Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: Sin límite de tiempo, las 'luchas' del debut en la Cámara de Diputados

Por la Jucopo, por eliminar el fuero y por mantener a raya las manifestaciones de uno de los suyos, la primera sesión en la Cámara de Diputados se convirtió en un ring de lucha.
Arranque del periodo
El arranque. El periodo ordinario en la Cámara de Diputados arrancó con discusiones entre los legisladores hasta de un mismo partido.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - La campana sonó a las 11:13, avisando que la sesión comenzaba con retraso. Lo que Morena esperaba que fuera el debut de la 'cuarta transformación del país' se transformó en un arena de luchas donde el grupo mayoritario sufrió tres de tres caídas.

El control de la Cámara de Diputados, la eliminación del fuero y la discusión por el informe de gobierno que Enrique Peña Nieto entregó el sábado y presentó el lunes fueron temas que Morena no finiquitó y que sí pusieron a su bancada contra las cuerdas.

Conoce más: Morena se coloca a unos pasos de controlar la Cámara de Diputados

Primera caída: la batalla por la Jucopo

Publicidad

La última pelea fue la más importante y ocurrió fuera del pleno. Era la que libraban en los pasillos Morena y Acción Nacional —primera y segunda fuerza política— por el poder de mover los hilos en la Cámara de Diputados.

Jóvenes colaboradores de Mario Delgado, coordinador de la bancada mayoritaria, se apresuraban a reunir, en listas de asistencia a la "reunión constitutiva del Grupo Parlamentario de Morena", las firmas de los 251 diputados que el partido necesita en su grupo parlamentario para controlar la Junta de Coordinación Política (Jucopo) —y con ella, la Cámara Baja— durante los próximos tres años.

María del Rosario Guzmán, del PAN, encendió el debate al cuestionar que la primera sesión de la 64 Legislatura se realizara sin que existiera una Junta de Coordinación Política y sin articular las Comisiones parlamentarias.

Publicidad

“No quiero participar en esta farsa (...) Una Junta de Coordinación Política que no existe, a unas comisiones que no sabemos quién las preside ni quiénes las integran”, criticó desde su curul.

Y es que la 64 Legislatura debutó con otro retraso: la Ley Orgánica del Congreso General marca que la conformación de los grupos parlamentarios debe publicarse a más tardar el 28 de agosto. Sin bancadas no hay Jucopo y, sin Jucopo, el control de la Cámara sigue en disputa, pues si no hay una bancada que alcance mayoría absoluta, las tres principales fuerzas políticas se rotan la presidencia del órgano rota anualmente.

Los panistas presionaron:

“(Conocer) el número de integrantes de cada grupo parlamentario es fundamental para la creación de los órganos antes del día 28 (de agosto). Por eso sería importante para nosotros saber con cuántas firmas se registró cada partido”, insistió el diputado Jorge Luis Preciado.

Publicidad

Entre respuestas vagas, concluyó la sesión. Horas más tarde se sabría que, gracias a un aparente acuerdo con el PVEM en el Senado, Morena alcanzaría su ansiada mayoría en San Lázaro.

Segunda caída: #NoMásFuero

Morena planeaba debutar con ella. La bancada eligió a Pablo Gómez para presentar la iniciativa estelar de la sesión: quitar el fuero a servidores públicos, incluido el presidente de la República.

Publicidad

Movimiento Ciudadano fue el primero restarle importancia a la propuesta al recordar el Senado tiene pendientes de aprobar varias minutas que plantean lo mismo y solicitar que se dictaminaran aquellas antes de dar trámite a una nueva.

Te puede interesar: Morena se estrena en San Lázaro con esta iniciativa para eliminar el fuero

La iniciativa también recibió fuego amigo, del petista Gerardo Fernández Noroña.

“Considero un error grave retirarle el fuero al presidente de la República. En Brasil la diputada Dilma Rouseff, teniendo fuero, fue destituida con un falso delito de corrupción”, ejemplificó Fernández Noroña y recordó que, gracias a esa figura, López Obrador se mantuvo en la carrera presidencial de 2006.

Publicidad

Gómez no se quedó callado. Primero, refutó los dichos de su compañero de bancada sobre la expresidenta de Brasil y luego, con un tono de voz más elevado, le dijo:

“Ningún poderoso debe tener privilegios por encima de la sociedad, ninguno. Ese es el punto republicano. Lo defenderemos porque tenemos razón histórica. Abajo los fueros, por segunda vez en la historia".

Tercera caída: Morena contra... ¿Morena?

Publicidad

La eliminación del fuero fue solo una de las dos disputas que protagonizaron diputados de Morena.

Al frente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, y desde su curul, Fernández Noroña, pelearon la batalla más comentada.

Comenzó con un cuestionamiento: ¿por qué, si Peña Nieto no se presentó el sábado ante los diputados para hacer frente a sus cuestionamientos, el presidente de la Cámara asistió a su informe el lunes?

Fernández Noroña ignoró las 492 rechiflas y subió a tribuna como en Legislaturas pasadas.

Publicidad

“He tomado la tribuna 600 veces”, presumió, quitándole los micrófonos a Ana Gabriela Guevara, secretaria de la Mesa Directiva, para increpar a Muñoz Ledo.

“Hay diputados que no se han dado cuenta de que ganaron, de que ya son mayoría (...) Hay que tener un poco de tolerancia y hay que controlar la adrenalina”, soltó Muñoz Ledo.

Al fondo, en el pasillo principal de la Cámara su compañero de bancada, Pablo Gómez, ironizaba sobre el tema con un perredista.

“Yo no soy como Noroña que va donde no lo invitan y luego mienta madres porque no lo dejan entrar”.

Publicidad

Así, sin respuestas, ni comisiones, ni Jucopo, Porfirio Muñoz Ledo concluyó la sesión con un anuncio: los martes se destinarán al debate político "sin límite alguno"... o como dicen en las luchas, sin límite de tiempo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad