Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras seis años en la oposición, el PAN recupera y arrasa en Querétaro

Los panistas no solo se perfilan para ganar el gobierno estatal, sino 11 de los 18 ayuntamientos y la mayoría de las diputaciones

Después de mantenerse seis años en la oposición en Querétaro, el Partido Acción Nacional (PAN) no solo se perfila para recuperar el gobierno estatal, sino para controlar la mayoría de las alcaldías y de las diputaciones locales. 

Para la tarde de este lunes, con 99.96% de las actas computadas, el panista Francisco Domínguez Servién supera por unos 45,000 votos a su rival del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Roberto Loyola Vera, según las cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). 

De mantenerse esto, Domínguez recuperaría para el PAN un estado que fue su bastión durante 12 años (1997-2009).

A lo largo de varios meses, el senador con licencia, cercano al expresidente Felipe Calderón, se encaminó hacia la candidatura de su partido, que, ya en campaña, respaldaron políticos como la exprimera dama Margarita Zavala y los legisladores Ernesto Cordero, Roberto Gil, Javier Lozano y Ricardo Anaya. 

Publicidad

Además, según el mismo PREP, los panistas se perfilan para ganar 11 de los 18 municipios de la entidad, cuando actualmente solo controlan cinco. 

Entre esas alcaldías está la de la capital, Querétaro, donde se prevé el triunfo de Marcos Aguilar Vega por encima del priista Manuel Pozo Cabrera. También se pintarían de azul San Juan del Río, Corregidora, Colón y Arroyo Seco, entre otros. 

De la misma forma, los panistas están en la posibilidad de quedarse con 12 de las 15 diputaciones locales de mayoría relativa que estaban en disputa. Aparte de estos asientos en el Congreso local, otros 10 se repartirán por la vía de la representación proporcional. 

El gobierno de Querétaro era uno de los nueve en la pelea en las elecciones de este domingo. 

Publicidad

Los priistas buscaban mantener la entidad, considerada importante por su papel en el desarrollo industrial, aunque este lunes su dirigente estatal, Mauricio Ortiz Proal, reconoció que no hicieron lo suficiente para conseguirlo. 

"La victoria tiene multiplicidad de paternidades y la derrota suele ser huérfana", dijo a los medios. 

"Reconozco la parte de responsabilidad que yo tengo en esto, no tuve yo el talento, la capacidad de concitar a esas voluntades en torno a un proyecto más eficiente en términos político-electorales. Estaremos poniéndonos a disposición del partido", agregó.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad