Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El día en que México pensó unirse a la Primera Guerra Mundial

Los alemanes devolverían a México los territorios perdidos si declaraba la guerra a Estados Unidos, pero el telegrama fue interceptado
anécdotas históricas
telegrama zimmermann anécdotas históricas

El 16 de enero de 1917, en la base de inteligencia británica “Cuarto 40” se interceptó un telegrama en plena Primera Guerra Mundial .

Venía de Alemania y estaba dirigido a México. Fuertemente codificado, descifrar sus contenidos tardaría días de arduo y meticuloso estudio.

Finalmente, los criptógrafos Nigel de Grey y William Montgomery lograrían entender el mensaje: el canciller alemán Arthur Zimmermann se dirigía al embajador de su país en México, Heinrich von Eckardt, para que éste a su vez se acercara al presidente mexicano, Venustiano Carranza , y lo convenciera de entrar en guerra con los Estados Unidos. A cambio, Alemania inyectaría fluidez a la economía mexicana y daría los estados de Arizona, Texas y Nuevo México a su dominio.

En el “Cuarto 40” la encrucijada era muy clara: si avisaban al gobierno estadounidense de los planes de Alemania, los teutones sabrían que sus códigos habían sido descifrados y dificultarían las labores de inteligencia; si, en cambio, guardaban silencio, dejarían pasar una oportunidad inigualable para convencer a los Estados Unidos de entrar en el conflicto como aliados.

Publicidad

La información salió de la base de inteligencia y llegó a manos del gobierno mexicano. En el “Cuarto 40” cundía el pánico, pero en la Historia encontramos coincidencias extraordinarias en los momentos más delicados de una crisis: una vez enterado del contenido del telegrama, Venustiano Carranza organizó una comisión especial para formarse una idea del asunto y tomar una decisión.

La idea de adquirir los tres estados prometidos sonaba jugosa, pero los posibles costos en el mediano plazo podrían ser desastrosos. A final de cuentas, en caso de aceptar se hubiera asegurado un futuro conflicto bélico con los Estados Unidos.

Carranza entonces rechazó la oferta. La información del telegrama se había hecho pública. Los británicos, sin embargo, encontraron el apoyo estadounidense por otro camino: los alemanes habían hundido un barco de lujo, el Lusitania, con 23 estadounidenses a bordo. La guerra se había declarado. En el "Cuarto 40", respiraron.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad