Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué México celebró menos el Centenario que el Bicentenario?

Ambas conmemoraciones parecían en un principio emparejadas en importancia histórica, pero las celebraciones fueron distintas. ¿Por qué?
Monumento a la Revolucion
Monumento a la Revolucion Monumento a la Revolucion

Fue una sensación que quedó en el aire: la celebración del Bicentenario de la Independencia de México organizada por gobierno federal el 15 de septiembre opacó los actos para conmemorar el Centenario de la Revolución .

Pero para la historiadora Josefina Macgregor, experta en Historia de la Revolución Mexicana y docente de la UNAM, la disparidad en los festejos no fue un asunto de percepción, sino que tuvo una razón política de fondo.

"Al gobierno federal no le interesaba reivindicar el movimiento de 1910. No es un gobierno que se haya legitimado con el proceso revolucionario, si hubiera estado encabezado por el PRI se habrían hecho festejos espectaculares para esa fecha.

"Desde el principio vimos que la Revolución no estaba realmente en la agenda de los festejos del gobierno federal, era muy claro, se le quiso dar un carácter más general, como la historia de Mexico a lo largo de 200 años", considera.

Publicidad

Incluso en las inversiones para cada festejo la proporción fue desigual. La fiesta del 15 de septiembre costó a México 667 millones de pesos , mientras que el espectáculo "Yo México", que duró 13 funciones en el en el Zócalo de la Ciudad de México, costó menos de la mitad.

En su momento se le preguntó al secretario de Educación Pública Alonso Lujambio el costo del espectáculo para conmemorar la Revolución y, aunque no pudo precisar, reveló que era cercano a los 300 millones de pesos.

Para la historiadora experta en el siglo XIX mexicano Anne Staples, de El Colegio de México, la disparidad podría ser justificada por la importancia de cada evento.

"Me parece lógico que se le diera más importancia al Bicentenario porque, aunque no pueden comparararse, sería como comparar peras con manzanas, el comienzo de una nación es una fecha que vale la pena recordar y porque formula la pregunta de qué clase de nación tenemos ahora. Es el acto fundacional de la nación.

Publicidad

"No sé si hubo una miniminización de la Revolución, pero sin lugar a dudas (la Independencia) es mucho menos conflictiva porque todo el mundo está de acuerdo en que Mexico tenía que independizarse de España, incluso los criollos, no hay controversia aquí", explica.

Por su parte, el tres veces candidato a la presidencia Cuauhtémoc Cárdenas notó un claro desinterés político en el festejo revolucionario.

"A un gobierno como el actual del Partido Acción Nacional, le duele desde la Independencia, le duele la Reforma y le duele la Revolución, desearían que nunca hubieran sucedido... particularmente la Revolución le duele en todo lo que es cambio y avance social, en todo lo que son reivindicaciones nacionalistas", dijo el perredista, hijo de Lázaro Cárdenas, presidente de México de 1934 a 1940.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad