Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Congreso da pasos en austeridad, pero le falta un largo camino por recorrer

Aunque las cámaras ya han aprobado cancelar fondos y seguros y reducir viajes, expertos advierten que aún les falta tocar los sueldos, apoyos legislativos y recursos de los grupos parlamentarios.
Austeridad
Para 2018, ambas cámaras tienen un presupuesto conjunto de más de 13,000 millones de pesos. Diputados y senadores prometen hacer ahorros en lo que resta del año y en su presupuesto para 2019.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El primer mes de la 64 Legislatura estuvo marcado por mensajes de austeridad de todos los partidos, que ya se han traducido en acuerdos para recortar gastos tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado e, incluso, en la promesa por parte de los representantes de llevar sus alimentos en tuppers en vez de comer en restaurantes con cargo al erario.

Sin embargo, expertos advierten que, si bien estos primeros pasos son positivos, resultan insuficientes porque los legisladores no han reducido su salario, ni el dinero que obtienen para atención ciudadana, ni tampoco los recursos que reciben sus bancadas.

En la Cámara de Diputados, los grupos parlamentarios acordaron un plan de austeridad para ahorrar 409 millones de pesos en este periodo ordinario —cancelando seguros de gastos médicos mayores, vales de alimentos y de gasolina y renta de vehículos, así como reduciendo viajes y viáticos—. No obstante, dejaron intactos los salarios, de 74,000 pesos al mes por diputado, y los 75,000 que se les otorgan como apoyo para trabajar y atención ciudadana, rubros en los que organizaciones civiles señalan falta de transparencia.

Apenas este fin de semana, el diario El Universal reportó que los diputados aprobaron asignarse casi 209,000 pesos al final de 2018, lo que incluye dieta mensual, la bolsa de asistencia legislativa, la bolsa de atención ciudadana, aguinaldo y apoyo de fin de año.

Publicidad

Conoce más: Los diputados acuerdan un plan de austeridad para ahorrar 409 mdp

De forma similar, en el Senado se avaló un plan para reducir en 30% el gasto de operación para lo que resta de 2018 y ahorrar 1,500 millones de pesos en el presupuesto para 2019. Pero, al igual que sucedió en San Lázaro, no se tocó el sueldo de los senadores, de 108,000 pesos al mes, y a la fecha no se ha informado de recortes en el dinero que reciben las bancadas.

Conoce más: El Senado aprueba un acuerdo de austeridad con el que promete ahorrar 1,500 mdp

Una primera señal, pero...

Publicidad

Ivan Iturbe, profesor de Comunicación Política en la Universidad Iberoamericana (UIA), consideró positivo el recorte de gastos anunciado en el Congreso, pero sostuvo que si los legisladores en realidad quieren ser austeros deben revisar rubros como el de atención ciudadana. En San Lázaro, los diputados reciben 28,000 pesos por este concepto, que los analistas piden suprimir argumentando que los legisladores no tienen la función de atender a la ciudadanía.

“Eso ha generado clientelismo, porque gente acude a las oficinas para obtener medicamentos o ayuda de materiales para obra, pero eso no es función de ellos. Una buena señal, si Morena va realmente en serio, es reducir esas partidas a su mínima expresión”, dijo Iturbe, quien considera acertado eliminar beneficios como los vehículos, escoltas, choferes y viáticos, que distancian a los representantes de las condiciones que vive la mayoría de los mexicanos.

“Esta primera señal, siempre que no caiga en el populismo, es buena. Vamos a ver hasta dónde la llevan a cabo. Tampoco debemos caer en excesos. Los senadores y diputados deben contar con un comedor para hacer sus labores, un comedor digno, accesible, algo básico”, ejemplificó.

Publicidad

Ignacio Camacho, consultor de Integralia, coincidió con Iturbe en que estas primeras acciones son positivas, aunque faltan rubros por tocar.

“El Poder Legislativo va a avanzando. Creo que donde no va a haber avances será en el Poder Judicial. Ahí se van a mantener unos sueldos muy altos”, estimó.

La grande y opaca bolsa de las bancadas

Publicidad

Uno de los rubros que organizaciones civiles y la propia Auditoría Superior de la Federación (ASF) reiteradamente señalan como opacos es el de los recursos que reciben los grupos parlamentarios en ambas cámaras. En sus informes, la ASF suele alertar de que diputados y senadores no brindan información suficiente sobre en qué gastan sus bancadas y por qué, lo que implica que “persiste una limitada rendición de cuentas”.

A través de solicitudes de transparencia, ADNPolítico documentó que en la pasada Legislatura los partidos representados en la Cámara de Diputados recibieron al menos 3,152 millones de pesos.

Publicidad

En la 63 Legislatura de San Lázaro, el grupo parlamentario que contó con más recursos fue el PRI, que tuvo 1,245 millones de pesos en esos tres años, en los que fue la primera fuerza con más de 200 curules. Le siguieron el PAN con 674 millones y el PRD con 464 millones.

Ahora que Morena es mayoría en la Cámara de Diputados, el reparto de dinero cambiará. Lo mismo ocurrirá en el Senado, donde el partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, representa la primera fuerza con 59 de 128 escaños.

Te puede interesar: Las bancadas incumplen con transparentar su gasto en el Congreso: Auditoría

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad