Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Raúl Padilla, el Grupo UdeG y el voto de la Universidad en Jalisco 2018

Con una fuerte influencia política en Jalisco desde 1989, el exrector de la Universidad de Guadalajara es un personaje clave en las elección de 2018. Aquí, un poco de sus choques y alianzas.
Alianzas
Alianzas La relación de Raúl Padilla con la élite política nacional lo llevó al equipo de Ricardo Anaya, dice Luis Cisneros, autor del libro 'Las Entrañas del León Negro', sobre el Grupo UdeG. (Foto: DIEGO SIMON SANCHEZ )

En Jalisco lo cuentan como chiste local. Aquí hay tres grandes electores: el gobernador en turno, el arzobispo de la arquidiócesis tapatía y Raúl Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara.

Lo cierto es que el líder del llamado Grupo Universidad ha sido un actor relevante en la política estatal desde 1989, cuando inició su periodo como rector.

Un visionario cultural, animal político que ha sobrevivido a diferentes coyunturas, mantiene un liderazgo tal y es tan polémico, que hasta es rentable criticarlo, explica Luis Cisneros Quirarte, politólogo y autor del libro Las Entrañas del León Negro, sobre el grupo UdeG.

Checa: La propuesta de crear nuevas universidades en Jalisco tensa la campaña

Además, Padilla López ha logrado lo que ningún secretario de Cultura: consolidar a la Feria Internacional del Libro (FIL) como un referente en el mundo editorial.

El exrector ha hecho aliados tanto en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) como en el de la Revolución Democrática (PRD) y, ahora, con el panista Ricardo Anaya.

Publicidad

En la elección local de 2018, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Carlos Lomelí Bolaños, ha acusado a Padilla y su grupo de apoyar ilegalmente al candidato de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro.

“A los trabajadores de la Universidad de Guadalajara primero les pidieron dinero para la campaña de Enrique Alfaro, ahora les están pidiendo una lista de 150 gentes que van a votar o que van a obligar a votar o invitar a votar por Alfaro, con copia de la credencial”, acusó en redes sociales y llamó:

“¡Levanta la voz, eres un catedrático, eres un directivo, eres un estudiante y no podemos permitir que la casa de estudios se siga convirtiendo en refugio político de los gustos de Raúl Padilla!”.

¿Qué hicieron Padilla y el Grupo UdeG para alcanzar el lugar que hoy tienen en la política? Sigue leyendo para conocer más.

Te puede interesar: Jalisco se dirige a las urnas entre inseguridad y molestia social

Demuestra su fuerza contra el gobernador

Publicidad

De acuerdo con el politólogo Luis Cisneros, en las elecciones de 2006 el Grupo UdeG apoyó al priista Arturo Zamora Jiménez, que actualmente encabeza la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), pero que ese año perdió frente al panista Emilio González Márquez.

Ya en el poder, la relación de González Márquez con la Universidad fue tensa. La casa de estudios reclamaba recursos al gobierno estatal, pero el panista cuestionó abiertamente la “burguesía dorada” de la escuela, que ha impulsado proyectos como el Auditorio Telmex y el Centro Cultural Universitario, cuyo plan incluye departamentos “tipo Nueva York” y una tienda de autoservicio.

En respuesta, los académicos organizaron una campaña de desplegados y una mega marcha para protestar contra el entonces mandatario. A esa protesta asistió Padilla López, además de los entonces alcaldes priistas Aristóteles Sandoval Díaz, de Guadalajara, y Miguel Castro Reynoso, de Tlaquepaque.

El triunfo del PRI en 2012

Publicidad

Los choques políticos recientes de Padilla no solo han sido con el PAN. Como alcalde de Tlajomulco, Enrique Alfaro Ramírez, entonces del PRD, se quejó públicamente de la intervención de Padilla López en el gobierno municipal en 2010.

“Cuando los ciudadanos nos otorgaron la responsabilidad de gobernar Tlajomulco, Raúl Padilla nos exigió nada más y nada menos que el 60% de los espacios administrativos del Gobierno Municipal”, se lee en la página oficial de Alfaro Ramírez.

Alfaro y Raúl Padilla volvieron a enfrentarse en 2012. Ya con Movimiento Ciudadano, el exedil contendió por la gubernatura de Jalisco en un proceso electoral en el que el PRI buscó el apoyo de la Universidad para su candidato, Aristóteles Sandoval Díaz, explica el autor de Las Entrañas del León Negro.

Alfaro Ramírez perdió y con el triunfo de Sandoval, la UdeG colocó a tres de sus académicos en el gobierno: Ricardo Villanueva Lomelí en Secretaría de Finanzas, Myriam Vachez Plagnol en Secretaría de Cultura y Jaime Agustín González Álvarez en la de Salud, detalla el politólogo.

Grupo Universidad pierde contra Alfaro

Publicidad

El priista Villanueva Lomelí fue la carta principal que la UdeG jugó en 2015 por la alcaldía de Guadalajara. Pero esta vez, su candidato perdió con amplio margen contra Movimiento Ciudadano y su abanderado, Enrique Alfaro.

A pesar de todo, tras la derrota electoral los académicos recibieron como premio cargos en la casa de estudios. Villanueva Lomelí fue nombrado rector del Centro Universitario de Tonalá y Enrique Velázquez González, ex secretario general del PRD, fue designado como secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUdeG).

#Infografía | ¿Qué se juega Jalisco en 2018?

2018: Anaya y la reconciliación con Alfaro

La relación de Raúl Padilla con la clase política nacional lo metió al equipo de Ricardo Anaya , candidato a la presidencia de México por el bloque PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, indica Cisneros Quirarte.

Publicidad

A nivel local, Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la universidad con licencia, es candidato plurinominal de Movimiento Ciudadano, que hizo una alianza con la agrupación política ‘Hagamos’, relacionada con académicos de la UdeG.

“Lo que está ocurriendo ahora (es) que el Grupo, al parecer, tomó la decisión de generar su propia fuerza política y por eso constituyen ‘Hagamos’. Que ‘Hagamos’ lo hacen como una asociación civil con la expectativa o la posibilidad de transformarlo en un partido político”, observa Cisneros.

La agrupación fue presentada por Enrique Velázquez González, ya como secretario general del STAUdeG, y Mara Robles Villaseñor, rectora del Centro Universitario de los Altos. Ambos son candidatos por Movimiento Ciudadano en 2018.

“No tienen el dominio pleno del voto de los estudiantes mayores de 18 años o de los profesores, más que el voto duro que pueden tener en algunos grupos de la estructura caciquil, como son los sindicatos, el Consejo General Universitario y de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU)”, evalúa Román Munguía Huato, integrante del Colectivo de Reflexión Universitaria (CRU).

El peso político de ‘Hagamos’ puede traducirse en grandes aportaciones económicas en el proceso electoral y en el respaldo a proyectos comunes para mantener estructuras del poder local, añade el académico jubilado.

#Perfiles | Ellos son los 7 candidatos al gobierno de Jalisco

Publicidad

¿Y los estudiantes?

En medio de su fuerte influencia política, a la UdeG se le critica con el argumento de que sus directivos están más pendientes de otros asuntos que de su labor educativa.

La principal inconformidad es la falta de lugares para cubrir la demanda de estudiantes, frente a mega obras que impulsa la escuela.

Para el semestre que inició en agosto de 2017, hubo 47,631 aspirantes a los distintos centros universitarios, pero la institución admitió solo a 17,530; es decir, ingresó el 37% de los solicitantes.

En tanto, la casa de estudios impulsa desde 2012 el Centro Cultural Universitario, una obra que incluye áreas comerciales, de vivienda, hoteles y un hospital, cuyo costo se estima en 3,500 millones de pesos y tendrá también financiamiento privado.

Publicidad

El proyecto del Centro Cultural sería más caro que la nueva universidad que propone el actual candidato del PRI al gobierno del estado, Miguel Castro Reynoso, que representa una inversión de 2,500 millones de pesos.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad