazadas en el norte del país. Serán juzgados por el delito de feminicidio.

Por las características de ambos hechos, Regina Tamés considera que la pobreza es otro de los factores de riesgo.

“Irte fácilmente con alguien que promete ayudarte es sinónimo de necesidades y eso te vuelve vulnerable”, agregó.

En el último año aumentaron los casos en un 13.9%

Un tercer caso tuvo lugar en Tabasco. Alba Lizbeth de 24 años de edad fue asesinada junto con el bebé de ocho meses que esperaba.

Alba desapareció tras abordar un mototaxi. Su cadáver fue encontrado el 1 de abril entre matorrales y su hijo de cuatro años, que viajaba con ella cuando la mataron, fue ubicado deambulando en la colonia Pomoca. Aún no hay detenidos.

En el último año, los casos de feminicidios en el país crecieron en un 13.9 %, al pasar de 617 casos en 2016 a 703 en 2017, de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Tan solo en los primeros dos meses de este 2018 se registraron otros 122 casos en los que hubo elementos para tipificarlos como feminicidios.

Las estadísticas muestran que Nuevo León encabeza la lista en este año, con 12 hechos. Sin embargo, por cada 100 mil habitantes, es en Zacatecas donde más matan a las mujeres por razón de género, con una tasa de 0.6 feminicidios por cada 100 mil habitantes.

La activista y defensora de derechos humanos, María Salguero consideró que las cifras de asesinatos de mujeres en México son alarmantes. Tan solo el primer trimestre de 2018 suma 500 casos en todo el territorio nacional, de acuerdo a un recuento hemerográfico que realizó y tradujo en un mapa donde geolocalizó lo casos.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
Te decimos cinco cosas que desconocías de Andrés Manuel López Obrador
Te Recomendamos
×