Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La reforma educativa de AMLO "tacha" todo lo escrito por Peña Nieto

Conoce los cambios más importantes planteados en esta nueva reforma educativa, la cual se tratará en comisiones de la Cámara de Diputados esta semana.
Reforma Educativa
Reforma Educativa. La propuesta incluye además la obligación del Estado a garantizar la educación superior.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Borrón y cuenta nueva. La reforma educativa del presidente Andrés Manuel López Obrador elimina todas las modificaciones constitucionales realizadas en la materia durante la administración de Enrique Peña Nieto.

En el predictamen de las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales –que se someterá a consideración de los diputados durante esta semana– se modifica sustancialmente el artículo tercero constitucional, cuyas últimas reformas fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 26 de febrero de 2013 y el 29 de enero de 2016.

Con los cambios propuestos se elimina definitivamente todo lo relacionado al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el cual será sustituido por un nuevo “organismo público descentralizado con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión”, que coordinará al nuevo Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación.

Conoce más: Morena busca un “gran consenso” en la reforma educativa

La reforma propuesta incluye además la obligación del Estado a garantizar la educación superior, ofrecer oportunidades de acceso para todas las personas que cumplan con los requisitos solicitados por las instituciones y establecer políticas para fomentar la inclusión, permanencia y continuidad.

También se establece a nivel constitucional que corresponde el Estado la rectoría de la educación, la cual además de ser obligatoria, será universal, pública, gratuita y laica.

Publicidad

El predictamen que modifica los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución, se presentará esta semana a los integrantes de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Educación de la Cámara de Diputados.

Te puede interesar: La futura reforma educativa, el nuevo frente de batalla en el Congreso

"Reprobada", la reforma educativa de Peña Nieto

La nueva reforma educativa elimina un párrafo, una fracción y un inciso del artículo tercero constitucional. El párrafo eliminado es que se refiere a la “calidad” de la educación. Este dice:

  • “El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos”.

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Educación, la morenista Adela Piña, esa palabra tenía una mala connotación entre el magisterio, por el enfoque que se le dio en la reforma peñista.

En la propuesta de ley se sustituye la palabra “calidad” por “excelencia”, la cual define de la siguiente manera:

  • “Será de excelencia, entendida como el mejoramiento integral constante que promueve el máximo logro de aprendizaje de los educandos, para el desarrollo de su pensamiento crítico y el fortalecimiento de los lazos entre escuela y comunidad”.

Otro de las reformas de Peña que se van, es la fracción tercera que faculta al Poder Ejecutivo a determinar “los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República”.

La misma fracción establecía que el ingreso al servicio docente y la promoción magisterial “se llevarán a cabo mediante concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan”.

Conoce más: El Instituto de Evaluación desaparece para “pacificar” al país: Morena

¿Cómo queda el INEE?

Esta modificación se encuentra localizada en la fracción novena del artículo tercero constitucional, en donde la reforma educativa de Peña Nieto había establecido al INEE como “un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio” y enumeraba sus facultades y atribuciones.

En su lugar, la reforma propuesta plantea un nuevo organismo público descentralizado –que aún no tiene nombre– con “autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, con personalidad jurídica y patrimonio propios, no sectorizado”.

Te puede interesar: “Nunca hemos despreciado a los maestros”, consejera presidenta del INEE

Estas serían las facultades de este nuevo organismo:

a) Realizar estudios, investigaciones especializadas y evaluaciones diagnósticas, formativas e integrales del Sistema Educativo Nacional.
b) Determinar indicadores de resultados de la mejora continua de la educación.
c) Establecer los criterios que deben cumplir las instancias autorizadas para la certificación de los procesos de la mejora continua de la educación.
d) Emitir lineamientos relacionados con el desarrollo del magisterio, el desempeño escolar, los resultados de aprendizaje; así como de la mejora de las escuelas, organización y profesionalización de la gestión escolar.
e) Proponer mecanismos de coordinación entre las autoridades educativas federal y de las entidades federativas para la atención de las necesidades de las personas en la materia.
f) Sugerir elementos que contribuyan a la mejora de los objetivos de la educación inicial, de los planes y programas de estudio de educación básica y media superior, así como para la educación especial y de adultos.
g) Generar y difundir información que contribuya a la mejora continua del Sistema Educativo Nacional.

El organismo contará con una Junta Directiva, un Consejo Técnico de Educación y un Consejo Ciudadano. La Junta Directiva se integrará por cinco personas que durarán en su encargo siete años en forma escalonada y serán nombradas por el Senado, con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

El Consejo Técnico de Educación asesorará a la Junta Directiva y estará integrado por siete personas que durarán en el encargo cinco años en forma escalonada y serán nombradas por la Cámara de Senadores, con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

Las personas que integren la Junta Directiva y el Consejo Técnico de Educación deberán ser especialistas en investigación, política educativa, temas pedagógicos o tener experiencia docente en cualquier tipo o modalidad educativa; y no deben tener vínculos con ningún partido político.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad