Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México ofrece seguridad en fiesta del Bicentenario, pero con cupo limitado

El gobierno federal descarta que haya focos rojos a unas horas de la celebración en el Paseo de la Reforma y el Zócalo de la Ciudad de Méxic
medidas seguridad
alonso lujambio medidas seguridad

El gobierno mexicano descartó este martes que haya focos rojos en la seguridad de los festejos masivos que se realizarán este 15 de septiembre en la Ciudad de México con motivo del Bicentenario del inicio de la Independencia.

“Creemos que estamos listos para una celebración enorme y en paz en donde la convivencia entre mexicanos sea especialmente grata para todos”, dijo el secretario de Educación Alonso Lujambio, encargado de los festejos.

“Nadie nos va a quitar nuestro derecho a celebrar con gozo”, aseguró en rueda de prensa la noche del martes.

El funcionario explicó que en todo el recorrido por el Paseo de la Reforma, donde se desarrollará un desfile de carros alegóricos, tres conciertos masivos y un espectáculo de pirotecnia, habrá más de 100 puntos de acceso con elementos de seguridad que revisarán que no se porten mochilas, objetos punzocortantes u otros que pudieran poner en riesgo la seguridad de la concurrencia.

Publicidad

Por ese motivo enfatizó que el público debe tener certidumbre de que habrá condiciones de absoluta seguridad, pero instó a acatar los señalamientos de Seguridad Pública y Protección Civil del gobierno del Distrito Federal.

“No quiero pensar en escenarios críticos porque creo que los mexicanos estamos sensibles de la responsabilidad que tenemos en una convivencia masiva como la que vamos a tener.

“Más de 100 puntos de entrada suponen la posibilidad de que haya un flujo dinámico de personas. No tenemos ningún conocimiento de que más allá de problemas de movimientos masivos de personas puedan aparecer”, insistió.

Reiteró la invitación a las personas a quienes no se permita pasar por falta de cupo a ver el evento por televisión o por una de las 45 pantallas que se encontrarán a lo largo de todo el Paseo de la Reforma.

Publicidad

La asistencia calculada por el gobierno federal es de un millón de personas en total.

“No todas las personas podrán asistir porque en algún momento la autoridad decidirá que ya no cabemos más personas”, admitió Lujambio.

Aunque la gente podrá llegar libremente, reconoció que en algún punto se restringirá el paso, pues ya no habrá cabida.

En cuanto al Zócalo, la plaza central de la capital donde se encuentra el Palacio Nacional, desde donde el presidente Felipe Calderón dará el Grito de Independencia, Lujambio dijo que se espera la asistencia de 60 mil personas y que su capacidad se verá reducida por el espacio con bardas que se dejó para los escenarios.

Publicidad

Lujambio admitió que en el festejo habrá una zona para invitados especiales, pero aseguró que representarán menos de 1% de la totalidad de los asistentes.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad