OPINIÓN: ¡Hijos de la P…GR!

La dependencia irrumpió de pronto en la escena electoral, desahogando un caso que nos ha impresionado a muchos, por la prontitud y su capacidad de respuesta.
En la mira  Ahora la Procuraduría General deberá demostrar con toda la transparencia y metodología la culpabilidad de Ricardo Anaya.  (Foto: AFP/Notimex)

Nota del editor: Caleb Ordóñez Talavera (1984) es abogado, comunicador y especialista en Periodismo digital por la Universidad Complutense de Madrid. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(ADNPolítico) — El jefe de la unidad antilavado de la SEIDO daba la espalda y se retiraba con una sonrisa en su rostro que delataba alguna especie de “triunfo”.

“¡Hijos de puta!”, se escuchaba a uno decir en el grupo de personas que arropaban al candidato del Frente por México, Ricardo Anaya, quien cabizbajo, vive una crisis en su campaña desde hace días. La Semana Santa todavía tarda en llegar y Anaya ya vive un viacrucis, donde los latigazos tienen forma de acusaciones de corrupción, amagos de cambio de candidato y fuego amigo dentro de su partido e incluso de los aliados que conforman su alianza electoral.

Ese día domingo 25 de febrero, aproximadamente a la una de la tarde, en la calmada avenida Reforma, Anaya se hacia acompañar de los “duros”, los hombres fuertes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Diego Fernández de Cevallos, Santiago Creel, Dante Delgado, Mauricio Tabe, Damián Zapeda, entre otros. Afuera de las oficinas de la PGR un grupo de quizá 100 seguidores le gritaban: “¡No estás solo!”.

El video que se repartió entre los medios por parte de la PGR (¿Cuándo se había visto antes?), delataba que Ricardo no quiso declarar, que dejaron en manos de los trabajadores de las oficinas un escrito dirigido al procurador en suplencia, Alberto Elías Beltrán, y furiosos salieron del lugar para recibir a la prensa, las decenas de cámaras de fotos y video que enfocaban el documento que Anaya portaba en sus manos y en el que pide al gobierno federal que si tienen pruebas, procedan en su contra. No sin antes acusar a la misma PGR de trabajar para el PRI y su candidato, Pepe Meade.

Reflectores y luces incandescentes

Anaya es el centro de atención de estas “intercampañas” que toman un color cada vez más rojizo. Igual lo vemos bailando en la boda de su “conocido” Manuel Barreiro, cientos de memes maquilados con su rostro y declarando diariamente ante los medios el mismo discurso de inocencia, negando su participación en el delito de lavado de dinero del que se le acusa.

Lee: En el caso de presunto lavado contra Ricardo Anaya, ¿quién miente?

Para algunos, el candidato se ve cansado y abatido, aunque apoyado por sus compañeros de partido, pareciera que le faltan fuerzas de su mano izquierda, de los perredistas quienes hacen “mutis” en un momento trascendental para un posible “desplome de su candidatura” como lo señaló el Financial Times.

Todo tiene un porqué: Anaya sigue en segundo lugar de las encuestas y eso lo buscarán detener todos, Meade, Margarita, El Bronco, Ríos Piter y AMLO. Ya saborean los puntos porcentuales que el panista pareciera estar perdiendo, el supuesto debacle de una ventaja, que el Frente presumió por semanas, sin embargo, parece estar decantando como agua entre las manos de una criticada alianza electoral que hoy se decide la vida en estas elecciones, que oficialmente ni siquiera comienzan.

OPINIÓN: Las encuestas que sí debemos leer en 2018

PGR, prueba de fuego

La PGR apareció, irrumpió de pronto en la escena política, desahogando un caso que nos ha impresionado a muchos. Ha llamado la atención, no solo por la capacidad de elaborar una cuidadosa carpeta de investigación que tiene fuertemente acusado a un desaparecido Manuel Barreiro, sino también por la prontitud y la capacidad de respuesta.

No hay duda de que la PGR ha sido una “piedrita” en el zapato de la actual administración federal, casos hay de sobra, pero los mas afamados, el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, los distintos escándalos de exgobernadores acusados de mega desvíos de fondos y entre ellos, uno pendiente y al que deben tomar atención y resolver de inmediato para dejar de politizar a la institución: ¿Dónde está César Duarte?, pregunta una y otra vez el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Lee: PGR niega que video de Anaya sea por contexto electoral

Ahora la Procuraduría General deberá demostrar con toda la transparencia y metodología la culpabilidad de Ricardo Anaya, no solo porque esto reclaman los adversarios del más joven de los candidatos ¡Sino porque él mismo lo pide!

La pelota está de su lado.

Semifinal en juego

Andrés Manuel mira desde lejos las peleas de aquellos que siguen en una semifinal “empantanada”. Como cuando en un domingo aburrido, uno ve un juego de futbol entre dos equipos que nos son indiferentes y persiste un monótono cero a cero. López Obrador solo espera al que sobreviva, para la batalla final.

Lee: AMLO pide investigar a Anaya... sin perder de vista a Meade

Ya vendrán las mediciones, pronto sabremos si el golpe mediático de Barreiro-Anaya hizo o no un daño irreversible a la carera presidencial del panista. O de otra forma, como dijera el escritor sueco David Lagercrantz, “Lo que no te mata, te hace más fuerte”

Por lo pronto, Ricardo Anaya sigue contra las cuerdas…

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal de Columnas

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo
Ahora ve
#ElDíaEn5: Los presidenciables, Trump y el 2 de julio
Te Recomendamos
×