Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Entre granaderos y marchas, Martha Erika recibe constancia de mayoría en Puebla

La panista ganó la elección con 38.05% de la votación total ,pero su más cercano contrincante, Luis Miguel Barbosa, se alista para impugnar.
Gobernadora electa de Puebla.
Gobernadora electa de Puebla. Oficialmente, Martha Erika Alonso ganó la elección del 1 de julio. (Foto: Equipo de campaña)

En medio de un fuerte operativo de seguridad y una marcha de morenistas que acusan "fraude" en la elección de gobernador, la panista Martha Erika Alonso Hidalgo se convirtió en gobernadora electa de Puebla al recibir su constancia de mayoría este domingo.

Resguardan al IEE.
Granaderos desplegaron un operativo de seguridad en el lugar donde Martha Erika recibió su constancia de mayoría.

En un breve mensaje que dio en las instalaciones del Instituto Electoral del Estado (IEE), que estuvo rodeado por policías locales, la exprimera dama hizo un llamado a respetar los un millón 152,125 de votos que consiguió en las urnas el 1 de julio, equivalentes al 38.05% de la votación total emitida. Su más cercano contendiente, Luis Miguel Barbosa Huerta de Juntos Haremos Historia, ya advirtió que impugnará los resultados este lunes.

"Respetemos la voluntad de las ciudadanas y los ciudadanos expresados en las urnas. Agotemos siempre nuestras diferencias a través de los caminos institucionales porque estoy convencida que la violencia jamás será el camino", dijo Alonso, quien estuvo acompañada por el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano,Dante Delgado, y otros liderazgos locales.

La esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle (2011-2017) aludió a la pelea entre sus seguidores y simpatizantes de Barbosa el martes pasado, cuando morenistas irrumpieron en un hotel que –acusaron–era centro de operaciones del PAN para falsificar actas de escrutinio, y que la Fepade ya concluyó que era material legal.

Conoce más: El conflicto postelectoral en Puebla detona violencia y decenas de detenciones

Publicidad

"Me siento honrada de que los ciudadanos (...) dejemos la intolerancia (...) Esta alta distinción me compromete a encabezar un gobierno capaz, confiable, a tener resultados. Trabajaré de manera coordinada con el ejecutivo federal, de la mano de Andrés Manuel López Obrador", ofreció Alonso.

El acto protocolario, desde el arribo de la candidata electa hasta que recibió su constancia y se retiró, no tardó más de media hora. Incluso la gobernadora electa no se detuvo a saludar a un grupo de jóvenes panistas que se apostaron en las afueras para cantar porras a su favor, como normalmente hacía en campaña.

La unidad en donde arribó la panista.
El bulevar Atlixco fue bloqueado por más de cinco horas en ambos sentidos.

Barbosa acusa fraude y alega triunfo con más de 10 puntos

A la par que policías estatales y municipales bloquearon el boulevar Atlixco en ambos sentidos desde la madrugada de este domingo hasta el medio día, para que Alonso pudiera recibir su constancia, un grupo de inconformes marchó en las principales calles de la ciudad de Puebla para acusar "fraude".

Los simpatizantes de Barbosa salieron a las calles a pesar de que la dirigencia nacional de Morena recomendó suspender las manifestaciones programadas esta semana en la capital del estado para exigir la anulación de la elección.

El propio senador con licencia subió a sus redes sociales un video en el que volvió acusar que Martha Erika Alonso le "robó" el triunfo que, asegura, obtuvo con una ventaja superior a 10 puntos.

Barbosa advirtió que llegará a tribuales federales para que le "devuelvan" el triunfo o que se dé la nulidad de esta elección.

"Ganamos por más de 10 puntos. El esquema gubernamnetal, el morenovallismo, todos los órganos del estado poblano pretenden arrebatarnos nuestro triunfo. Pretender perpetrar un monumental fraude electoral. Quiero decirles que no nos vamos a dejar, que no voy a negociar nada con Rafael Moreno Valle ni con el gobierno del estado sobre este asunto de las elecciones", dice en la grabación.

Más tarde, Martha Erika se dirigió al centro de espectáculos Acrópolis para celebrar su triunfo con al menos 12,000 personas. A este evento no acudió el dirigente nacional del PAN, Damían Zepeda, solo la excandidata presidencial, Josefina Vázquez Mota.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad