Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Por estas presuntas irregularidades, Morena exige anular elección en Puebla

Votos nulos, violencia, falsificación de material electoral y hasta desvío de recursos públicos son las irregularidades que Luis Miguel Barbosa acusa que sucedieron el día de la elección.
En tribunales.
PAN y Morena Ninguno de estos partidos políticos ha transparentado cómo designó a Martha Erika Alonso y Miguel Barbosa Huerta candidatos a la gubernatura de Puebla. (Foto: Foto: ADNPolítico)

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico)- Martha Erika Alonso fue declarada gobernadora electa de Puebla, pero quién asumirá el cargo el 14 de diciembre es una moneda que sigue en el aire. Luis Miguel Barbosa Huerta, de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), solicitó el pasado miércoles la invalidez de la constancia de mayoría entregada a la panista el 8 de julio y la nulidad de la elección.

Por ley, el senador con licencia debe de agotar primero su queja ante instancias locales, como el Instituto Estatal Electoral (IEE) y el Tribunal Electoral del Estado (TEEP), y en caso de que estos organismos ratifiquen el triunfo de Alonso Hidalgo , puede recurrir al tribunal electoral.

Pero, ¿por qué Barbosa afirma que él fue el vencedor en las votaciones del 1 de julio y no Martha Erika? ¿Qué pasaría si se encuentran elementos para invalidar los 1.1 millones de votos que consiguió la panista en las urnas, equivalentes al 38.05% de la votación total emitida?

En las demandas que presentó el equipo jurídico de Barbosa, encabezado por el exfiscal electoral Santiago Nieto, se acusan estas presuntas irregularidades:

Publicidad

-Solicita un recuento total de la votación recibida durante la jornada electoral, al considerar que existen discrepancias en las actas de los cómputos distritales.

-Alega que existen más votos nulos que la diferencia entre primer y segundo lugar.

-Demanda la nulidad de la elección ante las "ilegalidades" registradas el día de la elección como: rebase de tope de gastos de campaña, uso inequitativo de los medios de comunicación social y violación a los principios constitucionales rectores de la elección.

-Denuncia actos de violencia durante la jornada electoral "que impactaron de manera determinante al resultado de la elección de gobernador".

Publicidad

-Acusa desvío de recursos por parte del ejecutivo estatal, que -considera– se acredita con la detención ilegal de brigadistas de Morena y el supuesto robo de material electoral.

-Denuncia presunta compra de votos y "violencia generalizada" en las casillas.

-Señala el presunto hallazgo de un laboratorio del PAN "para manipular y falsificar material electoral".

Te puede interesar: El conflicto postelectoral en Puebla detona violencia y decenas de detenciones

Publicidad

Para demostrar algunos de estos puntos, el equipo jurídico de Barbosa entregó al Consejo General del IEE videos e imágenes, entre otros materiales como pruebas.

En una reunión con gobernadores electos el 11 de julio, el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, desconoció el triunfo de Martha Erika Alonso en Puebla y dijo que, para la coalición Juntos Haremos Historia, el ganador de la elección es Barbosa Huerta. Sin embargo, falta que las autoridades resuelvan los recursos de Barbosa para definir al ganador.

¿Qué pasa si se anula la elección?

Publicidad

Si para el 14 de diciembre, cuando termina el gobierno de Antonio Gali Fayad, no hay una resolución o el tribunal federal encuentra elementos para anular la elección en Puebla, el Congreso local debe nombrar a un mandatario interino, mientras se convoca a una nueva elección.

Con la mayoría (22 legisladores) que tendrá Juntos Haremos Historia en el Congreso de Puebla, tocaría a los nuevos diputados decidir quién gobernaría Puebla de manera temporal.

Si el Tribunal Electoral fallara a favor de Luis Miguel Barbosa y anulara la elección del 1 de julio, el Consejo General del IEE tendría un plazo máximo de 45 días para emitir una nueva convocatoria a elecciones en los mismos términos, es decir, 11 días de precampaña y 60 de campaña. Quien resultara electo en esta nueva elección debería rendir protesta 10 días después de que el IEE validara su triunfo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad