Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Elecciones 2019 / desktop ADNPolítico
Publicidad

#PueblaEnJuego: ¿El regreso del PAN sin el ‘morenovallismo’ o afianzar a Morena?

Puebla va por su quinto gobernador en menos de dos años y se encuentra ante un nuevo escenario político.
Puebla en Juego
Puebla en Juego. Quien resulte ganador el 2 de junio, tomará protesta el 1 de agosto

Puebla, PUEBLA (ADNPolítico).- El próximo 2 de junio, los poblanos elegirán a su quinto gobernador en menos de dos años y lo harán en un nuevo escenario político: sin los principales líderes del grupo del exgobernador Rafael Moreno Valle, fallecido en un percance aéreo junto a su esposa, la gobernadora Martha Erika Alonso, quien diez días antes había tomado protesta en el cargo.

Las nuevas campañas inician este domingo 31 de marzo en medio de una polarización por la incertidumbre que existe entorno a qué fue lo que originó la caída de la aeronave que causó la muerte de estos dos políticos del llamado grupo ‘morenovallista”, que se mantuvo en el poder durante ocho años.

Lee además: Armenta acusa que "mafia inmobiliaria" apoya a Barbosa

¿Qué está en juego?

Aunque múltiples encuestas dan por ganador a Morena –partido que por segunda ocasión impulsa como su candidato a Miguel Barbosa Huerta– tres politólogos locales entrevistados por ADNPolítico, coincidieron en indicar que nada está resuelto y que lo ocurrido el 24 de diciembre pasado es una muestra de que en política todo puede cambiar.

Publicidad

“Nunca en política está resuelto nada. Ahí está el morenovallismo que creíamos que se podía quedar todavía un buen rato. En política todo puede suceder”, dijo Juan Luis Hernández Avendaño, director del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla.

Conoce más: El morenovallismo busca a un nuevo líder político

Tras la muerte de los Moreno Valle-Alonso, los integrantes de su grupo político quedaron sin liderazgos y poco a poco se fueron retirando de la vida pública dejando el Partido Acción Nacional en manos perfiles más tradicionales que habían quedado relegados.

En este reacomodo político, lo que está en juego es que el partido blanquiazul logre retornar al poder pero ahora con un candidato ciudadano: Enrique Cárdenas, un académico que irónicamente, en su momento, criticó las acciones de gobiernos panistas al considerarlas pocas transparentes y “faraónicas”.

En el otro escenario está Miguel Barbosa, quien acusó de fraude a Alonso en la elección del 2018 y a diferencia del año pasado, hoy es puntero en las mediciones. Barbosa es señalado por influir en la designación del gobernador interino: el priista Guillermo Pacheco Pulido, mismo que ha sido señalado por Alejandro Armenta Mier –otro de los aspirantes a la candidatura de Morena– de fraguar “una elección de Estado” a favor del morenista.

Te puede interesar: Pacheco Pulido, el góber interino de Puebla impulsado por Morena

Aunque el escenario se inclina a favor de Barbosa, tanto Hernández Avendaño como José Antonio Meyer de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y Maribel Flores, politóloga del Tecnológico de Monterrey, le recomiendan al morenista no confiarse porque en esta elección se juegan otros factores como el hecho de que ya no figurará en la boleta el hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué puede inclinar la balanza?

Para los tres especialistas, hay dos factores que pueden influir en la opinión pública a la hora de decidir por quién votar el 2 de junio: el hecho de que Cárdenas se sepa “vender” como un abanderado fresco y “sin cola que le pisen” porque no ha ocupado cargos públicos, y hacia dónde enfocará sus críticas el tercer participante, Alberto Jiménez Merino del PRI.

“Enrique Cárdenas necesita estimular la participación ciudadana”, dijo Hernández Avendaño, mientras que Meyer añadió que por no ser un político, debe ofrecer ideas nuevas de gobernanza para despertar el interés.

Sobre qué tanto pueden influir en las urnas los señalamientos que realizó el 28 de febrero pasado la mamá de la gobernadora fallecida contra Barbosa al acusar que tiene “las manos manchadas de sangre” responsabilizándolo de la muerte de su hijo, los politólogos opinaron que puede resultar contraproducente para Acción Nacional.

“No le puede afectar mucho (a Barbosa) porque esos elementos, la politización de la muerte de los Moreno Valle-Alonso son temas delicados y difícil de sacar raja política. Sería un error hacer política con eso”, opinó el académico de la Ibero.

No obstante, los especialistas consultados vieron una debilidad en el candidato puntero: su salud, porque creen que su diabetes –que él mismo ha hecho público– no le permitirá recorrer nuevamente el Estado, pero también reconocieron que si se logra una buena movilización a través de las bases de Morena y el electorado se mantiene fiel, logrará afianzarse.

Por tratarse de una elección extraordinaria y por el reacomodo político que se está dando, la participación que se espera es menor al 50 por ciento, según cálculos de los especialistas.

Quien resulte ganador el 2 de junio, tomará protesta el 1 de agosto y compartirá el presupuesto de 91 mil 735 millones 281 mil pesos, aprobados para el ejercicio fiscal 2019, con Pacheco Pulido y con Jesús Rodríguez Almeida, quien estuvo como encargado de despacho durante poco más de un mes tras dicho accidente.

El gobernador electo debe terminar el periodo por el que fue electa Martha Erika el 1 de julio (2018-2024).

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad