Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Elecciones 2019 / desktop ADNPolítico
Publicidad

A pesar de los pronósticos, BC no es estado perdido para el PAN: Ernesto Ruffo

El exgobernador reconoce que las encuestas favorecen a Morena rumbo a la próxima elección, pero confía en que factores como la división en la izquierda puedan "voltear" el resultado de la contienda.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Hace 30 años, Ernesto Ruffo Appel protagonizó uno de los hechos que sacudieron al régimen político mexicano y al partido que entonces lo encabezaba: el PRI. Postulado por el PAN, logró ganar las elecciones de Baja California, con lo que se convirtió en el primer gobernador de un partido de oposición en el país y marcó el inicio de otras derrotas para el tricolor en contiendas estatales. Por ejemplo, las que ocurrieron en Guanajuato y Querétaro durante la década de los 90.

Desde aquella victoria de 1989, el PAN no ha dejado ir el gobierno de Baja California. Sin embargo, este año encara el riesgo inminente de que así suceda —según lo pronostican todas las encuestas—, aunque el rival a vencer no es el PRI, sino Morena, el nuevo partido en el Poder Ejecutivo federal y una fuerza que en 2018 obtuvo la mayoría en la Cámara de Diputados, casi la mitad de los escaños del Senado y cinco de nueve estados en disputa.

Ruffo es consciente de la situación aunque no da la batalla por perdida. ¿Su argumento? Que las divisiones internas en Morena y el descontento que asegura empieza a crecer en la frontera norte hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador pueden combinarse para dar un giro a los comicios del 2 de junio.

“Están entrando otros factores que podrían voltear el resultado electoral, que el esperado era que ganara Morena. Ahora, ya otra vez se está incorporando a la pelea Acción Nacional”, dice el exgobernador de 66 años.

Aun a pesar de esos pronósticos que vienen de hace dos, tres meses, estamos viendo que nos está mejorando la situación”.

A mes y medio de las votaciones, el también exalcade de Ensenada, exsenador y hoy diputado federal habla con ADNPolítico de la contienda en Baja California, del gobierno de López Obrador y de si todavía se ve ‘madera’ de aspirante presidencial.

Publicidad

Lee: Lo que debes saber de las elecciones en Baja California

¿Qué es lo que más recuerda del día que le ganaron al PRI?
Esa parte donde la gran pregunta era si nos iban a reconocer el triunfo, porque sabíamos, por lo que se veía en las calles y la participación, que íbamos a ganar. Así lo comprobaron las actas, que fueron notariadas. Dos días después de la elección es cuando Luis Donaldo Colosio, que era presidente del PRI, reconoce que la tendencia no les favorecía. En ese momento fue cuando yo sentí la responsabilidad, porque nos habíamos preparado para luchar, para ganar, pero como era la gran dificultad saber si nos iban a reconocer, no habíamos pensado qué seguía. Cuando ya a mí me cae así de peso que ya nos habían reconocido, es cuando se viene el mundo encima porque siento la responsabilidad.

Ahora, a 30 años de que usted ganó, ¿ve el riesgo de que el PAN pierda su bastión?
Es lo que estaba pronosticado antes de la división de Morena, pero uno de los aspirantes de Morena (Jaime Martínez Veloz) se pasó en una candidatura a gobernador bajo la boleta del PRD y esto, entonces, está dividiendo. Aparte de que ya está influyendo el desempeño del nuevo presidente de la República, López Obrador, porque fue y prometió cosas con la gasolina que no se han visto, fue y prometió cosas con el IVA que tampoco han quedado claras, con el ISR. También están asuntos de dimensiones de política binacional México-Estados Unidos que han afectado el desempeño de la frontera, del cruce fronterizo, y (los bajacalifornianos) están viendo que el actual presidente no está atajando las cosas de una manera más efectiva para que la frontera siga funcionando bien. Entonces, están entrando otros factores que podrían voltear el resultado electoral, que el esperado era que ganara Morena. Ahora, ya otra vez se está incorporando a la pelea Acción Nacional.

¿Baja California no es una batalla perdida?
Aun a pesar de esos pronósticos que vienen de hace dos o tres meses, estamos viendo que nos está mejorando la situación.

¿Qué representaría para el PAN perder Baja California?
Bueno, una trayectoria de 30 años. Para empezar, yo cuando competí andábamos a ver si nos reconocían. Nunca me imaginé que fuéramos a durar tantos años en el gobierno. Por definición, por competencia electoral, uno supone que va a haber alternancias, y yo creo que hemos durado tantos años sobre todo por la descomposición del PRI, porque se le empezó a relacionar al PRI mucho con los asuntos de la inseguridad y del tema del crimen organizado.

Hablando de inseguridad, el gobierno de López Obrador ya empezó aplicar el esquema de la Guardia Nacional en Tijuana. ¿Ya se ven resultados?
Yo no estoy convencido de la estrategia de la Guardia Nacional. Por la experiencia que llevo de haber sido alcalde, gobernador, comisionado de la frontera norte durante el gobierno de (Vicente) Fox, creo que para tener éxito se tiene que involucrar a la comunidad y eso habla de la policía municipal (...) El gobierno federal es el que debe coordinar esfuerzos entre estados y con otros países, pero apoyándose en tu comunidad, no venir y suplantarte. Me parece que eso es lo que está en esencia detrás de la Guardia Nacional, así que yo creo que no va a funcionar. Espero que sí. También sé que no hay error más grave que no apoyar al jefe, porque entonces no tienes nada. El presidente es el presidente. Aunque sea López Obrador, hay que apoyarlo, porque de otra manera nos va a ir peor.

Recomendamos: Ellos integran la 'plana mayor' de la Guardia Nacional

¿Qué cree que le ha faltado al actual gobernador, Francisco ‘Kiko’ Vega?
Pues comunicar mejor para que haya transparencia en lo que hace o en lo que no hace, porque se le han atribuido una serie de acciones y la percepción acerca de su desempeño no ha sido positiva… ¡y no aclara! Entonces, se le han ido acumulando esas partes, y yo lo que creo es que una actitud y una acción de transparencia debe ser una de las formas naturales, esenciales del político. Si no, ¿cómo se va a ganar la confianza de la comunidad? Eso es yo creo lo que a él le ha faltado, una disposición para aclarar cualquier tema. Le han achacado varios y nos ha faltado a todos los demás más información.

Cuando usted fue candidato, existía el constante señalamiento de que el PRI intervenía desde el gobierno federal para favorecer a sus candidatos. ¿Cree que con Morena eso se repita?
Aquí mismo en la Cámara de Diputados se ha debatido el asunto de la revocación de mandato. Creo que todos estamos de acuerdo en que se puedan someter cosas de competencia pública a consulta cuando haya mucha polémica. En este caso, el presidente quiere someter a consulta su mandato, pero el problema es que lo quiere hacer el día de las elecciones para renovar esta cámara en 2021, y lo que está haciendo en el fondo es usar la consulta para aparecer en la boleta, competir y ayudar con su imagen a sus candidatos. Eso parece abusivo y hay otras cosas. Vemos que tiene problemas con el Poder Judicial, los ha tenido con el Legislativo. Acaba de darse el asunto de las ternas para terminar de integrar la CRE. Al Senado no le gustaron las propuestas y, como se vencieron todas las instancias, ahora le toca al presidente decidir. Pero al haber sometido él una y otra vez la misma propuesta, lo que estaba provocando era que le llegara a él (la designación).

Esas son maneras de un ‘vivo’, y yo siempre he definido al ‘vivo’ como el inteligente pero con ganas de joder. Que si estamos regresando a una actitud presidencialista absoluta, lamentablemente eso es lo que estoy viendo”.

Jaime Bonilla, quien era el ‘superdelegado’ federal en Baja California, se convirtió en el candidato de Morena, algo que la oposición advirtió que pasaría. ¿Cree que más ‘superdelegados’ pasen a ser candidatos a gobernador?
Esas son las maneras con las que se están pasando de la raya. Es claro que el presidente, en el trabajo de mantener a los estados unidos, debe contar con la representación de su gobierno, que son los delegados. Pero ahora, el que haya un solo ‘superdelegado’ lleva la intención política de hacerlo el candidato a gobernador. ¿Qué está sucediendo en Baja California? Que (el presidente) designa a un ‘superdelegado’ y ahora ya lo lleva de candidato. Entonces, ¿contra quién estás luchando, electoralmente hablando? Pues contra el presidente.

Lee: Jaime Bonilla, el primer 'superdelegado' que deja el cargo por una gubernatura

A Oscar Vega Marín, el candidato del PAN, ¿qué le aconseja?
Lo veo con simpatía. Él desde muy joven ya andaba en las campañas conmigo y ha tenido la oportunidad de foguearse. Por ejemplo, fue oficial mayor de la Secretaría de Gobernación en tiempos de (Felipe) Calderón. Luego fue el secretario técnico del Sistema de Seguridad Nacional, pero pasó por la experiencia de los organismos para los municipios y actividades que me hacen ver que tiene experiencia. Por otro lado, tiene personalidad. Yo lo que le aconsejaría es que siga como va, porque está siendo él. Ya sé que le han tratado de imponer situaciones en la campaña, desde el mismo PAN. No, él tiene que ser un candidato para los bajacalifornianos, emanado con la propuesta filosófico-política del PAN, pero que no se deje de los intereses, porque te pueden llegar con cualquier emblema y lo que quieren es agarrar, no servir, y yo creo que él sí va a tener ese espíritu de servicio, lo tiene.

Para cerrar, ¿usted todavía se ve como presidenciable?
Creo que uno tiene que estar siempre dispuesto, porque hay vaivenes en la política. Exactamente nunca sabes cómo va a terminar. Lo que sí debe llevar uno es la convicción de que hay que continuar luchando por las instituciones, la Constitución, la transparencia, la participación cívica, la organización de los ciudadanos, y en eso estoy. Ya si porque andas por ahí y sigues sonando y la circunstancia política te lleva, pues claro que sí.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad