Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jalisco 'corrige' versión sobre muerte de Salo, Dani y Marco

El director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses confirmó que ese organismo no ha encontrado rastros de ADN de los jóvenes. Pero eso no implica que no hayan sido asesinados, aclaró.
Marcha desaparecidos
Siguen desaparecidos El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses negó este jueves que se hayan encontrado restos de ADN de los cineastas desaparecidos en Tonalá el 19 de marzo. (Foto: Fernando Carranza)

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) confirmó que hasta el momento no ha encontrado restos de ADN de los estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá en marzo pasado.

En un intento por aclarar una nota periodística, Luis Octavio Cotero Bernal, director del IJCF, confirmó que no ha encontrado pruebas concluyentes del crimen, aun cuando el gobierno de Jalisco difundió el 23 de abril la versión de que los jóvenes fueron asesinados y disueltos en ácido.

“Nosotros, como instituto científico, no hemos encontrado pruebas que nos permitan corroborar el ADN de los jóvenes entre los residuos de esos contenedores”, leyó Cotero Bernal en un comunicado, durante una conferencia de prensa.

Lee: A Salo, Marco y Dani los recuerdan con amor... pero con miedo.

Publicidad

El funcionario se refirió a una nota periodística publicada este jueves, en la que un medio local le atribuye la declaración de que “en los tinacos no se encontró ni un resto de nada. En uno de ellos se encontró solamente ácido, pero sin ningún elemento de nada, ácido puro. No hemos tenido ni grasa siquiera de cuerpos porque ese ácido es exageradamente corrosivo y todo lo que son células lo destruye, lo desintegra totalmente”.

Un día después de esa entrevista, el director aclaró que eso no quiere decir que los jóvenes no hayan sido asesinados conforme la versión de la Fiscalía de Jalisco.

“Aclaro que un servidor en ningún momento he dicho que en la finca 3, donde se encontraron los tinacos, no se hayan disuelto los cuerpos de las personas, como se ha asentado en las declaraciones de las dos personas detenidas”, leyó, frotando las manos sobre sus piernas constantemente.

Te puede interesar: Gobernador de Jalisco asume responsabilidad en crimen de cineastas.

Publicidad

Además, Cotero Bernal explicó que el ácido hallado en los tinacos rompe la molécula de ADN y hace imposible obtener algún perfil genético. En una concentración del 98%, que es el grado más alto en el que se comercializa, fue combinado con agua, lo que potencializa su corrosividad y el grado de destrucción de organismos.

De acuerdo con la versión oficial, un grupo armado desapareció a Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Francisco García Ávalos y Jesús Daniel Díaz García el 19 de marzo en Tonalá. El 23 de abril, la Fiscalía de la entidad informó que los jóvenes habían sido asesinados y que, de acuerdo con los indicios encontrados y las declaraciones de dos detenidos, habrían sido disueltos en ácido.

Hasta ahora, la investigación de su desaparición sigue en curso y no está cerrada. El director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses informó que siguen haciéndose “decenas” de pruebas que aún podrían arrojar datos importantes para el esclarecimiento de los hechos .

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad