Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El fiscal de Veracruz recurre a la justicia para aferrarse al cargo

Jorge Winckler, considerado cercano al exgobernador Yunes, obtuvo una suspensión contra posibles intentos del Congreso de removerlo de la fiscalía del estado.
Jorge Winckler
Jorge Winckler. El funcionario es acusado por legisladores locales de haber dejado de lado su trabajo para defender intereses políticos.

XALAPA, Veracruz (ADNPolítico).- El fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler, logró que la justicia federal suspendiera algún posible intento de removerlo del cargo, justo en momentos en los que partidos en el Congreso local buscan separarlo de la fiscalía estatal por dos vías: una reforma constitucional o demandas de juicio político, por considerar que en su desempeño ha dejado de lado la procuración de justicia y privilegiado intereses de grupo.

En total, Winckler ha promovido seis juicios de amparo desde que, en noviembre de 2018, el Legislativo veracruzano —con mayoría de diputados de Morena— lo acusó de desatender sus funciones y de ser un empleado del exgobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares. Winckler es un político cercano al exmandatario estatal, de quien ha sido abogado personal y a quien tuvo como impulsor para llegar a su puesto actual.

La suspensión recién emitida por el Juzgado Primero de Distrito con sede en Boca del Río —bastión político de la familia Yunes— indica que el fiscal deberá permanecer en su cargo hasta que resuelva otro juicio de amparo, interpuesto por el propio Winckler para evitar que el Congreso de Veracruz lo remueva con base en la reforma constitucional del 29 de noviembre de 2018.

Esa reforma al artículo 67 de la Constitución local indica que los diputados locales tienen la atribución de remover al fiscal.

La modificación tiene su origen en la confrontación abierta que mantienen el gobernador Cuitláhuac García y Winckler , quien es señalado por el mandatario —militante de Morena— de mal desempeño de sus funciones, de privilegiar los intereses del grupo político de Yunes y de dejar en la indefensión a víctimas de delitos.

Lee: Cuitláhuac García asume gobierno de Veracruz

Publicidad

Esas fricciones comenzaron desde que Yunes intercambió insultos con el ahora presidente, Andrés Manuel López Obrador, refiriéndose a él como “loco” y acusándolo de nexos con el exgobernador priista Javier Duarte, quien en 2018 fue condenado a nueve años de prisión por enriquecimiento y desvío de recursos.

Como parte de su estrategia de defensa, Winckler busca obtener más amparos, de manera que pueda hacer frente a las demandas de juicio político en su contra.

Al respecto, el abogado Jorge Reyes Peralta, promovente de una de esas demandas, dijo a ADNPolítico que su recurso está bien sustentado, al tiempo que confió en que los argumentos que presente el fiscal queden rebasados.

“Pasado mañana es el desahogo de pruebas y alegatos, este juicio político está bien sustentado (...) luego de tres días la Comisión Instructora debe pronunciarse, debe decir si (el fiscal) incurrió en las conductas señaladas y fijar las sanciones”, sostuvo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad